Business & Cash

Google, multada en Francia con 50 millones por falta de transparencia

0
Google

Google prepara la cartera. La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) ha impuesto a Google una multa de 50 millones de euros por no cumplir con sus obligaciones respecto al cumplimiento del RGPD, de obligado cumplimiento desde mayo de 2018. En concreto, el organismo regulador critica la “falta de transparencia, información incorrecta y ausencia de consentimiento válido en la publicidad personalizada”.

La CNIL, según informa la agencia EFE, impone esta elevada multa dada la “gravedad de las violaciones observadas en los principios de la protección de datos”. La compañía ha asegurado a la agencia de noticias que están comprometidos para alcanzar los altos estándares de transparencia y control que los usuarios esperan de la empresa. “Estamos muy comprometidos con alcanzar estas expectativas y los requisitos de consentimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

La multa, explican desde The Verge, se debe a que el gigante tecnológico no ha proporcionado la suficiente información a los usuarios sobre sus políticas de consentimiento de datos y no les ha dado el suficiente control sobre la forma en que se utiliza su información. Según dicta la normativa del RGPD, las empresas deben obtener el consentimiento explícito del usuario antes de recopilar su información.

RGPD

Aunque pueda parecer una cantidad muy elevada, esos 50 millones de euros son el chocolate del loro para Google. La empresa ganó 33.740 millones de dólares únicamente en el último trimestre del año. La multa podría ser mayor, ya que las penas por saltarse a la torera esta reglamentación pueden suponer el 4 % de su volumen de negocios anual global.

Esta no es la primera multa que se impone a una compañía por vulnerar el RGPD. En diciembre, un hospital portugués fue multado con 400.000 euros después de que se desvelase que el personal utilizaba cuentas falsas para acceder a los registros de los pacientes.

Recordamos que la RGPD (también conocida como GDPR, por sus siglas en inglés: General Data Protection Regulation) es la nueva normativa que regula la protección de los datos de los ciudadanos que vivan en la Unión Europea. Es la primera norma de este tipo que afecta por igual a todos los países de la UE, imponiendo unas normas de juego unificadas que todos deben cumplir.

analytiks

¿Igualdad de oportunidades? La pobreza y la riqueza, hereditarias en España

Entrada anterior

Aptis, el bus eléctrico que quiere modificar la movilidad en España

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *