Cultura

Beethoven volvió a vibrar con la Jugendorchester

0
Beethoven volvió a vibrar con la Jugendorchester 1

Hacía tiempo que una sinfonía de Ludwig van Beethoven no se escuchaba con tal juvenil brío y sonora musicalidad como ayer en el Auditorio Nacional de Madrid, en este caso, nada menos que la Heroica, a cargo de la Gustav Mahler Jugendorchester, que hace 30 años creara Claudio Abbado.

Vibrante interpretación de una de las mejores orquestas jóvenes del mundo, desde la primera nota hasta un glorioso final que puso en pie a unos espectadores emocionados que no acusaban lo intempestivo de la hora ni que durante la primera parte del concierto tuvieran que seguir, con cierto estupor, entre incrédulos y sorprendidos, la obra de Ligeti, Lontano.

Entre el sopor del comienzo y el final memorable, el concierto para violín de Bartók con el solista Frank Peter Zimmermann, llevado en armonía ejemplar por David Afkham, nombrado titular de la Orquesta Nacional de España, un director alemán que nació en una familia de origen persa y que conduce cada acorde con tal intensidad y simbiosis de oriente y occidente, que los jóvenes musicos le siguen con pasión y fe ciega.

Las manos de este joven director permiten ver las notas en el aire y vibrar con una sinfonía inicialmente dedicada por Beethoven a Bonaparte, que al proclamarse emperador causó sorpresa y disgusto al genial compositor, cuya frustración, por el desengaño, le llevó a romper el lápiz sobre la partitura y afirmar: “Ahora solo… va a obedecer a su ambición, elevarse más alto que los demás, convertirse en un tirano”.

La Heroica se compuso para festejar el recuerdo de un gran hombre, en realidad un ideal, un héroe, tal vez la síntesis del heroísmo. El ideal sigue vivo, vuelve cada día, ocurrió en el Auditorio, porque nos queda la música, sobre todo si nos hace palpitar de júbilo al sentir su aliento para seguir intentando la utopía, no solo una ilusión, sobre todo, una necesidad.

Podemos opta por provocar nuevas elecciones

Entrada anterior

Transposición de las directivas europeas de contratación pública

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Cultura