Cultura

El crimen de Teresita Conesa y el honor de su hermana María

0
María Conesa Teresita

A pesar de que los diminutivos acompañaban a sus propietarias hasta el borde mismo de sus tumbas (aunque algunas fallecieran nonagenarias), en este caso la cupletista y bailarina Teresita Conesa no pudo, ni tuvo tiempo, para eliminar el suyo ya que, a los 16 años, dejó este mundo de forma violenta y no deseada. En 1904 actuaba en el Edén Concert de Barcelona, junto a otras dos artistas, su hermana, María; y otra, conocida por su nombre artístico de La Zarina. Esta última, mujer ya madura, sufría una doble ración de celos y de cuernos: artísticos, porque el público vitoreaba cada noche a su rival, la bonita Teresita; y amatorios, ya que al parecer su hombre prefería el tierno tallo de la pequeña de las Conesa al ajado físico de ella.

Presa de la ira y de la envidia, sin pensárselo dos veces, La Zarina empujó a utilizar el arma letal a un hermano suyo, un poco retrasado, que siempre la acompañaba. Tardó segundos en atravesar de una puñalada el corazón de la cupletista, muriendo esta en el acto. Como testigo horroriza­do del crimen, María Conesa, hermana y pareja artís­tica de la víctima, no pudo resistir el dolor de aquella tragedia y se marchó a México, país en el que triunfaría plenamente hasta el punto de ser adoptada como mexicana.

María Conesa nunca regresó

Nunca regresó, aunque tampoco olvidó sus raíces. Lo demostraría con motivo de la guerra civil, haciendo campaña en favor de la República desde su país de adopción, justamente el más fiel aliado de ésta. Lo demostró apadrinando el estreno en la capital federal mexicana del largometraje Refugiados en Madrid, una “ficción” basada en nuestra realidad bélica (presentida más que vista desde la lejanía) sobre unos acogidos en una embajada.

Curiosamente, entre el gran número de figuras del reparto que aparecían en la película (con mayoría de actores mexicanos) destacaría la protagonista, la hermana mayor de aquella malograda Teresita. Sin embargo, en las circunstancias dramáticas de la guerra civil, y desde el otro lado del mundo, María Conesa no olvidaba su condición de española, y se había prestado a intervenir en este rodaje del citado título del cine mexicano.

José María López Ruiz
José María López Ruiz es escritor, periodista, investigador y publicista. Sus trabajos han aparecido, entre otras cabeceras, en Historia y Vida, Guía del Ocio, La Información de Madrid, Dígame, Historia 16 e Interviú, y en Andalucía, en El abanto, Diario de Andalucía, El Correo de Málaga y Málaga Variaciones, entre otras.

    Fusión fría entre PP y Ciudadanos y la ‘domesticación’ de VOX: ¿la estrategia final de la derecha?

    Entrada anterior

    ¿Nuevas elecciones? Debe gobernar la izquierda con los nacionalistas

    Siguiente entrada

    También te puede interesar

    Comentarios

    Dejar un comentario:

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Más en Cultura