CulturaArte

La gran coalición: los apoyos de los sublevados contra la Segunda República española

0
franco mola segunda republica

Portada del libro Las conspiraciones del 36El historiador Roberto Muñoz Bolaños publicó en 2019 un libro dedicado a las conspiraciones causantes de la Guerra Civil que logró acabar con la Segunda República española: Las conspiraciones del 36. Militares y civiles contra el Frente Popular.

El libro de Muñoz Bolaños analiza las diferentes conspiraciones contra el poder republicano para demostrar la existencia de una vinculación entre todas ellas.

La etapa definitiva de esta serie de intentonas y tramas antirrepublicanas tuvo lugar tras la victoria electoral del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, desde finales de mayo hasta el fatídico mes de julio de aquel año.

“Fue en este periodo de tiempo -explica Muñoz Bolaños- cuando se gestó la trama conspirativa del general Emilio Mola, cuya característica fundamental fue la articulación de un frente cívico-militar en torno a un programa político, y no sobre una ideología concreta. Esta característica, que no existió en ninguna de las operaciones anteriores, junto al deterioro de la situación de España en estos meses, le permitió sumar los apoyos necesarios para desencadenar la rebelión que comenzó el 17 de julio de 1936”.

Un frente cívico-militar en torno a un programa político: ahí está la clave de lo que yo siempre trato de explicar diciendo que no fueron unos extraterrestres los que se abalanzaron sobre el gloriosamente digno pueblo español maltratado. Leamos al autor de Las conspiraciones del 36:

“Mola y el resto de los generales que formaban la plana mayor de la conspiración [contra la legalidad republicana española], con su programa político y su proyecto de Gobierno de coalición, fueron capaces de atraer a sus planes a los líderes de las organizaciones políticas más importantes que habían integrado las candidaturas contrarrevolucionarias en las elecciones del 16 de febrero de 1936, obteniendo 4.402.811 sufragios (46%). E igualmente lo hicieron con los de Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, que tuvo 10.398 votos (0,1%). Tras desencadenarse la sublevación y la [consiguiente] represión contra los elementos de la derecha en la zona bajo control del Gobierno, la mayoría de esos votantes terminarían apoyándoles, así como los 124.153 (1,3%) que habían optado por las candidaturas monárquicas y agrarias disidentes, y buena parte de los 138.235 (1,4%) que lo hicieron por las candidaturas de la derecha republicana. Igualmente se uniría a los rebeldes un porcentaje de los 141.495 votantes del Partido Nacionalista Vasco (1,5%), particularmente de Navarra y Álava, y de los 342.276 (3,4%) del Partido de Centro, de Manuel Portela Valladares. Estos apoyos, que suponían un porcentaje cercano a la mitad de la población española, expresaban el éxito de El Director al plantear su conspiración como un proyecto mixto cívico-militar, y serían claves para el triunfo de los sublevados en la Guerra Civil.”

Te lo recomiendo, lee este libro:

Roberto Muñoz Bolaños: Las conspiraciones del 36. Militares y civiles contra el Frente Popular. Espasa, 2019


Lea más artículos del autor

José Luis Ibáñez Salas
José Luis Ibáñez Salas es historiador, editor y escritor. Autor de 'El franquismo', 'La transición'. '¿Qué eres España?' y 'La Historia: el relato del pasado', edita material didáctico en Santillana Educación y sus textos aparecen también en publicaciones digitales como 'Nueva Tribuna', 'Periodistas en Español', 'Narrativa Breve' o 'Moon Magazine'. Su blog se llama Insurrección (joseluisibanezsalas.blogspot.com) y dirige la revista digital Anatomía de la Historia (anatomiadelahistoria.com).

Una diputada de Vox tacha al partido de islamófobo, maquiavélico y dictatorial

Entrada anterior

ERC decide: independencia tranquila o un nuevo choque contra el Estado

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Cultura