+ Arte

Juego de Tronos: la censura china convierte la serie en un documental medieval

0
Juego de Tronos

Los ciudadanos chinos seguidores de Juego de Tronos se han encontrando con una versión libre de sexo, violencia y escenas duras. Una vez libre de todo lo que el gobierno chino considera inapropiado, lo que les llega a los telespectadores es un gran documental del medievo.

[Avisamos de que este texto contiene posibles spoilers]

El socio chino de HBO, Tencent, la empresa que tiene los derechos para distribuir Juego de Tronos en el país, se ha visto obligada, para respetar las leyes locales, a cortar casi seis minutos del primer capítulo de la octava temporada de la serie, ‘Winterfell’.

El medio The Verge asegura que una escena crucial ha sido cortada en concreto: cuando el cuerpo de Ned Umber es encontrado clavado en la pared. Los espectadores que han visto la versión censurada del último capítulo de Juego de Tronos se han mostrado enfadados y disgustados. Algunos usuarios de la red social Weibo (similar a Twitter) han llegado a pedir a Tencent que les devuelva el dinero.

Poco tiempo después, la red social se llenó de enlaces a la versión del capítulo pirata de Juego de Tronos. Según una empresa de análisis citada por The Verge, el estreno de la temporada ha sido pirateado más de 55 millones de veces.

Juego de Tronos, censurado en China desde siempre

Juego de Tronos ha sido censurado en China desde sus inicios. En 2014, un usuario de Internet aseguraba que en las tres primeras temporadas habían desaparecido cerca de un cuarto de las escenas de lucha. Lo mismo ocurría con los desnudos. Otro espectador aseguró que faltaban unos 20 minutos del capítulo piloto, de modo que el resto del episodio no tenía mucho sentido. Sin las decapitaciones, envenenamientos y asesinatos, la serie pierde grandes momentos clave, como ya sabe cualquier fan.

La temporada 8 de Juego de Tronos es la última. Hay muchas batallas y desenlaces que aún no están nada claros. El aumento de la violencia y, por tanto, de la censura terminarán por mostrar a los chinos una serie descafeinada y gris.

Juego de Tronos: la censura china convierte la serie en un documental medieval 1

 

España necesita una televisión internacional que hable inglés

Entrada anterior

Casado y Rivera, por un antinacionalismo agresivo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en + Arte