CulturaEn Portada

Revolución, no: más guerra con Pérez-Reverte

0
Arturo Pérez-Reverte

Más de tres decenas de novelas lleva escritas el español Arturo Pérez-Reverte, la más reciente se titula Revolución y ha aparecido en el otoño de 2022.

Revolución, lo digo ya, no es de mis favoritas, pero eso no es decir gran cosa porque, de entre la novelística del creador de Alatriste, la mayoría de sus libros me han parecido memorables, algunos excelentes.

“Ésta es la historia de un hombre, una revolución y un tesoro. La revolución fue la de México, en tiempos de Emiliano Zapata y Francisco Villa. El tesoro fueron quince mil monedas de oro de a veinte pesos de las denominadas maximilianos, robadas en un banco de Ciudad Juárez el 8 de mayo de 1911. El hombre se llamaba Martín Garret Ortiz, y todo empezó para él la mañana de ese mismo día, cuando oyó un disparo lejano”.

 Revolución, sí, se desarrolla durante la Revolución Mexicana: Pancho Villa (“lo que busco es hacer justicia a los pobres y darles padentro a los ricos”) es un personaje esencial y otro relativamente importante es el mismísimo primer jefe revolucionario, Francisco Madero. Y en ella asistimos al ámbito más querido por el autor de La tabla de Flandes, la guerra. ¿Qué si no? Revolución está poblada por esos personajes que vienen “cansados, violentos, oliendo a sudor y tierra”, seres humanos “de una pieza, con luces y sombras, resueltos a matar y morir con sencillez”, y su protagonista se queda prendado de ella, de la guerra:

 “Sumirse en la guerra, pensó fascinado, era deambular por el entramado de una extraña geometría donde la sangre, la carne herida, el ser humano eran sólo factores secundarios”.

 Qué gran cosa la guerra, ¿verdad escritor Pérez-Reverte? Diríase que no hay nada mejor en el mundo. Si no que se lo digan al tal Garret; para quien la guerra es una “aventura pintoresca y asombrosa”, una “intensa escuela de lucidez”, con su violencia, su sangre, su caos (y sus “hombres rudos, sencillos y peligrosos como la vida”, con quienes tan a gusto se encuentra), y la revolución algo en lo que no cree, pues más bien en quienes cree es en quienes la hacen (y en sus “siglos de trabajar como bestias”), “hombres y mujeres a los que admiraba”, humanos que “mataban y morían con la sencillez de quien intuye las leyes naturales del destino”.

Pérez-Reverte, algo muy habitual en él, personifica el carácter de un país en sus habitantes, en todos sus habitantes, y no se harta de repetir que México es un país singular, “un lugar violento y raro”, una “tierra criminal y disparatada”, y los mexicanos gente que más que despreciar la muerte lo que hacen es burlarse de ella.

La guerra, pues: algo “útil para quien aprendía a mirar en ella”, algo que ayuda “a observar con ecuanimidad la perversa geometría cósmica”, a aprender sobre los “azares sujetos a reglas implacables bajo la bóveda fría de un cielo sin dioses”.

Es más que posible que seas un lector refractario al ámbito literario del autor de El Club Dumas, pero si eres uno de esos lectores que no le hacen ascos a su escritura o a su propio personaje malcarado y peleón, quizás acabe por ser de tu gusto Revolución, al fin y a la postre, “más vale un por si acaso que un quién lo hubiera dicho” (como dice uno de sus personajes).

José Luis Ibáñez Salas
José Luis Ibáñez Salas es historiador, editor y escritor. Autor de 'El franquismo', 'La Transición', '¿Qué eres, España?', 'La Historia: el relato del pasado' y 'La música (pop) y nosotros', edita material didáctico en Santillana Educación y sus textos aparecen también en publicaciones digitales como 'Nueva Tribuna', 'Periodistas en Español', 'Aquí Madrid', 'Narrativa Breve' o 'Moon Magazine'. Su blog se llama Insurrección (joseluisibanezsalas.blogspot.com).

El debate contra la inflación

Entrada anterior

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Cultura