DebateInformación económica

Ana Pastor: “La Obra Pública es el quinto pilar del Estado de Bienestar“

0
Ana Pastor: “La Obra Pública es el quinto pilar del Estado de Bienestar“ 1

La segunda jornada del Foro Global de Ingeniería y Obra Pública organizado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP) y la Fundación Caminos contó con la participación de la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, que se refirió a la Obra Pública como “el quinto pilar del Estado del Bienestar”. Fue el director del Política Estratégica del Grupo ACS y uno de los facilitadores de la jornada, Miguel Aguiló, el encargado dar paso a su intervención, mientras que la presentación de la recientemente elegida presidenta del Congreso de los Diputados corrió a cargo del periodista y director del Canal 24 Horas de Televisión Española, Sergio Martín –quien trasladó a la política la prioridad de recuperar la inversión pública en el sector, una necesidad que había manifestado la mayoría de los diferentes ponentes que participaron en la jornada previa–, después de que el presidente del CICCP, Juan Santamera, diera la bienvenida a Pastor, con la que recorrió los paneles de la exposición organizada con motivo del Foro en el exterior del Palacio de la Magdalena de Santander.

La entonces titular de Fomento defendió la profesión, abogó por el mantenimiento del prestigio de la ingeniería civil y aludió a la obligatoriedad de “hacer pedagogía” con la Obra Pública. Condenó “el tinte negativo que existe hacia una parte de la obra civil, que se asimila a derroche y a sospecha” y se refirió a “la urgencia por conocer cuándo se acaban los trabajos” por buena parte de la opinión pública, a pesar de que el sector “es uno de los que más contribuyen a la riqueza del país. Es el quinto pilar del Estado del Bienestar”, subrayó. Lamentó que en las informaciones que se elaboran sobre el particular se otorgue más importancia a lo negativo, algo que ejemplificó con el proyecto del tren de alta velocidad La Meca-Medina, de enorme complejidad y que está ya ejecutado en más del 70 %, pese a lo cual los ciudadanos “solo parecen conocer sus problemas”.

Defendió una Obra Pública “hecha con cabeza” y señaló que son la movilidad y la intermodalidad las cuestiones que ocupan, de manera prioritaria, a los ministros de su ramo en la Unión Europea en estos momentos. “Las empresas españolas pisan fuerte en el exterior, destacan fuera en buena medida gracias a su know how después de 40 años trabajando en nuestro país. Hemos superado la crisis entre todos y no hay que olvidar que la Administración General del Estado ha realizado más del 80 % de la inversión pública en este ámbito en España, lejos de lo que han financiado Comunidades Autónomas y ayuntamientos”, apuntó.

Ana Pastor

“Todos los gobiernos que han presidido España en democracia han decidido apostar de manera firme por la Obra Pública, algo que se reconoce fuera pero que no hacemos nosotros mismos. The Economist ponía de relieve hace poco tanto la importancia de las empresas españolas en el extranjero, en especial de este sector, como su peso en las concesiones de todo el mundo. Y lo mismo ocurre por parte de organismos internacionales”. Pastor destacó que en el primer semestre de 2016 las licitaciones internacionales superaron los 21.000 millones de euros, de los cuales 7.500 correspondieron a concesiones y 14.400 a obra tradicional y recordó que nueve empresas de nuestro país gestionan el 37 % de las principales concesiones de transportes del mundo y que cuatro de las 10 compañías más importantes en términos globales en gestión de infraestructuras de transporte por número de concesiones de carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y puertos, son españolas.

Subrayó también que somos el primer país de la Unión Europea y el cuarto del mundo con mejor red ferroviaria, según el último ranking del Foro Económico Mundial. En aeropuertos, figuramos en tercera posición; en puertos ocupamos el cuarto puesto y en carreteras nos encontramos en la quinta posición. Además, la ministra de Fomento valoró que Davos haya designado a España como el país con el sector turístico más competitivo gracias a su Obra Pública. Se trata de una labor, reseñó, continuada en el tiempo. “Quiero reconocer el trabajo que hacen los ingenieros civiles en las administraciones, con retribuciones que son una tercera parte de las del sector privado”, alegó. “España no sería lo que es en aspectos como el turismo sin las infraestructuras que tiene. Nuestros puertos y aeropuertos están sirviendo de referencia a muchos proyectos fuera de nuestras fronteras”, continuó. “Me gusta decir que la Obra Pública española tiene un copyright que se tendría que reconocer, como de hecho se está haciendo”.

La política quiso también detenerse en las pymes, claves en la economía del país y también en la Obra Pública, que han experimentado para bien “el efecto arrastre” de las grandes empresas y de su enorme vocación internacional. “El vuestro es uno de los segmentos más abiertos al exterior y le animo a seguir perseverando en ello”, declaró. “El sector ha creado más de 120.000 empleos en el último año y el del transporte lo hace permanentemente. Los aeropuertos de Madrid y Barcelona generan en torno al 11 % del PIB de las ciudades donde se ubican”, comentó. Y no olvidó el cada vez mayor valor añadido de la exportación de productos y artículos elaborados. “Estamos en una senda muy importante de recuperación”, reflejo de que nuestra economía “va bien” y seguirá impulsando el mercado de trabajo.

PUERTO

Ana Pastor pasó a continuación a analizar la situación en España. “Dicen que gestionamos bien pero nos explicamos muy mal”, manifestó. “Hay que gobernar con responsabilidad. En los años de la crisis, tres de cada cuatro euros del Estado los ha gestionado Fomento, que ha movilizado más de 90.000 millones de euros en los últimos cuatro ejercicios. Cuando llegué al Gobierno, mi primer objetivo fue planificar y realizar un diagnóstico. Teníamos una enorme deuda y decidimos intentar cerrar en materia de carreteras los principales ejes vertebradores del país con la finalización de Despeñaperros, el tramo entre Almería y Granada; la conclusión de la Ruta de la Plata, con 60 kilómetros en Zamora y la ejecución del eje del Cantábrico, con ocho tramos por construir, los más complejos. Asimismo, fue muy importante la mejora de la conexión entre los puertos y su acceso. En materia de ferrocarril, se licitaron obras en el último año por valor de más de 1.000 millones de euros. Y se decidió poner el acento también en la mejora de la movilidad, en particular a través del perfeccionamiento de los accesos a las ciudades”.

Mencionó la entonces responsable de Fomento las principales intervenciones en la alta velocidad ferroviaria, así como en las líneas de cercanías y en general en la red de trenes y aseguró que las obras faraónicas “se han terminado”. Los ferrocarriles de alta velocidad desplazan al año más de 30 millones de personas en España, lo que supone un crecimiento por encima del 30 % en volumen del pasajeros. Con respecto a los aeropuertos, que mueven al año aquí más de 200 millones de personas, “se ha incidido en la mejora de su gestión, que ha incluido la salida a Bolsa de un 40 % de AENA, lo que ha reducido su deuda y ha permitido entregar dividendos con un resultado de 300 millones de euros para el Estado. Se ha cambiado la política comercial y, gracias a ella, hoy las tiendas de los aeropuertos, que salen concurso, son uno de sus principales ingresos”, manifestó. Cuando entró en el ministerio, el ratio de los aeropuertos españoles en financiación por este concepto respecto a los europeos era más de 10 veces inferior, algo que ha mejorado “de forma sustancial”.

A continuación, llegó el turno de los puertos, con un superávit de más de 1.000 millones de euros. “Contábamos con muy buenas instalaciones hacia el mar pero había que mejorar su conectividad. Por eso, se creó el fondo de accesibilidad aeroportuaria”, que permite prestar recursos para abordar las obras necesarias. Además, las concesiones de los puertos han pasado de 35 años de media a 50, lo cual, indicó, ha potenciado las inversiones, pues los concesionarios ponían como condición previa contar con más tiempo para que fueran rentables. Y la congelación en primer lugar y la bajada este año de las tasas aeroportuarias ha generado, también, más riqueza, abundó.

TREN

La responsable no quiso terminar sin enumerar algunos de los proyectos internacionales más destacados en los que están presentes las empresas españolas, entre los que destacó el Canal de Panamá, el AVE La Meca-Medina, el Proyecto Marmaray o los metros de Riad, Lima, Panamá y Dubai. La tarea por abordar en el futuro, no obstante, es ingente, advirtió. Y es preciso “acabar con la asimetría” y apostar por la intermodalidad. No olvidó sus responsabilidades en materia de Vivienda, con la transferencia de recursos a las regiones que han incidido en la cofinanciación del alquiler y la rehabilitación de edificios. Un trabajo, el llevado a cabo por Pastor durante la pasada legislatura, que puede servir “al que venga”, lanzó, dejando muy en el aire su continuidad en un próximo Gobierno de Mariano Rajoy, al menos como ministra del ramo, algo que se ha confirmado en los pasados días con su elección como nueva presidenta del Congreso de los Diputados.

Antes de la intervención de Pastor, el encargado de dar pistoletazo de salida a la primera jornada del Foro fue el vicepresidente del CICCP, José Polimón, que aludió a la necesidad de innovar en la Obra Pública española para poder exportar ese buen saber hacer al mundo. Es imprescindible, por ello, señaló, “seguir progresando en el apartado tecnológico”. El responsable se refirió también a necesaria mejora en la formación de los ingenieros. En este sentido, el CICCP inaugura el próximo curso en la UIMP el Máster Internacional de Empresa y Políticas Públicas.

Le sucedió en el turno de palabra el presidente de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (AICCP), Vicent Esteban, que agradeció “la sustancial oportunidad de debate” que ofrece el Foro. Se refirió al presente de la AICCP y a sus retos de futuro, así como a “la debida coordinación” que se lleva a cabo con el Colegio, institución con la que, reconoció, comparten objetivos. No en vano, ambas organizaciones profesionales representan al mismo colectivo. “Somos una unidad”, aseveró antes de reiterar la obligación de trabajar de manera conjunta.

El decano de la demarcación de Cantabria del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Enrique Conde, lamentó por su parte la escasez de los recursos que se dedican a la ingeniería y a la Obra Pública. “Nos hemos mirado al ombligo demasiado y ahora hemos de adaptarnos a los nuevos cambios, aunque eso suponga hacer un esfuerzo ímprobo”, manifestó. “La financiación de contratos, los modelos de licitaciones públicas, la reforma laboral… no han dado los resultados esperados. En cambio, sí nuestro trabajo. Somos buenos profesionales”, aseveró antes de pedir un mayor esfuerzo en comunicación y una puesta al día del sector orientada a los nuevos tiempos.

Julián Núñez: “Coyuntura inmejorable para invertir en Obra Pública”

Entrada anterior

LA LEGUA GARNACHA 2014

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Debate