Debate

Arranca la guerra de las encuestas

0
Arranca la guerra de las encuestas 1

Se aproxima el 2 de mayo, la fecha límite en que el Rey deberá disolver el parlamento, con el refrendo del presidente de las Cortes, y convocar nuevas elecciones si con anterioridad no se ha formado gobierno. El nerviosismo empieza a palparse y cuando esta semana se anuncian las conversaciones definitivas a tres entre el PSOE-Podemos y Ciudadanos, empiezan las maniobras para impulsar/frustrar/ las operaciones en curso… según lo intereses de cada cual.

Las encuestas sociológicas de opinión, que en este país responden a los estándares de calidad europeos, no son sin embargo ajenas a estas tensiones. Sabedores los partidos de que los sondeos pueden movilizar y desmovilizar a las clientelas, presionan cuanto pueden. Y lo cierto es que las disparidades entre una previsiones y otras acrecientan las sospechas de manipulación…

En realidad, es descartable que haya tergiversaciones conscientes, pero no lo es en absoluto que cada cual arrime el agua a su molino y que se entable una verdadera de guerra de pronósticos e interpretaciones que forman ya parte del paisaje preelectoral.

Así, ayer domingo, “El País” publicaba una encuesta de Metroscopia que era presentada en estos términos por el periódico: “El PSOE cae en votos tanto como el PP y Podemos se hunde. El 94% de los españoles considera mala la situación política y un 64% quiere un acuerdo ya”, según el sondeo de Metroscopia para EL PAÍS, que anticipa un escenario idéntico de pactos obligados, en una situación que reproduciría la actual.

Por el contrario, hoy publica “El Mundo” otra encuesta que es presentada así por el periódico: “Podemos se hunde y Ciudadanos abre la vía al Gobierno de centro derecha con el PP”

El escenario sería el siguiente: “PP y Ciudadanos podrían unidos conformar un Ejecutivo sustentado por hasta 180 escaños. Los populares obtendrían un 30,2% de los sufragios (1,5% más que el 20-D) y 128 escaños, en tanto que la formación de Albert Rivera cosecharía el 16,2% de los votos (2,3 puntos más que en diciembre) y saltaría hasta los 52 diputados. La peor parte de una nueva llamada a las urnas sería para Podemos. El partido de Pablo Iglesias parece pagar cara su actitud intransigente en estos tres meses tanto en lo que se refiere a su relación con otras fuerzas políticas como respecto a los problemas internos de su partido. La formación morada sufriría un duro varapalo: perdería cuatro puntos de intención de voto y obtendría 49 escaños, 20 menos que en las elecciones de diciembre. El PSOE, por su parte, seguiría anclado en el resultado del 20-D, el peor de su historia. Volvería a anotarse un 22% de lo sufragios y 90 diputados”.

En otras palabras, según Metroscopia, las elecciones no resolverían el problema actual de ingobernabilidad y obligarían a pactos semejantes a los que ahora se precisan. Según Sigma Dos, si los pactos fracasan acabará gobernando el PP con apoyo de Ciudadanos.

Es evidente que la credibilidad que logren o el escepticismo que susciten estas encuestas a ojos de los partidos serán decisivos para que haya o no acuerdo de gobierno.

Iberia 350
Antonio Papell
Director de Analytiks

Bentley entrega los primeros SUV de superlujo Bentayga

Entrada anterior

Opel lidera el mercado de turismos y cierra su mejor trimestre de ventas en España

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Debate