DebateEn Portada

No aprenden: el nuevo Ciudadanos, dispuesto a dejar la gobernabilidad en manos de ERC

0
Inés Arrimadas Ciudadanos

El cuaderno de bitácora de Ciudadanos está plagado de tachones, borrones, instantes de euforia y momentos de honda decepción. La página más negra se escribió al borde del llanto el día después de las elecciones. Ya no había remontada a la que agarrarse ni estudio demoscópico ante el que fruncir el ceño: los electores tomaron nota de los errores del pasado y situaron a los naranjas en la irrelevancia parlamentaria. Con diez escaños y siendo la quinta fuerza del hemiciclo, por detrás de ERC y Vox, Ciudadanos parece no haber aprendido nada, pues siguen negándose a dar el ‘sí’ a Pedro Sánchez.

Ciudadanos no dará su apoyo a un Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. Su negativa obligará a Pedro Sánchez, el único candidato con opciones reales de formar gobierno, a buscar los votos de ERC. La formación naranja olvida dos cosas: por un lado, que nació para impedir que los partidos hegemónicos tuviesen que recurrir a formaciones nacionalistas para configurar mayorías; por otro, que comandar la derecha ya es tarea imposible y que el sorpasso fallido los ha llevado a la actual situación. De nada sirve ser un sucedáneo del PP ni imitar el discurso agresivo de Vox. Por lo general, los votantes suelen dejar de lado a los sucedáneos.

‘No’ sigue siendo ‘no’, dicen desde la formación naranja

El secretario general de C’s, José Manuel Villegas, al frente del partido momentáneamente, ha vuelto a ratificar el ‘no’ a Sánchez: “Pueden repetirlo las veces que quieran. Si no quieren quitarse la venda de los ojos, perfecto. Pero es Sánchez quien ha elegido y quien elige a ERC”. Ciudadanos solo destensaría su postura en caso de que el PSOE rompiese con Unidas Podemos.

Recordemos que, por ahora, Pedro Sánchez cuenta con los 158 apoyos del bloque progresistas (PSOE + UP + MP). El ‘sí’ de los 10 diputados de C’s sumado a los 6 del PNV y a los 2 del PRC y de Teruel Exite investiría a Sánchez en primera votación y no haría necesarios los votos a favor de los de Junqueras.

Desde el PSOE recuerdan a la formación naranja que una de las principales promesas durante la campaña electoral fue que esta vez sí facilitarían la gobernabilidad. Además, con su ‘sí’ a Sánchez podrían entrar a negociar algunos pactos de Estado y tener garantías de que todo el diálogo con Cataluña se realizará dentro del marco constitucional y estatutario, tal y como pide Ciudadanos.

Ciudadanos: de la moción de censura al 10N

En poco más de año y medio, Ciudadanos ha pasado de liderar encuestas a ser un partido con una ideología difusa –pues en poco tiempo han pasado de la socialdemocracia al liberalismo… y a firmar acuerdos con la ultraderecha– y sin líder, un Albert Rivera que, tras 13 años al frente de la formación, se ha visto obligado a marcharse debido a los malos resultados.

En abril de 2018, la encuesta del CIS colocaba a los naranjas por delante del PSOE y a menos de dos puntos del PP de Mariano Rajoy. “Me veo capaz de formar Gobierno con gente del PP y del PSOE”, dijo. Pero llegó la moción de censura que lo cambió todo. Pedro Sánchez llegó al Gobierno y Rivera se quedó en la derecha. Hasta quemarse.

En las elecciones andaluzas, celebradas en diciembre, el PSOE de Susana Díaz perdió la Junta y Vox se estrenaba en un parlamento. Ciudadanos pasó de nueve escaños a 21 y aceptó que Vox facilitase el nuevo Gobierno andaluz, presidido por el PP. Más tarde se produjeron una serie de acontecimientos que enterrarían definitivamente a los naranjas: la famosa foto de Colón, nuevos acuerdos de Gobierno –en Madrid, Murcia, etc.– que sirvieron para sostener al PP en el poder y la negativa a negociar con Sánchez. Finalmente, el 10N ajustaron cuentas los electores.

¿Y ahora qué? Arrimadas se postula como futura líder

Inés Arrimadas, actual portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, es la que más papeletas tiene para convertirse en la próxima líder del partido. “Tengo un apoyo absolutamente mayoritario dentro del partido. Hay que respetar los plazos, pero estoy aquí, fuerte y valiente, a la altura de las circunstancias”, dijo en Antena 3.

Arrimadas también quiso señalar que el partido celebrará unas primarias –“esto no se trata como cuando Aznar eligió a Rajoy”– y que preparará un nuevo proyecto donde hará cambios “en el partido” para “mejorar cosas”.

Pero todo sigue igual, al menos hasta marzo. El bastón de mando, como hemos dicho más arriba, lo ostenta temporalmente José Manuel Villegas. El núcleo duro de Ciudadanos no se ha disuelto y no habrá una fuga masiva, por lo que las posiciones seguirán siendo un calco de las adoptadas durante la era Rivera. Si nada cambia, no es descartable la idea de que C’s termine desapareciendo.

Iberia Alexa

Llega el Black ‘Fraude’: las estafas podrían dispararse un 36 % durante el Black Friday

Entrada anterior

La UE exige rigor a España

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Debate