A debate

El multipartidismo en España. Vox y el voto oculto

0
Vox y el voto oculto
Santiago Abascal, presidente de Vox

El 28-A se destapa el tarro del pentapartidismo. Se cierra definitivamente un ciclo de mayorías consolidadas y se abre otro de incertidumbre y complejidad. Nuestras instituciones no están adaptadas para un contexto multipartidista: desde el año 2014, la producción legislativa ha ido menguando poco a poco. Ello, como nos comentó el politólogo Pablo Simón, «viene dado porque no tenemos un hardware institucional preparado para trabajar con mayorías de gobierno más precarias».

El ecosistema multipartidista lo conocen bien en Holanda, donde hay una gran multitud de partidos que, en campaña, lanzan sus propuestas y posteriormente forman Gobierno según sus afinidades. En España, en cambio –lo hemos visto en los debates de esta semana–, la prioridad de los candidatos ha sido la de establecer bloques ideológicos, no programáticos.

José Fernández-Albertos, doctor en ciencias políticas por la Universidad de Harvard e investigador permanente en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos del CSIC, sostuvo en una charla celebrada en la librería Tipos Infames (Madrid) que la ‘holandización’ de la política española es posible, pero es un proceso que necesita fermentar y reposar. «Esto requiere su tiempo. Han pasado cuatro años y queremos que todo funcione. A lo mejor necesitamos una década porque este cambio requiere un aprendizaje previo».

Vox, la gran incógnita del multipartidismo

La gran batalla de estas elecciones se da en la derecha. Como ya ha escrito Antonio Papell en estas páginas, lo que está en juego, además de la formación de un Gobierno de uno u otro color (léase en plural), es «el liderazgo del hemisferio de estribor». La irrupción de Vox ha modificado las estrategias de PP y Ciudadanos, del mismo modo que desvirtuará próximamente la convivencia parlamentaria, tengan o no poder. Fernández-Albertos sostiene que su presencia en ningún caso será irrelevante, ya que «tienen que diferenciarse de lo que haga el Gobierno e introducir en la agenda temas que polaricen, hagan tóxico el debate, etc.». Pero añade que le preocupa más el tipo de discurso que su influencia directa sobre las políticas.

Vox podría ser la tercera, cuarta o quinta fuerza política. Vox podría superar a Ciudadanos. Vox podría ser un socio desde fuera en un Gobierno de derechas o tener voz y voto en las políticas de los próximos cuatro años. El condicional es el tiempo que manejan los expertos cuando hablan de la formación de extrema derecha porque es un partido nuevo, no hay un histórico y porque los datos parecen demostrar que hay un importante voto oculto.

Voto oculto a Vox

Kiko Llaneras, doctor en Ingeniería y experto en datos de El País, sostuvo en la charla que una pista del voto oculto nos la dan las encuestas y su metodología. «El CIS le da a Vox un 5 %, GAD3 un 11 % y 40dB un 13 %. El CIS hace encuestas presenciales, mientras que GAD3 y 40dB las hacen telefónicamente y online, respectivamente. Una forma sistemática de intuir que puede haber voto oculto es ver si Vox lo hace peor en la modalidad presencial, algo mejor en el canal telefónico y bien online», señaló Llaneras.

El experto en datos de El País recordó que la encuesta poselectoral del CIS arrojaba, además, un dato peculiar: había más gente que respondía haber votado al PSOE que los votantes reales. «Al CIS le faltan votantes de Vox. La encuesta dice que faltaban entre un 30 y un 35 % de votantes». La sorpresa tras las elecciones vendrá por este lado. Llaneras sostuvo que es más fácil que la formación ultra nos sorprenda «por arriba», es decir, con un mayor número de escaños que el que le dan las encuestas, que «por debajo», esto es, con menos votantes de lo esperado. El domingo por la noche se entierran las incógnitas y las certezas se limpian las legañas.

Sergio García Moñivas
Periodista. Redactor jefe de Analytiks.

Primarias en la derecha: PP, Ciudadanos y Vox luchan por la hegemonía

Entrada anterior

Emergencia nacional: Vox se carga el espíritu de la Transición gracias a Casado y Rivera

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en A debate