Debate

Elvira Rodríguez, al frente del equipo económico del PP: Pablo Casado se deja de experimentos

0
Elvira Rodríguez

Pablo Casado ha renovado el 25 % de los cabeza de lista para las elecciones del 10 de noviembre. Menos nombres mediáticos y más expertos, tal y como demanda el Grupo Popular en el Congreso. Uno de los nombres clave para este nuevo horizonte electoral es el de la exministra Elvira Rodríguez, quien, después de siete años en la gestión empresarial y financiera, vuelve a la política para defender un nuevo proyecto de partido.

La exministra de Medio Ambiente con José María Aznar asumirá el mando del equipo económico, según ha podido saber El Confidencial Digital. La elección de Elvira Rodríguez supone una opción intermedia entre el liberalismo económico de Daniel Lacalle y el tildado de socialista Cristóbal Montoro (por sus criticadas propuestas de subidas de impuestos).

Elvira Rodríguez, un cambio que necesitaba el PP de Pablo Casado

Elvira Rodríguez se sumará al equipo de portavoces económicos del Grupo Popular, encabezado en la pasada legislatura por el diputado por Huesca, Mario Garcés, el principal fichaje de Casado del área económica tras la incorporación de Lacalle, quien finalmente renunció a su escaño y decidió quedarse en la dirección nacional, sin competencias parlamentarias.

Después de la penosa campaña electoral para encarar el pasado 28-A, y en vista de los malos resultados que obtuvo el PP (recordemos que pasó de los 137 escaños de las elecciones de 2016 a tan solo 66) por escorarse a su derecha para evitar la fuga de votantes hacia Vox, al fin Pablo Casado recupera la cordura y vira hacia una posición más centrada. Aunque su equipo rechaza que aquella estrategia fuese un error. En realidad, dicen, fue una solución de urgencia para taponar la fuga de votos hacia la formación de extrema derecha que lidera Santiago Abascal.

La radicalidad, para los de Vox

A finales de septiembre, cuando ya sabíamos que acudiríamos a las urnas por cuarta vez en cuatro años, barones y dirigentes territoriales hicieron llegar su malestar a la sede nacional y empujaron a Casado a reflexionar sobre las futuras listas. “La radicalidad, para los de Vox”, se decía en Génova, según contó Carmen Morodo en las páginas de La Razón.

Pablo Casado va a ir a lo seguro en estas elecciones, sin experimentos en el diseño de las candidaturas. Adiós a más fichajes mediáticos y adiós a toreros como Miguel Abellán y Salvador Vega. Cualquier resultado que no superase los 80 escaños sería considerado mediocre. El Partido Popular pretende recuperar el liderazgo firme de la oposición a un PSOE que, según todos los pronósticos, seguirá situándose por encima de los cien escaños.

Iberia Navidad

Era una trampa: Pablo Iglesias confirma las sospechas de Sánchez y aboga por indultar a los líderes del procés

Entrada anterior

Zanón y Carvalho (para mayor gloria de Vázquez Montalbán)

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Debate