Debate

¿Hay hueco para otro partido de derechas? Sobre la nueva propuesta ultra: Avanza

0
¿Hay hueco para otro partido de derechas? Sobre la nueva propuesta ultra: Avanza 1

Si la corrupción no ha podido con el PP, si la izquierda no ha conseguido sintonizar con el electorado para robarle votos y si el nacimiento y auge de otro partido de centro derecha y liberal no ha servido para que los populares pierdan apoyo… ¿qué se puede hacer? Algunos han pensado que aún hay hueco para más políticas retrógradas y que, planteando un poco de lo mismo más una dosis extra de moralina católica, el resultado puede ser atractivo para ese votante de derechas que, a pesar de los matices ideológicos que cada uno lleva a cuestas, se siente cómodo entregando en la urna el sobre del PP.

Este nuevo proyecto existe y, paradójicamente, se llama Avanza. Benigno Blanco, abogado, anterior presidente del Foro de la Familia, secretario de Estado en los dos mandatos de José María Aznar y, por tanto, persona muy ligada al PP durante toda su carrera, presentó la pasada semana su nuevo partido político. El proyecto, que será pilotado por el hijo de Benigno, pretende triunfar en las elecciones autonómicas y municipales de 2019, según han recogido algunos medios. Y tienen un respaldo económico importante detrás, todo para intentar no sucumbir ante la sombra de los populares y convertirse en una especie de VOX, la parodia patria de la ultraderecha.

El alma máter de este proyecto, Benigno Blanco, ha dejado unas cuantas perlas cultivadas en su anterior etapa. Por ejemplo, en 2007 contó a La Razón, según recogió en su día Ignacio Escolar, que sería una buena idea la regulación de dos matrimonios: “uno más serio para el que lo quiera en libertad y otro más disoluble (…) Uno con unos requisitos más fuertes para llegar a la separación y otro que permita el divorcio exprés. Sin restringir la libertad de nadie, que cada uno elija. (…) A la familia la están excluyendo del derecho. Un matrimonio normal de siempre, el mío con mi mujer, hoy en España es alegal. El derecho no reconoce mi situación, lo que yo he querido hacer al casarme. Yo he querido asumir un compromiso con mi mujer para toda la vida y abierto a la vida. Y estas notas no están en el derecho ahora. El matrimonio es una institución indiferenciada para los adultos que no contempla la apertura a la vida, como en los matrimonios homosexuales, donde es anulable tres meses después de la boda”.

La obsesión de Blanco es la familia y la prohibición del aborto. Ha llegado a comparar la defensa de la familia –por supuesto, lo que él entiende por ‘familia’– con la lucha de la Iglesia contra el marxismo y el nazismo, y al aborto con el asesinato de los judíos (ver). Sobre la interrupción voluntaria del embarazo, el exlíder de Foro de la Familia sostuvo que “es una solución machista a un problema que le creamos a la mujer” (ver). También fue uno de los promotores del boicot al PP cuando estos no reformaron la ley del aborto (aunque tampoco sirvió de mucho, visto los resultados).

El objetivo de este nuevo partido, según Infovaticana, será “llevar a la vida parlamentaria y al debate público las convicciones e intereses de millones de españoles que hoy carecen de representación”. Entre los miembros destacados hay varios ex del PP: Javier Puente, exdiputado, y Gari Durán, exsenadora. También participarán en el proyecto algunos jóvenes miembros de Principios, una plataforma ciudadana de inspiración humanista, según se autodefinen,  varios obispos y, según El Mundo, varias caras conocidas de Red Madre, una organización antiabortista.

Avanza, según ABC, será una formación “centrada en las personas, propugnando como una de sus preocupaciones la dignidad y calidad de vida”. Además, una de sus prioridades es la familia, por lo que claman “a favor de políticas constantes en el tiempo de apoyo a la maternidad” y por erradicar el aborto, “una gran tragedia de nuestra época”, según apunta diario. El partido será conservador en lo social y liberal en lo económico, ya que pretenden “suprimir intervenciones, regulaciones y controles innecesarios e ineficientes frente a la iniciativa social” y “revisar a la baja el gasto público”, de modo que el dinero del Estado se utilice para “el bien común” y nunca se gastará más de lo que se ingrese.

Benigno y los suyos, que, en materia de impuestos, apuestan por que paguen más quienes más tienen, pero sin caer en el castigo al mérito (?), también apuestan –como no podía ser de otra manera– y por la unidad de España y por una Europa unida. La formación, según informaciones de El Mundo, lleva preparándose para este momento dos años, “tras el rechazo del PP a cambiar la actual ley del aborto, el hastío que provocaba la falta de regeneración y la sustitución del proyecto ideológico por uno meramente económico”, señala.

analytiks

Michelin consigue 20 victorias consecutivas en Le Mans

Entrada anterior

El nuevo PSOE. La incompatibilidad con Podemos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Debate