Debate

IU y Podemos pactan listas conjuntas

0
IU y Podemos pactan listas conjuntas 1

Anguita, el gran muñidor del pacto IU-Podemos, el teórico de la pinza con los conservadores contra el PSOE para destruir la socialdemocracia, el leninista avanzado que sigue con arrobo las pautas de la tercera Internacional, se ha llevado el gato al agua: el ‘comunista’ Garzón y Pablo Iglesias han conseguido ya un principio de acuerdo –en realidad, un reparto de puestos en las listas electorales- con el que ambas organizaciones intentarán maximizar su resultado conjunto.

A falta de conocer los términos de la alianza, que serán decisivos a la hora de valorarla –en las dos organizaciones habrá satisfechos e insatisfechos-, ya puede decirse que ese pacto supone para Podemos un cambio de rumbo trascendente puesto que modifica por completo su estrategia originaria, su proyecto de ‘cambio de régimen’, que había de sustituir al de la Constitución de 1978, que el Partido Comunista de España, columna vertebral de IU, contribuyó a fundar.

Podemos nació, con voluntad hegemónica en el sentido gramsciano de la expresión, para sustituir al viejo sistema surgido de la Transición, apartar a los partidos ‘viejos’ y erigir un nuevo régimen en le que perdieran sentido los antiguos conceptos de derecha e izquierda, fruto de una dialéctica ya caducada e inservible. Para ello, lógicamente, Podemos tenia que conseguir mayorías significativas, algo que no ha logrado evidentemente. Y, al parecer, Pablo Iglesias, dispuesto a conseguir el poder a cualquier precio, ha optado por efectuar un viraje significativo e intentar alcanzar la mayor influencia posible en el “viejo” esquema, ya sin la pretensión de cambiar el modelo y las reglas de juego. En definitiva, se ha inscrito en la izquierda radical –la que está a la izquierda de la socialdemocracia-, se ha aliado con quien la ocupaba en ese momento, y pretende convertirse en alternativa progresista al PP. Si logra superar al PSOE, propondrá un gobierno de izquierdas con esa socialdemocracia en decadencia, que lógicamente se resistirá porque si aceptase el regalo envenenado habría firmado su sentencia de muerte. Lo que permitirá a la derecha alzarse con el poder.

La duda estriba en si Podemos más IU lograrán ese ansiado “sorpasso”. Según las encuestas de recuerdo de voto, de los 5,3 millones de votos que logró Podemos en diciembre, 1.450.000 provenían del PSOE, 885.000 de IU, 505.000 del PP y 1.320.000 de la abstención. Habrá que ver si esas personas están dispuestas a repetir su voto después de que Podemos se haya aliado con Izquierda Unida, el antiguo bastión comunista, un residuo de un régimen periclitado, muerto y enterrado. Esto es lo que dudaba Errejón cuando venía a decir que en política dos y dos no son necesariamente cuatro.

 

 

Iberia Navidad
Antonio Papell
Director de Analytiks

Jesús Fernández Villaverde: “No se ha tomado en España ninguna decisión reformista profunda en los últimos años”

Entrada anterior

El grupo Renault felicita a Teresa Perales por sus éxitos en el Campeonato Europeo de Natación

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Debate