DebateEn PortadaGlobal

Una época de transición

0
Mundo en transición
Foto: AdobeStock

Creo que más que una época de cambio o un cambio de época, estamos viviendo una época de transición para la construcción de un futuro que todavía, por su complejidad, está aún todo por ver.

La tecnología ha determinado un proceso de globalización, inicialmente financiera y luego económica. Dicha globalización, aunque ha reducido la pobreza en el mundo, como es obvio, ha puesto a prueba la competitividad empresarial y la de los países: globaliza oportunidades, pero también globaliza las crisis.

La última gran crisis económico-financiera global ha impactado principalmente a los países desarrollados que, además, han tenido que enfrentarse a la fuerte competitividad de China y de los países emergentes, sobre todo por sus bajos costes salariales.

El resultado de la última crisis ha sido el empobrecimiento de las clases medias, lo que ha generado movimientos nacionalistas o populistas, que ven la globalización como la causa de los problemas

El resultado ha sido un empobrecimiento de las clases medias de los países desarrollados que ha generado, según los casos, movimientos nacionalistas o populistas que ven la globalización como la causa de los problemas, olvidando las ventajas generales que también ha producido y puede seguir produciendo para todos.

Con la crisis, los antiguos equilibrios mundiales han ido rompiéndose y dejando hueco a unos nuevos. Por ejemplo, hoy asistimos a:

  • Una importante expansión internacional de China, que ya controla muchas infraestructuras en África, América Latina e intena hacer lo mismo con Europa a través de ‘la ruta de la seda’.
  • Un papel más autoreferente y proteccionista de Estados Unidos, que, además, ha conseguido una capacidad autónoma en la generación de energía, cambiando su política medioambiental.
  • Una América Latina totalmente convulsionada, aunque con distintos matices.
  • Un retorno al protagonismo internacional de Rusia en Oriente Medio, en la relación con China y en Occidente, donde usa estratégicamente sus medios digitales para intervenir en las políticas ajenas.
  • Una lucha por el liderazgo del mundo árabe entre Arabia Saudí, Irán y Turquía.
  • Una Europa que afronta el desafío del brexit y que, después de las elecciones, afronta el reto –complejo también– de contener los populismos y los nacionalismos apostando por una Europa más sólida, verde y digital.

Cinco retos comunes

En el día a día de todos los Estados, cada uno de su distinta posición, tienen que lidiar por lo menos con cinco retos comunes:

  • Unas deudas altas y una economía mundial con una clara tendencia a ralentizarse.
  • La disrupción tecnológica, la robótica y la inteligencia artificial
  • Los nuevos equilibrios energéticos, el medio ambiente y el cambio climático.
  • La expansión demográfica de África y parte de Asia, el envejecimiento de Europa –Occidente, en general– y las presiones migratorias.
  • Una mayor longevidad del género humano y su sostenibilidad en términos de impacto socioeconómico.

Estamos en un momento de transición. Asistimos a un intento de rediseño global de la geografía social y política del mundo

Solo un momento de transición

En mi opinión, considerados estos enormes retos, estamos, como he dicho al inicio, solo en un momento de transición. Asistimos a un intento de rediseño global de la geografía social y política del mundo.

Sin embargo, los movimientos actuales parecen responder más a unas reacciones para resolver exigencias de corto plazo y no a acciones que se pueden enmarcar en una visión estrategia de medio/largo plazo.

Esto me hace pensar que el panorama para conquistar el futuro no está asentado. Todavía los equilibrios geopolíticos pueden cambiar y, en un tiempo no muy largo, creo es inevitable que se impongan los nuevos modelos de negocios, nuevos modelos de gobernanza y nuevos modelos de relación social.

Los próximos años serán positivos o negativos en función de la capacidad de interpretar y liderar la complejidad que los nuevos retos imponen y la habilidad que tengamos para transformar las dificultades en oportunidades.

Como siempre será una cuestión de actitud, preparación, visión, liderazgo, compromiso con el interés general, colaboración y cooperación. Unas cualidades que tendremos que desarrollar todos y cada uno de nosotros y que, obviamente, tendrán que tener los líderes de esta trascendente transformación.

Enlaces a los videoblogs del autor:

http://www.cuatro.com/blogs/hablemosdeempresa/

http://theluxonomist.es/category/mujeresconenergia

http://abcblogs.abc.es/giuseppe-tringali/

http://abcblogs.abc.es/art-view

http://www.bolsamania.com/bip/index.html

http://www.bolsamania.com/events-finance/index.html

http://identityandbrand.com/

Lujodigital.org

También es el autor de “Empresa y Sociedad”, en la revista INVERSIÓN (RSC)

Iberia Alexa
Giuseppe Tringali
Giuseppe Tringali es Vicepresidente del International Advisory Board del IE, así como Presidente del Global Corporation Center, fruto de la colaboración entre EY e IE; Presidente del Consejo Asesor de “Top Board” en Headspring (IE/Financial Times); Presidente de la Fundación CurArte así como Patrono de la Fundación Vodafone, Advisor del Board de Alkemy Iberia y Senior Advisor de Pedersen and Partners. Ha sido uno de los directivos más importantes en el ámbito de la televisión en España, donde fue antes CEO y luego Vicepresidente de Mediaset España. Además, publica en varios videoblogs de gran influencia sobre empresas y directivos entre los cuales “bip” y “Events & Finance” en Bolsamanía , “Top View” en abc.es y “Mujeres con Energía” en Luxonomist.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ponen fin al bloqueo: más vale tarde que nunca

Entrada anterior

Disputar la Supercopa en Arabia Saudí: un disparate para blanquear una dictadura

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Debate