Debate

Una propuesta de gobernabilidad

0
Una propuesta de gobernabilidad 1

La fórmula que parecería más fácil para formar gobierno, el pacto del PP con Ciudadanos hasta los 169 diputados –la ‘mayoría suficiente- y un acuerdo puntual con el PSOE para permitir la gobernabilidad, está estancada por la dificultad de Rivera de dar este paso, que gran parte de su electorado no entendería.

Bloqueada esta vía, y sin otra expectativa a la vista (un gobierno alternativo que requeriría el apoyo del nacionalismo catalán ha de descartarse tras los últimos acontecimientos), existe todavía una fórmula para el desbloqueo que aún no se ha ensayado, y que requeriría la iniciativa conjunta de Pedro Sánchez y de Albert Rivera: una nueva alianza PSOE-Ciudadanos, que diera lugar a una plataforma común, un programa y una estrategia. El programa sería el ya acordado tras el 20D. La estrategia consistiría en que ambas organizaciones allanasen mediante la abstención la llegada de Rajoy a La Moncloa con sus 137 diputados, con la condición de que la minoría gobernante negociara toda su acción legislativa y de gobierno con la plataforma mencionada, que aportaría así sus 117 diputados a la gobernabilidad y desempeñaría un protagonismo decisivo.

De hecho, Rajoy ya ha habría facilitado ese camino con su oferta de aceptar en principio 125 de las 250 propuestas del pacto firmado el 24 de febrero por PSOE y Ciudadanos, que llevaba por título “Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso” y que contenía 250 medidas. Lógicamente, la formalización de un acuerdo como el descrito requeriría entrar en un proceso de negociación intensa para culminar el acuerdo. En principio, ni PSOE ni Ciudadanos entrarían en el gobierno.

Si se llegase a esta fórmula para la investidura, se habría salvado el gran escollo de la ingobernabilidad y se habría puesto al fin en marcha el pluripartidismo, ya que el desarrollo de la legislatura, aunque impulsado por el PP, tendría una paternidad tripartita. La confluencia de los tres partidos constitucionales facilitaría además las grandes reformas, incluida la constitucional, que deberían ser el eje de la próxima legislatura.

Naturalmente, el pacto podría suscribirse por el cuatrienio completo o por una parte de la legislatura, pero al menos nos sacaría del impasse y nos permitiría ganar tiempo hasta resolver los conflictos más perentorios y digerir la nueva y compleja realidad.

Iberia Navidad
Antonio Papell
Director de Analytiks

Porsche Panamera, Renovación a Fondo.

Entrada anterior

Las Distracciones y el Alcohol grandes peligros para los jóvenes conductores en verano

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Debate