+ Deportes

Madrid se impone en Europa

0

Igual que ocurriera hace dos años, la capital de España se impone con dos equipos en la final de la champions, demostrando un nivel competitivo de excelencia en el fútbol continental. En las dos finales ha sido necesaria la prórroga y en la de  Milán, ha sido precisa la tanda de rigori, como llaman en Italia a los penaltys.

Con el Rey Felipe VI luciendo en su solapa las insignias de los dos finalistas madrileños se expresa el deseo de actuar como el primer embajador de la marca España y, en este caso, de su capital. Una proyección mediática de una jornada en la que nuestro deporte llega a la cima, de doble significado si sabemos analizar que el fútbol es, además de un juego, un espectáculo de masas que se sigue en todo el mundo.

En otro tiempo, los equipos españoles eran considerados internacionalmente como antideportivos y hasta incívicos. Ahora, los dos conjuntos de la capital saben trasladar los valores del esfuerzo, la pugna inagotable dentro de los límites de la legalidad en un marco en el que el ejemplo a los niños es fundamental.

El Real Madrid ha ganado más copas de Europa que nadie, y lo ha hecho históricamene como un luchador inagotable fuera cual fuera la situación o la adversidad a la que se tuviera que sobreponer. Esta conducta le otorga una categoría especial como el ganador insaciable ante las dificultades, que nunca se rinde mientras quede un suspiro de juego. Así ocurrió en Lisboa cuando Sergio Ramós logró el tanto del empate en el minuto 93 para, a continuación, acabar ganando la final en la prórroga.

Al mismo tiempo, el Atlético de Madrid, basado en el lema de su entrenador «partido a partido», ha conseguido forjar un ejército de gladiadores al transmitir similares valores de esfuerzo diario sin pensar más allá de la conquista de los objetivos de cada jornada por oscuro que se pueda presentar el horizonte.

Son éstos, valores de gran calado de ambos equipos que tan necesarios son, como modelo, para una ciudadanía que necesita creer en algo después de haber sufrido las consecuencias de una devastadora crisis económica no conocida desde hacía décadas. La vida muelle y relajada que ofrecen los modelos adeocenados de las series televisivas podrían estar construyendo una sociedad que demanda todo tipo de servicios y prebendas sin pensar ni su valor ni mucho menos su coste.

 

CANTOS VALPIEDRA 2012

Entrada anterior

Por qué no habrá ‘sorpasso’ el 26J

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en + Deportes