EconomíaInformación económica

El cuento chino de las reformas laborales

0
El cuento chino de las reformas laborales 1
[ File # csp4836332, License # 1972984 ] Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php) (c) Can Stock Photo Inc. / Kurhan

Alguien dijo que hay mentiras y estadísticas, pero la realidad es que necesitamos conocer los datos sobre las grandes cuestiones de interés nacional para decidir y, a la vez, poder criticar las medidas tomar. Pues bien, los datos sobre empleo suelen ser los más discutidos, Aún así debemos explorar a fondo las cifras para entender las razones de lo que pasa. El Instituto Nacional de Estadística muestra que, entre 2008 y 2015, se han destruido grandes cantidades de empleo en Construcción (-1,3 millones), en Industria manufacturera (-0,9 millones) y en Comercio (-0,3 millones). Asimismo, en ese periodo se ha creado empleo en Actividades sanitarias y de servicios sociales (0,26 millones), en Hostelería (0,14 millones), en Educación (0,07 millones), en actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (0,06) y en Administración Pública, Defensa y Seguridad Social (0,06).

Y ahora, he aquí la cuestión: ¿qué pueden haber tenido que ver las sucesivas reformas laborales en que la actividad –es decir, la inversión, el dinero- se haya desplazado desde la construcción y la industria, que caen, a la hostelería y actividades relacionadas, que suben?

La caída en picado de la construcción, que era perfectamente predecible desde los tiempos en que Rodrigo Rato se declaraba incapaz desde la vicepresidencia del gobierno de contener la burbuja inmobiliaria, no se podía detener ni aun ofreciendo a los empresarios mano de obra gratuita. Lo que significa que en economía existe una lógica inexorable de búsqueda del beneficio que no puede ignorarse, ni siquiera a la hora de hacer demagogia con los derechos de los trabajadores.

El PP y la gobernabilidad

Entrada anterior

La propuesta socialista

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Economía