Información económica

James Robinson atribuye el éxito de los países a las instituciones inclusivas

0
James Robinson atribuye el éxito de los países a las instituciones inclusivas 1

“Las sociedades de éxito son las que generan productividad”. Así lo manifestó hace unos días el coautor de Por qué fracasan los países, James Robinson, en la conferencia magistral que impartió en la Fundación Rafael del Pino. “La diferencia entre países ricos y pobres no es, en realidad, de renta per capita, sino de productividad”, abundó. Y detrás de ello se encuentra la forma en la que las sociedades están organizadas, sus leyes, sus sistemas de incentivos y las oportunidades que se generan en su seno. Todo lo cual depende de las instituciones.

El catedrático de Economía Política de la Universidad de Chicago comparó Estados Unidos y México para ejemplificar su teoría. El primero, con instituciones inclusivas que llevan a la gente hacia actividades innovadoras generadoras de riqueza para el conjunto de la sociedad. El segundo, en cambio, con instituciones extractivas que no aplican las normas y permiten la constitución de monopolios, que enriquecen a unos pocos y empobrecen a la mayoría. Es, pues, la capacidad del Estado de poner en marcha leyes lo que diferencia los países. Porque detrás de las instituciones económicas está la política, aseveró.

Si las que se crean son inclusivas, es decir, definen y defienden los derechos de propiedad, los países prosperan. Si, por el contrario, son extractivas y no establecen ni protegen esos derechos, fracasan. Unas permiten aprovechar el talento latente en las sociedades, mientras que las otras, no. “En el siglo XX, en Estados Unidos creaban patentes ciudadanos de todo el espectro social, desde granjeros hasta físicos”, comentó Robinson para referirse al hecho de que la creatividad y el talento “están muy repartido en la sociedad”, frente a lo que ocurre en países pobres que, desde esta óptica, no lo son porque carezcan de gente capaz, sino porque el sistema institucional no permite sacar partido de esas capacidades de su capital humano.

Hay casos, no obstante, en los que instituciones políticas extractivas dan lugar a instituciones económicas inclusivas que crean crecimiento económico. Pero esa situación es inestable e insostenible en el tiempo, manifestó el experto. El gran ejemplo es la China del pasado medio siglo.

Resistencia de los partidos tradicionales

Por lo que respecta a España, el docente calificó a su sociedad de exitosa en lo económico y en lo político, pese a los problemas de los últimos ocho años, en especial en cuanto a desempleo. ¿Cómo se explica esto con su teoría? Porque en cualquier cultura exitosa, señaló, existen instituciones extractivas, como aquellas propiciadas por la burbuja inmobiliaria que han constituido nexos entre la política, las empresas de construcción y las entidades financieras. Es decir, “tener democracia no es suficiente para poseer instituciones inclusivas”. El ponente mencionó también que la resistencia de los partidos tradicionales puede estar mitigando el cambio institucional.

Robinson alabó la promoción de las instituciones inclusivas que realiza la Unión Europea. “Solamente hay que comparar la España actual y la de los 70”, expuso. En Latinoamérica existe un gradual proceso de mejora en lo económico y en lo político pero allí la democracia es muy imperfecta y clientelista y el Estado débil, en particular en algunos países. “Hace un siglo, Colombia tenía el 18 % de nivel de vida que Estados Unidos, hoy tiene el mismo 18 % y todo me lleva a pensar que dentro de 100 años estará en el 18 %”, señaló.

En cuanto a África, destacó el ejemplo de Botswana, donde a finales de los 60 se descubrieron diamantes, lo que supuso la firma de un contrato con la principal compañía minera internacional. Un acuerdo cuya renegociación lograron forzar. La región es, no obstante, todo un reto por la extendida corrupción y superar esa situación tendrá mucho que ver con la consolidación de los estados.

Obama no vendrá a España hasta que haya nuevo Gobierno

Entrada anterior

El presidente de Ineco ensalza el Canal de Panamá como modelo de buenas prácticas en Latinoamérica

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *