Información económica

Liz Mohn: “Delegar es una forma de dirigir exitosa y lo que nos ha convertido en el gran grupo que somos hoy”

0
Liz Mohn: “Delegar es una forma de dirigir exitosa y lo que nos ha convertido en el gran grupo que somos hoy” 1

La presidenta de la Fundación Bertelsmann, Liz Mohn, presente en Madrid para conmemorar el vigésimo aniversario de la institución en nuestro país, reafirmó su compromiso con la sociedad española y, en particular, con los jóvenes, a través del programa Por el empleo juvenil, que desarrolla su Fundación desde 2013. Acompañada por el Ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, Mohn subrayó también la importancia y la necesidad de mejorar la empleabilidad entre los jóvenes ante las cifras de paro y el fracaso escolar. “Ninguna nación puede permitirse renunciar a su talento, a su potencial renovador ni a su futuro”, declaró la responsable.

Méndez de Vigo, que presentó a la ponente antes de su intervención en el Foro de la Nueva Economía, destacó por su parte el compromiso social en el que el Grupo Bertelsmann ha sido pionero y que le ha hecho merecedor, afirmó citando al Fausto de Goethe, de poder llevar a gala la afirmación: “Lo que has heredado de tus padres, hazte digno de poseerlo”. Mencionó además el Ministro la importancia de la educación “para hacer efectiva la igualdad de oportunidades” y agradeció las becas al deporte de la Fundación Bertelsmann antes de referirse a la Formación Profesional como “decisiva en el fomento del empleo en España”. De hecho, la Fundación que preside Liz Mohn apuesta por la FP Dual, que cuenta este año con 18.000 alumnos en nuestro país. “Queremos que sean 100.000 dentro de cuatro años”, indicó el titular de Educación, Cultura y Deporte en funciones.

Liz Mohn repasó, a continuación, los principales proyectos de su institución, sin dejar antes de insistir en la importancia del personal y del capital humano en el éxito empresarial. Su compañía cumple 181 años desde su fundación como una pequeña editorial de temática religiosa en un pueblo de Alemania, de la que su marido se hizo cargo con 24 años, tras la II Guerra Mundial. Contaba entonces con 400 empleados y llegó a tener un centenar. Hoy, solo en España, llega a los 8.000. “Delegar es una forma de dirigir exitosa y es lo que nos ha llevado a ser el gran grupo que somos en la actualidad”, aseveró.

Bertelsmann llegó a España en 1962 para saltar después a Portugal, México y Sudamérica y más tarde a Estados Unidos con la adquisición de la principal editorial de libros de bolsillo del país norteamericano. Con el fin de dar continuidad a su labor en el futuro, hace 39 años se creó la Fundación en Alemania, a la que la familia trasladó el 75 % de sus participaciones de capital, al tiempo que decidió perder su derecho a voto. En la actualidad, la institución tiene 70 millones de euros de presupuesto anual y sedes en ciudades como Berlín, Washington y Bruselas, además de Madrid y Barcelona. “Hay que dar para recibir”, apuntó Mohn en referencia a una de las enseñanzas que recibió de su madre.

lizmohndentro

Durante los últimos tres años, la Fundación Bertelsmann se ha centrado en dos ámbitos de trabajo para fomentar la empleabilidad juvenil. El primero de ellos es la orientación profesional a los jóvenes. “Trabajamos conjuntamente con los centros educativos y buscando la colaboración de familias y empresas para impulsar la orientación profesional coordinada de calidad. Nuestro objetivo es que los jóvenes puedan reconocer sus aptitudes reales y descubrir las posibilidades formativas y profesionales que se les ofrecen”, refirió.

El segundo se centra en la expansión de la FP Dual de calidad. “Necesitamos que oferta educativa y demanda empresarial se ajusten. Las empresas proporcionan a los jóvenes una formación adaptada a sus necesidades reales, permitiendo mayores oportunidades laborales y haciendo más competitiva a la propia empresa”. Para la implantación de este sistema se ha creado, junto a la Cámara de Comercio de España, la CEOE y la Fundación Princesa de Girona, La Alianza para la FP Dual, que integra a más de 250 organizaciones y empresas. “Debemos continuar uniendo esfuerzos y sinergias para llegar, al igual que muchos países europeos, al 60 % en Formación Profesional Dual, frente al 3 % actual de España”, señaló.

Entre las claves “para hacer que las cosas sucedan con el fin de dar forma al futuro”, están, enumeró Mohn, identificar una necesidad social sin resolver, investigar las mejores prácticas internacionales para que sirvan de inspiración y construir un modelo que se aplique en España, avanzar con la participación de socios estratégicos y, entre otras, garantizar entregar el testigo de los proyectos a socios que los desarrollen en el tiempo y no olvidarse del factor humano. “Las mayores invenciones vienen de las personas, no de la tecnología”, afirmó.

“La propiedad obliga”

Liz Mohn preside la Fundación Bertelsmann desde 2006 y bajo su presidencia han surgido proyectos como Diálogo y acción, Nueva cultura empresarial y la actual línea de trabajo, Por el empleo juvenil. Tras el fallecimiento de su marido, Reinhard Mohn, en 2009, Liz Mohn asumió la responsabilidad de liderar un conglomerado de empresas con más de 100.000 empleados que trabajan en medio centenar de países del mundo. Compartió con su marido la voluntad de generar cambios sociales, haciendo suyo el lema “la propiedad obliga” y apostó por la continuidad de un proyecto con más de 35 años de historia que pretende trabajar por una cultura empresarial donde la cooperación y el éxito sean interdependientes, sobre todo en estos momentos de globalización.

Unir a las personas, tender puentes por encima de los idiomas y las fronteras y promover el entendimiento mutuo entre pueblos, culturas y religiones son tareas que Liz Mohn concibe como esenciales para el fomento de la paz. Está especialmente comprometida con la conciliación de la vida familiar y laboral y encabeza varios proyectos para fomentar la contratación de mujeres. Su pasión por la música y la cultura le ha llevado a trabajar en numerosas iniciativas para acercar la música a los niños y promover el talento de los jóvenes. A finales de 2005, creó la Fundación Liz Mohn para la Cultura y la Música. Además, en 1993 puso en marcha la Fundación Alemana de Ayuda contra la Apoplejía, que mediante campañas periódicas sensibiliza al colectivo médico y a la población sobre esta enfermedad.

Sus incansables años por la transformación social han sido reconocidos en España y fuera de ella. En 2006, el Consejo de Ministros le concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Además, en 2008, la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras le otorgó su medalla de honor y, dos años más tarde, recibió la Medalla de Oro de las Islas Baleares, región a las que se encuentra muy unida ya que ella y su familia pasan largas temporadas en Alcúdia (Mallorca), donde en 1989 crearon una biblioteca pública, semilla de la Fundación Bertelsmann, fundada en 1995 en Barcelona. Tras su conferencia en el Ritz de Madrid, Íñigo Méndez de Vigo le hizo entrega de una placa en agradecimiento a la contribución de la institución en sus 20 años de existencia en nuestro país.

FOTOS: Amaya Aznar.

Iberia Navidad

La London lo hace fácil en Madrid

Entrada anterior

El Panda 2017 comienza a recibir pedidos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *