Negocios

El petróleo barato y el nuevo escenario energético

0
El petróleo barato y el nuevo escenario energético 1

A comienzos de octubre, los expertos del mercado del petróleo auguraban que el precio del barril rondaría los cien dólares. Los países árabes asfixiaban las tuberías del oro negro, por lo que la creciente demanda elevaba los precios por encima de los 86 dólares. El rally alcista no iba a parar, decían. Pero nada de esto ha ocurrido.

El pasado 7 de diciembre, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP, formado por 15 países que representan casi la mitad de la producción mundial de crudo) tenía programada una reunión en Viena con sus productores aliados, con Rusia a la cabeza, para fijar los niveles de producción. Horas antes de la reunión, Donald Trump, desde su Estrella de la Muerte particular, su cuenta personal de Twitter, disparó hacia la sede del cártel petrolero. “Con suerte, la OPEP mantendrá el flujo de petróleo como está, sin restricciones. El mundo ni quiere ni necesita un petróleo más caro”, dijo.

La OPEP, constituida hace más de medio siglo para contrarrestar la poderosa influencia estadounidense en el mercado petrolero, es un notable enemigo de Trump. El mandatario, a pesar de que EE. UU. es el que más petróleo ha producido en 2017, se ha quejado con frecuencia de este conglomerado petrolero, ya que los altos precios del crudo han elevado los precios del combustible para consumidores y empresas.

Las palabras de Trump no sirvieron para nada. El encuentro de los 24 productores finalizó con una reducción de la producción. “Desde el primero de enero serán 800.000 barriles de la OPEP y 400.000 de los no-OPEP. En total, 1,2 millones de barriles diarios”, informó el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zanganeh, al abandonar el encuentro.

El petróleo barato y el nuevo escenario energético 2

Statista (haz click para más información)

El bajón del petróleo

El mensaje que lanzaban los países exportadores de crudo era claro: va a haber menos petróleo en el mercado y los compradores pagarán más. Pero los mercados no han reaccionado al anuncio. El barril corre el riesgo de bajar la barrera de los 60 dólares, como ya ocurrió en momentos puntuales en noviembre.

¿Y por qué no reaccionan? Bloomberg, según Goldman Sachs y Morgan Stanley, habla de incertidumbre sobre cómo se va a implementar el acuerdo del cártel petrolero. “La falta de una asignación específica de cuotas y exenciones a países como Irán, Venezuela y Libia oscurecen las perspectivas de los mercados”. Goldman, según informa 20 Minutos, apunta, además, hacia otros tres lastres que impiden el despegue del precio: “El sorprendente exceso de existencias en este final de año, la ralentización de demanda de los comprados y una amenaza velada de Trump de acelerar la extracción por fracking para elevar los precios.

El nuevo escenario

El petróleo barato beneficia principalmente a aquellos países compradores de petróleo, como España. También a los ciudadanos y a las empresas. Aunque, como advierten desde Self Bank a 20 Minutos, si la caída del precio es por unas perspectivas pobres de la economía mundial, no ganas mucho al final”.

La bajada de los precios del petróleo también sirve para aliviar el alza del IPC de las últimas semanas y existe un riesgo menor de que la subida de las pensiones y de los salarios en convenio sean insuficientes ante el alza de la inflación provocada por el petróleo. Además, como la energía y el transporte son dos de los costes más importantes de la actividad industrial, si el precio del crudo baja los costes de las empresas también lo hacen.

El petróleo no se dejará de consumir así como así. Pero el cambio en el tablero energético está ahí: regulaciones para evitar el cambio climático, lucha contra los combustibles contaminantes, el auge de las renovables, etc. Todos estos elementos están modificando el ecosistema energético mundial. Los países deberían ir asimilando el cambio que se avecina. Ahmed Yamani, exministro saudí de Energía, dijo en el año 2000 una frase que esta semana ha recordad La Vanguardia: “La era del petróleo no acabará porque no tengamos crudo, sino porque no tendremos compradores”.

Iberia 350
analytiks

Luxemburgo y el transporte público gratuito para todos

Entrada anterior

La policía usa cámaras y cajas falsas de Amazon con GPS para atrapar a ladrones

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Negocios