Negocios

El SMI español, de los más bajos de la OCDE

0
El SMI español, de los más bajos de la OCDE 1

España, según ha puesto de relieve la Confederación Europea de Sindicatos (CES), es uno de los países europeos que tiene el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) por debajo del umbral de sueldos bajos que establece la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). ¿Qué sueldo sería necesario para equipararnos a los grandes países? Desde los 707,6 actuales tendríamos que pasar a los 1.146 euros.

Concretamente, la CES también ha denunciado que, junto con España, se encuentran en esta situación Bélgica, Reino Unido, Grecia, Eslovaquia, Alemania, Países Bajos, Irlanda, Estonia y República Checa.

La OCDE establece que el umbral de salarios bajos se encuentra en dos tercios del salario medio nacional de cada país. De este modo, según los datos publicados por l confederación, el salario mínimo español debería subir en España un 62 %, hasta los 1.146,3 euros, para alcanzar el 60 % del salario medio nacional a tiempo completo y alcanzar así un “nivel por debajo del umbral de los salarios bajos”, según recoge Europa Press.

En el caso de Alemania o Reino Unido, el aumento sería más reducido, puesto que solo tendrían que alzar su salario mínimo un 28 % en el primer caso y un 22 % en el segundo. UGT, tras conocer los datos, ha afirmado que las cifras de la CES están “en la línea” de los datos de salarios en el empleo principal, publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ya que ponen de manifiesto que “los salarios no dejan de caer”.

Esta diferencia respecto a otros países de la OCDE provoca, según UGT, que la calidad de vida “de la inmensa mayoría de la población” esté en retroceso. Además, la caída de los salarios se produce pese a que el PIB de España crece de manera importante desde 2014, a que las empresas ya han recuperado los niveles de beneficio que tenían antes de la crisis y a que las expectativas, en general, son optimistas.

analytiks

¿Libertad de expresión? Solo si piensas como yo

Entrada anterior

Tenemos un problema con la independencia judicial

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Negocios