Negocios

Si eres mujer, cobrarás menos: así son los planes de pensiones de ING Direct

1
Si eres mujer, cobrarás menos: así son los planes de pensiones de ING Direct 1

NOTA: a fecha miércoles 17 de mayo de 2017, ING Direct ha retirado de su web la distinción de sexos a la hora de contratar su plan de pensiones (ver)

Como eres mujer y, presumiblemente, vas a vivir más años, cobrarás menos por tu pensión. En ING Direct no te lo dicen de un modo tan explícito, pero lo cierto es que, en igualdad de condiciones –esto es, ahorrando lo mismo que un hombre y durante el mismo periodo de tiempo–, si eres mujer recibirás una pensión bastante inferior, si no se cumplen sus previsiones. Esto se debe a que la entidad hace las cuentas basándose en la esperanza de vida media de las mujeres en nuestro país: como la mujer va a vivir más, recibirá una menor cuantía pero durante más tiempo. Pero si ambos viviesen lo mismo y no agotasen el fondo de su plan, el resultado es que durante sus años de jubilación la mujer habría recibido menos dinero. Aunque reprochable desde un punto de vista ético, lo cierto es que no es una práctica ilegal, pues cada banco e institución establece sus parámetros en función de la estrategia que le convenga. Aunque una cosa está clara: en un contexto en el que los salarios y las pensiones públicas siguen siendo menores para las mujeres, esto se considera una traba más en la lucha por la igualdad.

Basta con utilizar el simulador web de la institución financiera de origen holandesa (ver) para darse cuenta de la diferencia. Los pasos serían los siguientes: indicamos nuestro sexo (hombre, en nuestro caso), los años que tenemos (25), la edad a la que pretendemos jubilarnos (67) y la cantidad de dinero que queremos ahorrar al mes (100 €). El simulador nos da tres opciones: plan renta fija, si tu perfil de inversor es conservador; plan dinámico 2050, si tu perfil es equilibrado; y, por último, plan renta variable Ibex 35, si eres más arriesgado. Nosotros, cautelosos, nos fijaremos en todo momento en el primer plan, aunque todo el que quiera podrá cambiar los parámetros y fijarse en el que más le guste y comprobará que las diferencias siguen ahí.

Con el plan renta fija el hombre recibirá, una vez que se jubile, 1.149 € al mes; en cambio, la mujer percibirá 765 €. En cuanto al capital acumulado, comprobamos que para ambos sexos es el mismo, 163.676 €. En un primer momento no entendíamos nada y pensamos que quizá se trataba de un error, pero luego leemos la letra pequeña y ahí encontramos la justificación: “El plazo hipotético de duración de la etapa de jubilación ha sido calculado en base a la esperanza de vida media en España publicado por el INE en 2015”. Según estos datos (ver), los hombres tienen una esperanza de vida media de 79,9 y las mujeres de 85,4.

“Teniendo esto en cuenta”, nos explican desde ING Direct, “se calculan los años de disfrute que tiene cada persona desde la fecha de jubilación. Así, restamos 85 [esperanza de vida media en la mujer] menos 67 [edad de jubilación prevista], lo que nos da 18 [años que estará una mujer cobrando la pensión], o, lo que es lo mismo, 216 meses; (…) el hombre, por su parte, tiene 144 meses de disfrute”. Con estos datos sobre el papel, la cuenta que hacen desde la entidad naranja es la siguiente: dividir el capital acumulado hasta la edad de jubilación, es decir, esos 163.676 €, entre los meses que cada sexo disfrutará de la pensión. Como los hombres vivirán menos, tienen derecho a una mayor pensión (1.136,64 € contra los 757,76 € de la mujer). Estos cálculos que nos proporcionan desde ING Direct también varían –aunque mínimamente– respecto a lo que aparece en su simulador, pero nos apuntan que esto “se debe al ajuste que realiza la herramienta técnica a la hora de calcular con los decimales”.

[pullquote]Bankia y BBVA nos aseguran que no hacen distinción entre sexos[/pullquote]

¿Qué hacen otras entidades?

Casi todos los bancos tienen un simulador en su página web para que los usuarios puedan hacerse una idea de lo que percibirán el día de mañana. No obstante, en todos los que hemos consultado (Bankia, BBVA, Santander, La Caixa, EVO Banco) no hemos encontrado la opción de indicar nuestro sexo. Desde Analytiks nos hemos puesto en contacto directamente con Bankia y nos han asegurado que ellos en ningún momento realizan sus planes de pensiones diferenciando a hombres de mujeres.

En la misma línea se ha pronunciado BBVA. A través del correo electrónico, la entidad bancaria nos explica que ellos no aplican una distinción por sexo para adaptarse así “a la Directiva de Género, lo que implica no discriminar el sexo para la estimación de la renta vitalicia que calculamos para complementar el ahorro privado a la pensión pública”. Asimismo, desde el Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones nos aseguran que, en línea con la Directiva de Género, ellos tampoco aplican tal distinción.

“Un perjuicio también para la propia entidad”

Carmen Fúnez, secretaria general de la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad, una organización no gubernamental de interés social y sin ánimo de lucro, asegura a Analytiks que le resulta “llamativo” que en un plan de pensiones privado “se tenga en cuenta el factor de la diferencia de edad de género”. “No benefician, de ningún modo, a las mujeres que contraten estos planes, pero tampoco beneficia a la marca de esta entidad, que puede verse perjudicada. Es, a todas luces, injusto, sobre todo si tenemos en cuenta que las aportaciones al fondo son las mismas para ambos sexos”, señala Fúnez.

[pullquote]”Es injusto teniendo en cuenta que las aportaciones son iguales para ambos sexos”[/pullquote]

La secretaria general señala la diferencia que existe a la hora de percibir una pensión pública entre hombres y mujeres, “una desigualdad que nace de la brecha salarial y del hecho de que muchas mujeres renuncien a una jornada laboral completa o se hayan pedido una excedencia para cuidar de los mayores o menores que tenga a su cargo”, explica. Sin embargo, aún nos queda mucho por hacer. “El 95 % de las excedencias se las han pedido las mujeres, y el 89 % de estas ha sido para cuidar a alguien. Tenemos que trabajar para que estas excedencias sean iguales en hombres y mujeres”, explica la secretaria general de Mujeres en Igualdad.

Fúnez ve avances “importantes, pero insuficientes” en la lucha contra estas desigualdades, como ha sido la creación del complemento a la maternidad en las pensiones, un incremento a las contribuciones por viudedad, jubilación o incapacidad permanente para beneficiar a las mujeres que hayan tenido dos o más hijos (naturales o adoptados) y que se puede solicitar para las pensiones reconocidas a partir del pasado 1 de enero de 2016.

Estamos muy lejos de alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres. Según los últimos datos arrojados por Eurostat, los hombres de la Unión Europea cobran un 16,3 % más que las mujeres por cada hora trabajada. En España, esta diferencia es ligeramente menor, del 14,9 %. En el caso de los hombres y mujeres pensionistas de nuestro país, la brecha salarial escala hasta el 36,1 %, según las estadísticas del Parlamento Europeo. Queda mucho por hacer desde las instituciones públicas, pero también desde las privadas.

Sergio García M.

El coste del ‘brexit’ sí que será duro

Entrada anterior

Iberia y su ONG ‘Mano a Mano’ presentan un proyecto educativo en Guatemala

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Negocios