En Portada

¡Son los impuestos! Ciudadanos gana la batalla a un PP sumido en una inercia negativa

1
Ayuso y Aguado, candidatos a la Comunidad de Madrid por Ciudadanos y PP.

Lo peor de entrar en una racha negativa es la incertidumbre que genera desconocer cuándo y cómo se saldrá del agujero. El Partido Popular ha salido escaldado de las últimas elecciones generales y no sería una imprudencia pensar que a este capítulo trágico aún le quedan unas páginas. La formación se juega perder el poder en la Comunidad Madrid por primera vez desde 1995, cuando Alberto Ruiz-Gallardón puso fin a los doce años de presidencia de Joaquín Leguina.

El nerviosismo en el PP es tal que un día después del 28-A su presidente, Pablo Casado, comenzó a despegarse de la sombra de VOX. La nueva estrategia estaba clara: el PP de las municipales y autonómicas debía bajar de revoluciones el derechómetro si no quería perder al votante más moderado. El problema ahora es que Ciudadanos, tras el sorpasso en las generales a los populares en la Comunidad y decenas de municipios, está engordando su credibilidad a ojos del electorado. Mientras Ignacio Aguado propone, la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, avanza de patinazo en patinazo. Ya hay quien habla de ‘ayusazos’.

El estreno de Ayuso, una apuesta personal de Casado –en detrimento de Ángel Garrido, ahora en Ciudadanos–, fue el síntoma de lo que estaba por venir. En un acto celebrado en el Club Siglo XXI mostró su indignación por la petición de cárcel a Cristina Cifuentes, expresidenta regional, y a Ana Julia Quezada, la asesina del niño Gabriel. La candidata confundió la petición de pena del fiscal para Cifuentes con la del abogado defensor de Quezada, para quien la Fiscalía pide la prisión permanente revisable.

PP, C’s y el foco mediático

Desde el PP apuntan que Ayuso es renovación y que, por tanto, es lógico que tenga menos experiencia que otras personas. Su director de campaña, Alfonso Serrano, sostiene que muchos ataques tienen que ver con que es mujer y del PP; y asegura que cuantos más ataques reciba de la izquierda, mejor para ella y para la formación. Sin embargo, también hay voces que afirman que Ayuso está muy verde y que genera desconfianza entre los votantes.

Y no es para menos. Si el 8 de mayo Díaz Ayuso ocupaba los titulares con su defensa del empleo basura –«Hablar de empleo basura es ofensivo para la persona que está, a lo mejor, deseando tener ese empleo basura»–, el día siguiente, Ignacio Aguado, su rival, aparecía en los medios de comunicación con su propuesta de abrir el Metro las 24 horas del día durante los fines de semana si se hace con la presidencia de la Comunidad.

Aguado, que extiende la estrategia a nivel nacional de Ciudadanos mediante la cual quedan prohibidos los pactos con el PSOE, se ha comprometido a mantener la bonificación del impuesto de sucesiones e incluso extenderla, ahora que tan de moda está hablar de este gravamen, cuya reducción, ya se sabe, beneficia a quien más tiene. Además, como anunció Rivera, Ciudadanos se compromete a bajar los impuestos en los territorios en los que gobierne en la misma medida en que Sánchez los aumente en el ámbito nacional.

En un momento de extrema delicadeza para el PP, contar con un activo como Ayuso al frente de un feudo histórico como Madrid penaliza más que ayuda. Ahora los votantes de derechas tendrán que decidir entre los ultras de VOX, los ‘ayusazos’ de un PP a la defensiva y un Ciudadanos que otea el liderazgo del centro derecha con muchas posibilidades. La inercia de los acontecimientos augura un peligroso futuro a corto plazo para el PP. Cómo se resolverá este capítulo, lo veremos en poco más de una semana.

Sergio García Moñivas
Periodista. Redactor jefe de Analytiks.

Otros medios, otras voces | Un ministro independentista, ¿valentía o suicidio?

Entrada anterior

El soberanismo cobarde

Siguiente entrada

También te puede interesar

1 Comentario

  1. El PP lo tiene difícil y con un casting como el que han realizado tanto en las generales como en las de ahora, todavía lo dificulta más. Candidatas como Isabel Díaz Ayuso restan, no puede ser más inepta. Entiendo la dificultad de encontrar un candidato para la Comunidad de Madrid, o están relacionados o imputados por la corrupción. Creo que Ciudadanos no van a ganarles porque el PP tiene unas infraestructuras que no tienen ellos, además de que Vox no se presenta en todas las comunidades o ayuntamientos, aparte de que pueden recuperar votos prestados. Pero de todas las maneras la debacle es grande. La corrupción, las mentiras, las políticas para el 10% ,algún día, en algún momento se pagan.

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en En Portada