EntrevistasInformación económica

Jesús Fernández Villaverde: “No se ha tomado en España ninguna decisión reformista profunda en los últimos años”

0
Jesús Fernández Villaverde: “No se ha tomado en España ninguna decisión reformista profunda en los últimos años” 1

ENTREVISTA A JESÚS FERNÁNDEZ-VILLAVERDE

Catedrático de Economía de la Universidad de Pensilvania y doctor en Economía por la Universidad de Minnesota. Miembro del National Bureau of Economic Research (NBER). Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales por ICADE

-¿Ha aprovechado España como debería los efectos de los tipos de interés cero que llevan ya tanto tiempo establecidos en Europa?

-En una situación en la que se reanuden las turbulencias financieras y las restricciones a la liquidez vuelvan a ser imperativas en la economía española, nos daremos cuenta de que hemos hecho muy poco. Hay que matizar no obstante entre el sector privado y el público. El primero ha hecho un gran esfuerzo pero, por parte de las autoridades públicas, no se ha hecho un esfuerzo lo suficientemente fuerte como para encauzar las cuentas, que tienen hoy un serio problema de sostenibilidad. He analizado con mucho detalle hace poco, junto a mi colega David López Salido, los presupuestos de las administraciones para elaborar un artículo publicado en fechas recientes en el blog Nada es Gratis y estamos muy preocupados.

No se ha tomado en España ninguna decisión reformista profunda en los últimos años. Sugeriría a todo el mundo que fuera a la web del Congreso de los Diputados. Tiene una pestaña llamada legislación. Pues bien, si entramos en ella, se puede ver la aprobada en 2015 y en 2016. Este año, dado que no tenemos Gobierno, la única existente es la convalidación de un Real Decreto legislativo sobre extensión de medidas de fomento del empleo, es decir, muy poca cosa. Dado que las elecciones serán el 26 de junio, ahora se disolverán las Cortes y no se volverán a reunir hasta mediados de agosto más o menos. No habrá Gobierno antes de primeros de septiembre si tenemos suerte. Eso significa que habrá pasado casi un año sin que se haya aprobado nada. Pero lo triste es cómo el PP ha desaprovechado una mayoría absoluta muy cómoda, porque en 2015 no ha habido medidas de reforma de calado. Ese año se legislan básicamente normas dedicadas a tres temas importantes: los presupuestos generales del Estado, la reforma del Tribunal Constitucional para que sus sentencias se puedan aplicar de manera directa y la rebaja del IRPF, que no ha sido resultado de pensar la estructura impositiva española, sino simplemente electoralismo puro y duro. El PP buscaba con ella a sus votantes tradicionales de clase media y media alta, a los que el marginal se les baja unos puntos. Llevamos 18 meses sin hacer nada y en los próximos seis sucederá lo mismo. Han pasado dos años con vientos de cola como el bajo coste del petróleo, el bajo coste de financiación de la deuda y una economía mundial en positivo y no se ha hecho nada. Lo vamos a lamentar.

-Parece que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, no se decide a subir los tipos en Estados Unidos, ¿qué puede suponer para las economías estadounidense y europea meses y meses con tipos de interés cero?

-No se puede saber con seguridad qué va a ocurrir. En el corto plazo, la situación actual de ausencia de activos seguros nos dice que su precio va a seguir siendo alto por una temporada, con lo cual mientras la economía mundial no solucione este problema de ausencia, falta o escasez de estos activos hay relativamente poco que la política monetaria pueda hacer. Existe preocupación –en cuanto al mantenimiento en el medio plazo de estos bajos tipos– de que ciertas instituciones como bancos o aseguradoras y fondos de pensiones no sean sostenibles. Hay un fácil ejercicio que se puede hacer para entenderlo. Vamos a imaginar a una persona de 40 años y vamos a calcular qué obtiene si ahorra 100 euros al año hasta los 68 con un tipo al 4 %. Comparemos la cantidad de dinero que acumula en 28 años de esta manera y el que tendría con un tipo de interés al 1 %. La diferencia es abismal. Por eso, si los tipos se mantienen tan bajos durante los próximos cinco ó 10 años vamos a empezar a ver consecuencias serias y no creo que nadie tenga ahora mismo una idea muy clara de por dónde va a ir el sistema financiero mundial a este respecto.

“Que haya 126.000 nuevas familias que se vayan a la cama angustiadas todas las noches al haber perdido su trabajo por la frivolidad de una clase política que no se pone de acuerdo es un triste legado de nuestras élites”

Janet Yellen mantiene sus prevenciones acerca de normalizar la política monetaria americana por la enorme incertidumbre de la economía mundial. La americana no está en una mala situación, el desempleo es del 5 % y está creciendo de forma razonable, pero hay muchas dudas. Están ahí los datos del primer trimestre de crecimiento en China, que son muy malos, y el Federal Open Market Committee (FOMC) está haciendo un balance de riesgos entre mantener los tipos de interés bajos un año más, lo que implica asumir el riesgo de algo de inflación y los problemas que mencionaba antes, frente a empezar a subir los tipos, lo que puede provocar que la economía caiga, en un contexto mundial muy negativo, y se genere una recesión que empeore todo. Estoy de acuerdo con la decisión de la mayoría del FOMC, que apuesta en estos momentos por la cautela. Como siempre ocurre, en política monetaria uno tiene que elegir entre dos males, ninguna de las dos soluciones es buena y por eso hay que mirar a la distribución de riesgos y emplear el buen juicio en dilucidar cuál es más serio y más grave. Lo es más poder empujar a la economía norteamericana a una ralentización prematura que el posible riesgo de inflación por mantener los tipos bajos mucho tiempo.

-Ha mencionado a China, ¿cómo está afectando a la economía mundial lo que sucede en el gigante asiático? Muchos expertos no otorgan confianza a los datos que ofrecen sus autoridades…

-En primer lugar, China ha crecido muy deprisa desde el comienzo de las reformas económicas en 1979 pero lo ha hecho siempre de forma intensiva, acumulando fuerza de trabajo, es decir, haciendo que más de 300 millones de trabajadores que vivían de una agricultura de subsistencia fueran a las ciudades, a sus factorías y a su sector servicios, y ha crecido acumulando mucho capital, con una tasa de ahorro muy alta. El problema de crecer así es que tiene una fecha límite porque llega un momento en el que no hay muchos más agricultores que llevar a las ciudades y ya no se necesita más capital. Pasé algo de tiempo en Shanghai las pasadas navidades y observé cómo autopistas de seis carriles en cada sentido están claramente infrautilizadas porque no hay suficientes coches y su aeropuerto tiene muchas más puertas de embarque de las que necesita. Entonces, ¿invertir más en qué? Un ciclo histórico de crecimiento de su economía ha llegado a su final y la única manera de que crezcan en el medio plazo será hacerlo en función de la productividad, que es como crecen los países una vez que ya se ha hecho una transformación estructural. Sin embargo, no creo que la economía china esté en este momento preparada para un crecimiento basado en productividad debido a sus rigideces y restricciones, empezando porque se trata de un sistema dictatorial en el que los derechos de propiedad y el imperio de la ley no están adecuadamente implantados.

Fernández-Vilaverde durante la ponencia magistral que impartió en La Fundación Rafael del Pino con el título 'Retos y oportunidades de la economía española en la incertidumbre' el pasado 28 de abril

Fernández-Villaverde durante la conferencia magistral que impartió en la Fundación Rafael del Pino (FRP) con el título ‘Retos y oportunidades de la economía española en la incertidumbre’ el pasado 28 de abril

Además, probablemente han extendido cinco ó 10 años más su proceso de crecimiento a través de grandes inversiones en el sector inmobiliario y existen muchas dudas razonables acerca de la verdadera salud de sus bancos. Eso puede estallar en cualquier momento. En economía uno nunca puede tratar con certezas, ha de hacerlo con distribución de riesgos, como he comentado, y la economía china tiene entre un 60 % y un 65 % de probabilidades de que su situación sea muy mala en el corto plazo. ¿Será dentro de seis meses? ¿De dos años? No lo sabemos. Me ha sorprendido la capacidad que han tenido sus autoridades de controlar la fuga de capitales en el último año o año y medio. Lo han hecho mejor de lo que muchos economistas esperaban. A la vez, en economía suele ocurrir que las cosas que no pueden continuar, continúan por más tiempo del que uno cree, pero cuando finalmente acaban, lo hacen mucho más rápido de lo esperado. Y algo así puede ocurrir en China. Pasarán seis meses más, quizá un año más o hasta dos y no habrá pasado nada pero un día llegará el colapso y tendrá consecuencias muy importantes para la economía mundial.

“Alemania nunca desde que en 1948 comienza la República Federal ha sido
incapaz de formar gobierno tras unas elecciones. Francia, desde el inicio de la V República en el 58, tampoco, ni Italia, a pesar de todo. Lo que ha sucedido aquí es una seria llamada de atención a nuestra estructura política”

-¿Se ha realizado el ajuste del mercado de trabajo en España con la bajada de salarios y el recorte de las plantillas de las empresas o aún hay malas noticias por recibir? ¿Piensa que las expectativas negativas por la caída de la demanda han influido en que la crisis haya sido más fuerte? Vamos, que si los empresarios creen que no van a vender, producen menos y eso genera más paro. ¿De qué manera influye la incertidumbre que existe sobre la demanda en que los mercados no se ajusten como deberían?

-He calculado, junto a López Salido, que la alta incertidumbre de la actual economía española va a costar 126.000 puestos de trabajo, que habrán desaparecido a final de año. Es una estimación, claro. Más de lo que pensaba. Que haya 126.000 nuevas familias españolas que se vayan a la cama angustiadas todas las noches al haber perdido su trabajo por la frivolidad de una clase política que no se puede poner de acuerdo es un triste legado de nuestras élites. Sobre todo, porque es una herida autoinflingida. No nos viene de fuera. Si yo hubiera sido ministro de Economía en 1979 pues me hubiera tocado lidiar con una revolución en Irán que destierra al sha de Persia y cuando llega Jomeini sube el precio del petróleo. ¿Qué puedo hacer? O si se hunde la economía mundial… No es mi culpa. Me interesa mucho la estadística y la econometría electoral y he estudiado la experiencia de Reino Unido, Francia, Italia y Alemania desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

En el caso de Alemania, nunca desde que en 1948 se da inicio a la República Federal, los partidos alemanes han sido incapaces de formar gobierno tras unas elecciones. En 68 años. En Francia, desde el comienzo de la V República en el 58 tampoco ha sucedido. En Italia, a pesar de todo, tampoco. Ha habido tres legislaturas muy cortas de menos de dos años que han llevado a volver a las urnas pero el día después de unas elecciones se ha llegado a acuerdos. En el caso de Reino Unido, ocurrió solo en el 74, cuando los conservadores y los liberales fracasaron en sus negociaciones y hubo un Gobierno laborista en minoría durante seis meses antes de ir a una segunda elección. Algo tan tremendo como haber llegado aquí a una situación de sainete que hace imposible alcanzar algún acuerdo es una seria llamada de atención a nuestra estructura política. Además, sobre las elecciones del 26 de junio –algo que no ha ocurrido nunca en nuestra historia y por ello no sabemos cómo van a responder los votantes–, los sondeos indican que se va a reproducir el resultado de diciembre. Puede ocurrir que haya una sorpresa pero, si no ocurre, ¿qué va a cambiar? ¿van a decir ahora que sí los partidos a lo que antes decían que no? Vamos a oír hablar de lo mismo… ¿Qué hacemos? No tengo la respuesta muy clara. Pero me temo que los votantes de Podemos están convencidos de que la culpa es de Rajoy, los de Rajoy al revés…

Jesús Fernández Villaverde: “No se ha tomado en España ninguna decisión reformista profunda en los últimos años” 2El 20 de diciembre el PP se pegó un tiro en la pierna porque atacó muy duramente a Ciudadanos durante las dos últimas semanas y los medios y en particular Televisión Española trataron sorprendentemente bien a Podemos porque querían atraer a votantes de Ciudadanos y ayudando a Podemos pensaban que rebajaban las expectativas electorales del PSOE. Esta estrategia del miedo es equivocada. En la mayoría de las provincias, si eres el tercero en el reparto de escaños estás en una posición muy diferente a si eres cuarto. Si hubieran hecho una campaña electoral diferente, Ciudadanos podría haber tenido unos cuantos diputados más y el PP podría haber pactado con ellos y contar con el apoyo de PNV y Coalición Canaria. Ahora mismo, de nuevo Rajoy está cargando las tintas contra Ciudadanos y eso es una respuesta un tanto irracional. Están muy molestos con la aparición de un partido que les roba lo que ellos creen que son sus votantes naturales y por tanto, en vez de pensar qué hacer el 27 de junio por la mañana, están pensando cómo atacar en campaña. La otra gran incertidumbre sobre el escenario electoral es si IU y Podemos llegan a confluir y la cantidad de atracción de voto que eso supondría, ya que históricamente en las elecciones nacionales y autonómicas suele ocurrir que en este tipo de coaliciones uno más uno es menos que dos. Ha pasado en Cataluña. La única excepción son las municipales, donde las confluencias han sido exitosas como es el caso de Madrid y de Barcelona. Pero quizás porque la gente en las municipales tiene más flexibilidad en su voto. Eso me hace ser escéptico sobre los réditos electorales de una coalición entre IU y Podemos. El votante más a la derecha de Podemos se puede ir y el ‘noviazgo’ que tenía Pablo Iglesias con los medios de comunicación creo que se ha roto.

-Hay voces que acusan de la a su juicio excesiva exposición mediática de Podemos a pesos pesados del PP

-Será labor para los historiadores documentar si esto es verdad o no. Me han comentado fuentes bien informadas dentro de la Administración que es cierto. Una idea que subyace detrás es que, creando un partido alternativo al PSOE más a la izquierda, la descolocas por una generación y yo puedo ver a Soraya Sáenz de Santamaría, a Pedro Arriola y a otros haciendo maniobras típicas de reservado de restaurante de Madrid. Creo que hay también un elemento de odio hacia el PSOE y de querer decapitarlo por una generación. Si les preguntas cuál va a ser la alternativa, no les importa. Yo les recordaría a François Mitterrand como aprendiz de brujo dando alas al Frente Nacional (FN) con su reforma electoral. Cuando en Francia existía un sistema mayoritario a dos vueltas que hacía imposible prácticamente que el FN pasase de ser testimonial, él cambió el sistema proporcional porque sabía que así el FN iba a tener algo más de un 10 % de votantes y eso iba a hacer que la derecha fuera incapaz de gobernar. Le salió al revés. El FN destroza la capacidad de formar coaliciones en Francia que tengan políticas sensatas y además muchos de sus votantes no son de barrios pijos de París sino de clase obrera y trabajadora, antes votantes socialistas. Creo que ser condescendientes o dar aire a partidos para destrozar al enemigo es entrar en dinámicas muy complejas y peligrosas y pueden salir mal. Cómo puede estar el panorama político español dentro de unos tres años cuando todo se haya asentado un poco podría no ser nada beneficioso para el PP, aunque piense que puede salirle bien en el corto o medio plazo. Además, demuestra una gran arrogancia en el sentido de la capacidad de predecir cómo funcionan los sistemas complejos.

“El 20 de diciembre el PP se pegó un tiro en la pierna porque atacó
muy duramente a Ciudadanos durante las dos últimas semanas y los medios
y en particular TVE trataron sorprendentemente bien a Podemos al pensar que así rebajaban las expectativas electorales del PSOE. Es un error”

El tratamiento que tuvo Podemos en medios controlados por el Gobierno durante las dos últimas semanas de diciembre indicaba claramente que estaban contentos con la situación, como el hecho de que se haya pasado de puntillas por sus vínculos con Irán y con Venezuela. Empezaron con una subvención de los ayatolás. Al margen de que fueran antes una Fundación y no un partido y se agarren a eso. Es, como decía Max Webber, la diferencia entre las responsabilidades legales y las políticas. Me sorprende mucho que por ejemplo los movimientos feministas en España estén encantados con este partido que está originalmente pagado por los ayatolás. A cualquier otro le montarían una gorda y esa doble vara de medir es absolutamente inaceptable. Todas las soluciones de Podemos son incorrectas y una locura pero el discurso que proponen es muy atractivo para sectores desencantados de la población. Y mientras no se resuelva ese problema, Podemos o cualquier réplica, se llame como se llame, va a poder conectar con ese desencanto social.

-¿Ve alguna alternativa a la financiación de las Comunidades Autónomas?

-Hay que ir hacia un sistema donde haya una relación mucho más clara entre lo que recauda cada una y lo que gasta. Tiene que haber más responsabilidad y un programa de gasto público por Comunidad Autónoma que tiene que votar su electorado. La responsabilidad fiscal debe ser mucho más directa.

-¿Qué opina de las verdaderas razones económicas detrás del Brexit en relación a las cautelas de la City londinense sobre la regulación de los mercados financieros y de los diferentes fondos?

-Pienso que la mayoría de las élites económicas y del establishment de Reino Unido está en contra y prefiere mantenerse en la Unión Europea. Existe el argumento de los problemas estructurales que tiene la UE a medio plazo y que no tiene Reino Unido y por eso romperían amarras, pero el coste de salir para ellos, dadas las ventajas de las que disfrutan como no estar dentro del euro, no justifican su salida.

Iberia 350

Revista de prensa: ¿Qué es ese contrato único del que hablan IU y Podemos?

Entrada anterior

IU y Podemos pactan listas conjuntas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Entrevistas