Europa

Batalla cuerpo a cuerpo por el Elíseo

0
Batalla cuerpo a cuerpo por el Elíseo 1

Aunque las encuestas apuntan un triunfo seguro de Emmanuel Macron sobre Marine Le Pen, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, el próximo 7 de mayo, los mercados y los defensores de mantener la unión en Europa transmiten, a la vez, una cierta inseguridad por una batalla cuerpo a cuerpo en la recta final.

El líder centrista se ve obligado a bajar a la tierra y dejar por unos días los palacios, precisamente porque su rival se autoproclama la candidata del pueblo en un intento, seguramente baldío, de que los electores olviden sus posiciones ultraderechistas.

Macron se reúne con líderes sindicales en una fábrica de Amiens y Le Pen se presenta por sorpresa a las puertas de la factoría en huelga en un intento de reivindicarse como la defensora de la clase obrera golpeada por la globalización.

Se pelea a pie de calle y se debate sobre propuestas de carga ideológica en un terreno marcado por el proteccionismo creciente. Hoy por hoy, Macron carece de un programa concreto y la realidad es que no tiene un partido detrás que articule nuevas propuestas y liderazgos claros, aunque esta ausencia es vista por muchos como una ventaja, dada la crisis de los partidos clásicos.

Si Macron es capaz de lanzar una organización con implantación en todo el territorio podrá consolidar su triunfo fulgurante, aunque su principal dificultad reside en el hecho de que las elecciones legislativas se celebrarán el 11 de junio. Es el tiempo que tiene el futuro presidente para definir su propuesta política y articular un partido aún inexistente que apoye su gestión en el Parlamento.

Una Unión Europea en crisis política mira con atención a Francia esperando respuestas para relanzar su estructura y una política de ajuste que tantas veces se ha puesto en tela de juicio por la gravedad de los efectos demoledores de la reciente crisis económica.

A pocos días de la segunda y definitiva vuelta de la elección presidencial, las encuestas cambian de signo y empiezan a mostrar un claro descenso de Emmanuel Macron, mientras sube su rival Marine Le Pen, candidata de la extrema derecha.

Aún así, Macron sigue siendo el político más popular de Francia, por encima del 40% de opiniones favorables, pero lo grave es la tendencia a la baja, descenso de entre 4 y 5 puntos, seguramente por los errores cometidos en los últimos días y por la falta de programa sobre los temas fundamentales que preocupan a los franceses. Precisamente, esos 4 ó 5 puntos son los que sube Le Pen. ¿Supone este cambio en los sondeos un motivo de preocupación? El día 7 lo sabremos, pero en unas elecciones nunca se deben dar por ganadas y, menos aún, en momentos tan convulsos en los que el electorado no se decide tanto por la ideología, sino por la necesidad.

Especialmente crítica es la situación de la UE, sobre todo ante la negociación con Gran Bretaña por el Brexit. Merkel mantiene una posición inflexible y explica ante el pleno del Parlamento alemán su postura en el Consejo Europeo extraordinario. La canciller  afirma que Alemania atacará por el flanco financiero para iniciar las negociaciones exigiendo a Londres el cumplimiento de sus compromisos, desde luego sin olvidar los correspondientes a espacios temporales posteriores a la desconexión. De quedar este principio fijado en la hora de ruta de las negociaciones, se haría visible por primera vez para el pueblo de Reino Unido el coste del Brexit en términos financieros.

analytiks

El Partido Democrático Español (PDE)

Entrada anterior

RENAULT EXPLORA EL FUTURO DE LA FÓRMULA 1

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Europa