Europa

Felipe González: “El triunfo de Le Pen en Francia podría suponer el fin de la UE”

0
Felipe González: “El triunfo de Le Pen en Francia podría suponer el fin de la UE” 1

Este mes se han cumplido sesenta años de la firma del Tratado de Roma, germen de la actual Unión Europea. El sexagenario grupo, sobra decirlo, no pasa por su mejor momento: aún sufrimos los vestigios de la crisis económica, no sabemos cómo afrontar la llegada de refugiados, contemplamos el auge y despunte de partidos xenófobos y eurófobos y un largo etcétera. El mayor varapalo vino de parte de un país que nunca ha confiado en esta unión y que materializó sus desavenencias en forma de referéndum y despidiéndose de Europa. El brexit es el camino que les gustaría seguir a otros partidos, como el Frente Nacional, de Marine Le Pen, cuyo posible triunfo, en palabras del expresidente de España, Felipe González, podría significar “el fin de la UE”.

Holanda ha esquivado al eurófobo Geert Wilders, pero la ultraderecha es una llama que no termina de apagarse. El segundo país más importante de la UE posbrexit, Francia, acude a unas elecciones presidenciales con una Le Pen al alza en los sondeos tras el último atentado terrorista de Londres. La candidata del Frente Nacional llegará, sin duda, a una segunda vuelta, lo que no está tan claro es si llegará al Elíseo. “Es probable que fuese el fin de la UE”, augura el expresidente español, Felipe González, durante un debate organizado por el Real Instituto Elcano en la Fundación Botín, en el que también ha participado el presidente de la institución, Emilio Lamo de Espinosa.

Otro motivo de preocupación para el exmandatario es la capacidad de contaminación del “discurso xenófobo a las fuerzas centrales”. “¿Qué hemos hecho mal para que el populismo nos coma terreno de esa manera”, se pregunta. González asegura que le preocupa más este punto que el hecho de que se vaticine un caos absoluto en los mercados con la victoria de Le Pen: “Nadie les ha dado unas urnas, no sé dónde acuden a votar (…) De todos modos, no me preocupan, los mercados no piensan en el largo plazo”.

Felipe González, quien no quiere ser tachado de pesimista en este debate (“como mucho, de optimista informado”, ha comentado), confiesa que hay que contemplar bajo la lupa de la autocrítica las cosas que no se han hecho bien en la Unión Europea, “sin miedo a que estas críticas las utilicen los antieuropeístas”, señala. Entre esos problemas mal resueltos, el ex secretario general del PSOE ha mencionado los siguientes: “Falta de expectativas entre los jóvenes, una crisis económica que no vimos, una mala respuesta a la implosión bancaria y problemas estructurales en la creación de la UE (firmamos un tratado de unión económica y monetaria sin tener en cuenta la fiscalidad de los distintos países, lo que produciría choques asimétricos que estamos viviendo ahora)”.

[pullquote]”Hay que hacer autocrítica de las cosas que no se han hecho bien en la UE”[/pullquote]

Estos ‘choques’ provocan que grandes multinacionales eludan impuestos y paguen mucho menos que el resto de compañías. Aprovechándose de estas grietas en el muro fiscal de la UE, Apple, por ejemplo, llegó a pagar un tipo efectivo del impuesto de Sociedades sobre beneficios en Europa del 1 % en 2003 y del 0,005 % en 2014 (leer) gracias a las ventajas fiscales de Irlanda.

Sin embargo, existe otras crisis mucho más grave y que Europa no consigue corregir, la de los refugiados. González asegura que responde “a la falta de desarrollo de una política de fronteras y de seguridad”. “Europa no tiene una política de reasentamiento, y como no tenemos recurrimos a la OTAN para vigilar las fronteras. Creo que hay que reflexionar sobre esto”, señala. Al hilo de la seguridad de los europeos, el exmandatario alerta que dependemos tecnológicamente de Estados Unidos, único país que se ha tomado en serio la ciberseguridad. Y ha dado un dato: Merkel se ha gastado 600 millonesen ciberseguridad, Barack Obama realizó un desembolso de 18.000 millones.

El expresidente de España también ha sido muy crítico con la gestión de la crisis financiera por parte de la UE, que pensó –y erró– que el problema residía en “haber inventado esa maravilla que se llama economía social de mercado”, a la que muchos veían como un estorbo en la inserción de Europa en la economía global, por lo que se impusieron políticas austericidas. Sin embargo, en el “centro por excelencia del pensamiento liberal” como es el foro económico de Davos llevan varios años diciendo que “el modelo de la economía global no es sostenible si no se tiene en cuenta la redistribución del ingreso”.

Preguntado por los efectos que la negociación para la salida del Reino Unido de la UE tendrá sobre el futuro del proyecto europeo, González no tiene dudas de que actuará como una “vacuna” o “contagio” en función de cómo se resuelva la defensa sobre los derechos de los ciudadanos comunitarios en Reino Unido. “Los ciudadanos europeos no pueden ser menospreciados, maltratados o discriminados dentro de las fronteras europeas. Eso va a definir mucho más el resultado del brexit que cualquier otra cosa” en términos de una mayor aceptación o desafección ciudadana hacia el proyecto europeo, ha vaticinado.

Iberia Alexa
analytiks

Un año más comienzan los cursos de Volkswagen Experience

Entrada anterior

Iberia y Qatar Airways firman un acuerdo de códigos compartidos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Europa