Global

Destronar a Arabia Saudí

3
El príncipe saudí MBS, Mohamed Bin Salmán

Si hay una oportunidad para cambiar la relación con los saudíes, es esta. Angela Merkel ha tomado la delantera a sus socios europeos cancelando la exportación de armas a Arabia Saudí. La canciller alemana sostiene que “en estas circunstancias” no se puede seguir haciendo negocios. Al menos hasta que no se esclarezca el asesinato del periodista Yamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul.

Merkel ha sido tajante. “Condenamos este acto [la desaparición de Khasogghi] en los términos más contundentes. Segundo, hay una necesidad urgente de aclarar lo sucedido y todavía estamos lejos de saberlo. En lo que respecta a las exportaciones de armas, estas no pueden ocurrir en las presentes circunstancias”, dijo la canciller durante un mitin de la UCD (Unión Cristiano Demócrata), según recoge eldiario.es.

En Alemania cierran filas en torno a Merkel. Tanto socialdemócratas como compañeros de partido apuntan hacia la necesidad de tomar un perfil duro con la monarquía autoritaria saudí. Reino Unido y Francia también se han unido a las críticas a Arabia Saudí. Exigen una “aclaración urgente de lo sucedido” y piden que cualquier investigación realizada por Riad “sea respaldada por los hechos”.

¿Qué hará España?

La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados rechazó el martes, con los votos del PP y del PSOE y la abstención de Ciudadanos pedir al Gobierno que paralice la venta de armas a Arabia Saudí. A cambio, abogan por reforzar los controles del material suministrado a otros países para garantizar que no se vulneran los derechos humanos.

El Ejecutivo socialista, que este mantendrá el suministro de ventas de armas a los saudíes, necesita un pulso de cirujano para la que se le viene encima. Tendrá que hacer malabares con las presiones europeas, las de sus socios de gobierno (Unidos Podemos) y las sensibilidades internas.

En diciembre hay elecciones en Andalucía, y allí, concretamente en el Astillero de Navantia en San Fernando (Cádiz), están pendientes de un mastodóntico contrato armamentístico con Arabia Saudí. La cancelación de la venta supondría la pérdida de trabajo para muchos empleados de Navantia. Principios y dignidad o el pan de los trabajadores.

Leer más: ‘El caso Khashoggi abre el melón de las sanciones a Arabia Saudí’

Un ¿aliado? cruel e inteligente

Ni la guerra en Yemen ni su postura en Siria. La implicación de Arabia Saudí en la muerte de Khashoggi ha activado las alarmas diplomáticas en Occidente. Mohamed bin Salman, el príncipe heredero y hombre fuerte del gobierno saudí, dejará de ser bien recibido allende sus fronteras. Según recoge Reuters, una fuente con vínculo con la Casa Real saudí asegura que “este episodio no derribará a MBS, pero ha golpeado su imagen, lo que llevará mucho tiempo reparar, si es que se consigue. El rey lo está protegiendo”.

Estados Unidos es el principal valedor del Reino del Desierto. Aunque en un principio Donald Trump tanteó la posibilidad de cambiar su postura, en cuanto Riad ofreció su visión de los hechos el presidente la dio por válida. Sin embargo, va en contra del espíritu del Congreso estadounidense. Según explican desde Política Exterior, “senadores republicanos como Bob Corker, presidente del comité de Exteriores, Marco Rubio, Bob Menendez y Lindsey Graham ya han advertido que el régimen tendrá que pagar un precio”.

Asimismo, en el Senado surgió hace algunos meses una iniciativa bipartidista para impedir la venta de misiles de precisión a Riad por valor de 2.000 millones de dólares. La iniciativa logró 44 votos a favor y puede que la próxima iniciativa logre alguno más, explica la publicación.

Pero Arabia Saudí es cruel e inteligente a partes iguales. Escandaliza a la opinión pública con sus crímenes de guerra en Yemen, pero ha dispersado las compras de armas por Estados y distritos electorales de todo EE. UU. para asegurarse el respaldo de sus senadores y congresistas, explica Política Exterior. Será muy difícil romper los puentes con la casa Al Saud, pero será inevitable si actitud no cambia.

 

Iberia Navidad
Sergio García M.

Los e-Golf y e-Up eléctricos disponibles para pruebas

Entrada anterior

Arabia Saudí y Turquía: enemigos y vecinos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Global