Global

Elecciones en Colombia: ¿un giro a la izquierda?

0
Fotografía de Gustavo Petro

La crisis de la izquierda no conoce fronteras. Con Argentina, Chile y Brasil con gobiernos conservadores, Colombia puede cambiar esta deriva. Y lo puede hacer de la mano de un exguerrillero del M-19, Gustavo Petro. El candidato del Movimiento Colombia Humana es un político de izquierdas que parece el favorito para suceder a Juan Manual Santos en la república suramericana.

Petro, como recuerdan en un elaborado perfil los compañeros de Contexto, sufrió un intento de asesinato el pasado mes de marzo, cuando se dirigía a un acto de campaña en la plaza central de Cúcuta, en la frontera con Venezuela. El vehículo en el que viajaba recibió varios tiros, pero el blindaje detuvo las balas y ninguno de los ocupantes resultó herido. Tras el intento de atentado, Petro dio un discurso de una hora ante una multitud que le esperaba en las puertas del hotel en el que se encontraba.

Este episodio no es baladí. La violencia ha sido un compañero de viaje para Petro desde sus 17 años, cuando decidió unirse al M-19 (el Movimiento 19 de Abril). Para él, como para tantos otros jóvenes, la guerrilla era la irrupción de un ilusionante proyecto de izquierdas, surgido tras el presunto fraude en las elecciones de 1970, que dieron como ganador a Misael Pastrana Borrero sobre Gustavo Rojas Pinilla. Pero Petro ha sabido incorporarse a la vida política con normalidad. Desde que firmó la paz ha sido congresista, alcalde de Bogotá y candidato presidencial.

Dicen de Petro que, desde que ha llegado a la política, siempre ha trabajado en pro de las minorías desfavorecidas y la clase media emergente. Ahora como candidato, en su lista de promesas electorales se encuentran el desarrollo de una educación universal, gratuita y de calidad; eliminará el servicio militar obligatorio y, entre otras cosas, ampliará los permisos de paternidad.

Petro no es un desconocido para Colombia

En 2012 fue elegido alcalde de Bogotá, pero su periplo terminó tres años después, cuando fue destituido e inhabilitado por la Procuraduría debido a la gestión de la crisis de la basura (las calles estaban tan llenas de basura debido a la huelga del servicio de limpieza que incluso se decretó una emergencia sanitaria), aunque finalmente la justicia revocó esa decisión.

Ahora Petro lidera algunas encuestas. Detrás de este fenómeno se encuentran el hartazgo de parte de la sociedad con las elites gobernantes, los casos de corrupción y la desigualdad, además de una muy buena oratoria y un eficaz manejo de las redes sociales.

Pero Petro no tiene todas consigo. El resto de contrincantes en esta carrera presidencial le ha tachado de populista. Hasta él mismo ha mostrado en público sus simpatías por el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez; sin embargo, reniega de la figura del actual mandatario, Nicolás Maduro. De este modo, si Petro pasase a una segunda vuelta, tendría casi con toda seguridad a la mayoría de líderes y votantes en contra.

Iberia Navidad
Sergio García M.

Porsche Cayenne híbrido y enchufable

Entrada anterior

Otro año más Volkswagen acude a su cita con las furgonetas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Global