Global

¿Qué esconde la visita de Donald Trump a Arabia Saudí?

0
¿Qué esconde la visita de Donald Trump a Arabia Saudí? 1

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha elegido a Oriente Próximo como destino para realizar su primera visita oficial en el extranjero. Nunca antes en la historia estadounidense un mandatario había elegido un país árabe para realizar su primer viaje (Barack Obama visitó Canadá y George W. Bush, México). El republicano primero visitará Arabia Saudí; después, Israel. Más tarde se desplazará a Europa para participar en las cumbres de la OTAN (24 de mayo) y el G7 (26). El itinerario desvela las prioridades en política exterior del mandatario estadounidense: acabar con Dáesh (O Estado Islámico), elevar el perfil ante Irán y lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos que sea lo más complaciente posible para estos últimos.

Trump tiene una obsesión y es la de acabar con el terrorismo, por las buenas o por las malas –sobre todo por las malas, así lo demostró con el lanzamiento el pasado mes de la ‘madre de todas las bombas’, también conocida como MOAB (Mother Of All Bombs)–. Por la vía diplomática, el mandatario ha hecho un giro radical: antepone el apoyo a Riad, país que encabeza la coalición de regiones árabes que combaten a Dáesh, al establecimiento de una nueva relación con Teherán.

Según informa Al Arabiya (ver), el viaje que realizó el vicepresidente, príncipe y ministro de Defensa Saudí, Mohammed bin Salman, a Washington para visitar a Trump le ha animado a este último a repensar los lazos históricos entre EE. UU. y el Reino del Desierto y revertir las relaciones de su antecesor con la región. La reunión entre los líderes de ambos países coincide con un momento en que, según las fuentes gubernamentales consultadas por la publicación, el gabinete de Trump está trabajando en un marco para Oriente Medio, donde las prioridades son contrarrestar a Dáesh y frenar la hegemonía de Irán.

[pullquote]La prioridad de Trump es acabar con Dáesh[/pullquote]

Combatir a los yihadistas es una de las prioridades del mandatario, pero ya dejó claro durante la carrera presidencial que, para ello, era necesario que varios países de Oriente Próximo se involucrasen y se animasen a compartir trinchera con Trump. Pero el mandatario, sobre todo después de haber bombardeado Afganistán, no goza de una gran popularidad entre los países árabes –quizá tenga algo que ver sus desmanes racistas y clasistas, como el hecho de haber tratado de impedir la entrada a EE. UU. de todos los ciudadanos árabes de algunas regiones (Irán, Siria, Irak, Somalia, Sudán, Yemen y Libia)–. Por tanto, este acercamiento, y la posterior mediación de los dirigentes saudíes, puede crear la llave que abra la puerta a nuevas reuniones con otros dirigentes árabes.

El Reino wahabí, por su parte, tardó poco tiempo en apoyar el ataque de 59 misiles Tomahawk contra una base aérea siria ordenado por Trump el pasado 8 de abril como respuesta a la masacre perpetrada con armamento químico en Idlib. Y Trump, que, ante todo, es un hombre de negocios, sabe cómo agradar a sus socios. El presidente estadounidense desequilibrará la balanza de la región a favor de Arabia Saudí, deshaciendo todo lo acordado con Irán tras el desarme nuclear, cuando Barack Obama levantó las sanciones económicas establecidas.

[pullquote]El presidente estadounidense desequilibrará la balanza de la región a favor de Arabia Saudí[/pullquote]

Además, la Administración Trump impulsa nuevos contratos millonarios de venta de armas con Arabia Saudí (ver), armamento empleado para bombardear, en Yemen, a los chiíes hutíes que se han rebelado al presidente Abd Rabbuh Mansur al Hadi. Desde que Arabia Saudí se inmiscuyó en esta guerra civil, en marzo de 2015, el gigante árabe ha bombardeado escuelas, hospitales y mercados, y continúa manteniendo un duro bloqueo de ayuda humanitaria. Las cifras del conflicto son: más de 12.000 civiles asesinados, tres millones y medio de desplazados internos y un 83 % de la población yemení en estado de emergencia humanitaria.

Los jóvenes empresarios de CEAJE viajarán con tarifas más bajas gracias a Iberia

Entrada anterior

El libro de Borrell y la crisis del PSOE

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Global