Global

¿Veremos a MBS enfrentarse a la justicia internacional?

0
El príncipe saudí MBS, Mohamed Bin Salmán

¿Se terminará la impunidad para Mohamed bin Salmán (MBS)? El caso Khashoggi ha elevado a cotas inimaginables el rechazo hacia el autoritario Reino del Desierto. El Parlamento Europeo ha pedido una investigación para llevar a los responsables del asesinato ante la justicia. Además, exige que toda la Unión Europea deje de vender armas al país árabe. Contra uno de los países que más poder e influencia tiene (es el primer productor de petróleo), es mejor reaccionar en bloque y no unilateralmente. Y el papel de los familiares en todo este asunto es clave.

El rey saudí, Salmán bin Abdulaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, recibieron a los hijos de Khashoggi para ofrecerles sus condolencias. Más tarde, MBS apareció en televisión, con una postura serena y tranquila, como si no estuviese involucrado en un brutal asesinato, para asegurar que su país está trabajando con Turquía para identificar a los autores y hacerlos pagar por el crimen. Lo dice como si las relaciones entre ambos países fuesen amistosas.

Stephen Rapp, exembajador de EE. UU. en asuntos de crímenes de guerra, asegura a The Washington Post que “si los informes son correctos”, el asesinato de Khashoggi constituye una “grave violación de los derechos humanos”. “Buscar justicia y rendición de cuentas por el asesinato del periodista no será fácil, pero existen varios mecanismos para perseguir a MBS y a los saudíes que supuestamente llevaron a cabo el asesinato”, explica Rapp.

La familia de Khashoggi, asumimos, querrá justicia. Y que se sepa la verdad. Por tanto, podrá acudir a tribunales civiles, pero la Fiscalía de otros países también puede presentar cargos penales en base al derecho internacional y los precedentes. Actos como este crimen brutal abre a la familia las puertas de acudir a organismos internacionales, sostiene Rapp.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El príncipe saudí, Mohamed Bin Salman, comparece por primera vez tras el asesinato de #jamalkhashoggi #saudiarabia #news

Una publicación compartida de Analytiks (@analytiks_es) el

MBS, ¿ante la ONU?

Mohamed Bin Salmán y el resto de funcionarios involucrados podrían ser llevados ante la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura, de la que Arabia Saudí es partícipe. Gracias al principio de jurisdicción universal, cualquier país que pertenezca a este organismo puede remitir un caso a la Corte Internacional de Justicia y solicitar una orden para que Arabia Saudí enjuicie o extradite a MBS y al resto de sospechosos. Un ejemplo de este modus operandi tuvo lugar en Bélgica hace tres años. El país europeo presentó una demanda contra Senegal para obtener la extradición y el enjuiciamiento de Hissene Habré, expresidente de Chad, por crímenes de lesa humanidad.

Bajo las leyes internacionales y estadounidense, explica The Washington Post, MBS seguiría siendo culpable, aunque no se pruebe su implicación personal en el asesinato de Khashoggi, porque sigue siendo el responsable de dirigir a los que realizaron el asesinato.

Demandados en EE. UU.

Los familiares de Khashoggi podrían acudir a los tribunales de EE. UU. para demandar a MBS gracias a la Ley de Protección de Víctimas de Tortura de 1991. Esta normativa, aún vigente, otorga a los tribunales de EE. UU. jurisdicción sobre cualquier acto de tortura cometido en cualquier parte del mundo.

Además, según TWP, el Congreso estadunidense podría aprobar una ley que permitiese a la familia del periodista asesinado demandar el Estado saudí. Así procedió la Cámara con las víctimas de los ataques del 11-S.

Trump no está por la labor

Trump, nada más se conocieron los hechos, apuntó con su lupa hacia los saudíes. Sin embargo, una vez que el país dio explicaciones, el presidente estadounidense cerró filas en torno a su aliado árabe.

Ignacio Cembrero ha realizado una entrevista en El Confidencial a Moulay Hicham, primo del rey Mohamed VI de Marruecos y persona emparentada con la familia real saudí. Hicham, investigador de la Universidad de Harvard, lleva años advirtiendo de los peligros de Mohamed Bin Salmán. De su mano, considera, el país ha pasado del autoritarismo a la tiranía. “Lo sucedido en Estambul ha desvelado el verdadero rostro de la transición política en Arabia Saudí (…) MBS carecía de apoyos y para asentar su poder decidió inspirar el miedo”.

Pero MBS tiene defensores. Quizá porque no les queda más remedio, según explica Hicham. “Trump se moviliza para salvarle”. “Aunque el “Estado profundo no está de acuerdo, ya que preferiría un relevo por alguien menos impulsivo” que el príncipe. El investigador asegura que, aunque capee el temporal, el sucesor va a quedar debilitado y no va a tener la misma capacidad de liderazgo regional. Hicham centra sus esperanzas en las midterms –las elecciones de mitad de mandato que se celebrarán próximamente en EE. UU.–: “Habrá que ver si una mayoría demócrata incrementa la presión sobre la cúpula saudí”.

 

Sergio García M.
Periodista. Redactor jefe de Analytiks.

Los dispositivos virtuales de Amazon y Google asustan a sus dueños

Entrada anterior

Pero ¿hubo delito de rebelión?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Global