Informes

El terrorismo yihadista en 2017: escenarios y asesinados

0
Terroristas con sus rifles

El terrorismo de corte yihadista asesinó a 13.632 personas en todo el mundo solo el año pasado, según el informe elaborado por el Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET). En total, en 2017 se registraron 1.459 ataques terroristas yihadistas en 42 de los 191 países del mundo, y el 48 % de estos atentados tenían como objetivo atacar a civiles. El futuro, señala el organismo, no pinta nada bien, pues estos asesinos continuarán aterrorizando Europa con sus atentados, y lo harán utilizando drones o incluso niños explosivos.

Pero entre los países más afectados por el terrorismo yihadista no se encuentra ninguno europeo. El OIET, que ha recopilado, procesado y analizado información relativa al fenómeno yihadista durante los últimos doce meses, señala que el país más afectado es Irak. Esta región ha superado el medio millar de atentados que han provocado, al menos, una víctima. “Este país concentra el 35 % del total de atentados documentados a nivel global”, recalca el informe.

Tras Irak se encuentra Afganistán, escenario de continuos atentados de los grupos talibán, la mayoría contra las fuerzas de seguridad, que se suman a la continua llegada de miembros del Dáesh procedentes de Siria e Irak y que ha provocado que el gobierno haya perdido el control de buena parte del territorio. En tercer lugar, se halla Nigeria, el territorio del Sahel con mayor actividad yihadista, debido a la presencia de Boko Haram, aunque el informe recalca que esta agrupación está menguando su capacidad (en 2016 perdieron un paraje natural del tamaño de Andalucía).

En cuarto y quinto lugar se encuentran Somalia y Siria, respectivamente. El territorio que ocupa parte del Cuerno de África guarda ciertos paralelismos con Nigeria, ya que, al igual que sucede con Boko Haram, la guerrilla más visible, al Shabaab, está sufriendo graves reveses a manos del ejército gubernamental. En Siria, que va camino de cumplir su séptimo año desde el inicio de la guerra civil, ha vivido en 2017 al menos 90 atentados en los que han muerto 1.206 personas.

En cuanto al número de atentados, en Irak se han producido el año pasado 505, seguido por los 187 de Afganistán, los 105 de Nigeria, los 92 de Somalia y los 90 de Siria. España aparece en la posición 33 (con dos atentados), por detrás de Reino Unido (4), Francia (4) y por delante de países como Irán (2) o Estados Unidos (2).

Dáesh ha sido la organización terrorista más sanguinaria. Estos yihadistas son responsables del 43,9 % de los atentados. “La pérdida territorial y las derrotas militares han intentado compensarse de cara a sus seguidores con un aumento de sus atentados en los países occidentales, inspirando a una gran cantidad de individuos a través de sus distintas herramientas de comunicación y logrando que estos actúen jurándoles antes fidelidad”, señala el informe. Tras Dáesh, los otros grupos más sanguinarios han sido los talibanes y Boko Haram, con el 17,5 % y el 9,4 % de los ataques respectivamente.

Lea aquí el informe completo.

analytiks

América Latina se queda sin presidentas

Entrada anterior

Resultados económicos del grupo Renault 2017

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Informes