Informes

La obra pública, decisiva para la economía y la competitividad de España

0
La obra pública, decisiva para la economía y la competitividad de España 1

Como análisis previo a la II edición del FORO GLOBAL DE INGENIERÍA Y OBRA PÚBLICA, que se celebrará en Santander, en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, los días 6 y 7 de julio de 2016, la Fundación Caminos ha elaborado un documento en el que pormenoriza una treintena de propósitos cuya defensa considera la razón de ser de la profesión. Su objetivo es promover el debate y el intercambio de posiciones para tomar hoy decisiones que afectarán al mañana del sector.

“En un mundo globalizado, en el que el proteccionismo es un recurso estéril, la competitividad es lo que determina el potencial de crecimiento de una economía. El anterior periodo productivo en España ha estado basado en buscar la competencia vía precio, es decir, haciendo las cosas más baratas. En la fase siguiente de desarrollo debemos competir por valor añadido, siendo mejores y más innovadores”, reza el texto. Una exigencia condicionada a cinco vectores indispensables: innovación, internacionalización, economía del conocimiento, modernización de la energía y el medio ambiente y renovación del sector público.

TRAFICO

  1. El papel de la Obra Pública es decisivo para la economía y la competitividad de España, especialmente en sectores relacionados con el medio ambiente, el urbanismo de las ciudades y las nuevas tecnologías en su aplicación para los servicios urbanos.
  2. Al mismo tiempo, el cuidado y preservación del medio ambiente es una preocupación central para los ingenieros de Caminos para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y, en consecuencia, para crear un mundo sostenible, de forma que se prestará especial atención a este aspecto que supone el gran desafío para las futuras generaciones y que requiere actuaciones en todo lo relacionado con las costas, el agua y la energía.
  3. Los cambios demográficos impulsarán nuevas infraestructuras Sociales y de Urbanismo en España para responder al envejecimiento de la población, a la evolución de la clase media con una redistribución progresiva de la riqueza y al aumento de la urbanización y el crecimiento de las ciudades.
  4. La inversión en Obra Pública se ha reducido en España a un 21 % en el ciclo recesivo desde 2010.
  5. Se aleja, por tanto, del marco europeo, ya que, por ejemplo, países como el Reino Unido, Alemania o Francia, la han incrementado en un 43 %, 17 % y 4 %, respectivamente, en el mismo periodo.
  6. El descenso en la atención presupuestaria a la Obra Pública genera un fuerte deterioro del patrimonio en capital fijo por la insuficiencia de inversiones de mantenimiento y reposición.
  7. En tratamiento de aguas residuales España mantiene un déficit para cumplir con objetivos establecidos por la UE.
  8. El número de camas hospitalarias por habitante es un 25 % inferior y la inversión en educación por habitante y ha sido un 40 % inferior en los últimos 5 años.
  9. No todo está hecho en Obra Pública.
  10. España ha alcanzado un excelente nivel de aprovechamiento de los Fondos Europeos, una calidad apreciable y un nivel de costes inferior a los de los países de nuestro entorno; lo que, en conjunto, ha propiciado un salto notable para la competitividad de nuestra economía.
  11. La Obra Pública funciona como un motor de actividad económica que en los últimos 10 años ha generado un impacto económico total de 1,6 billones de euros.
  12. Cada euro invertido en Obra Pública casi duplica su valor en actividad económica (1,92 €), por delante de otros notables sectores productivos.
  13. El retorno fiscal del presupuesto destinado a Obra Pública es casi del 50 %, recuperándose medio euro por cada euro invertido, mediante impuestos, tasas y cotizaciones.
  14. La Obra Pública impulsa la creación de empleo. Por cada millón de euros invertido, la Obra Pública genera una media de 14 puestos de trabajo directos e indirectos, habiendo aportado una media de 1,2 millones de empleos al año en los últimos 10 años.
  15. En nuestro país, el papel de los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha sido decisivo para la modernización y el progreso de la sociedad. Especialmente en las últimas décadas, su participación –a través de la Industria de la Construcción– se ha convertido en un auténtico motor para el desarrollo, el crecimiento y la creación de empleo.
  16. El trabajo de los ingenieros de Caminos en la industria de la construcción no solo ha generado crecimiento y empleo, sino que ha impulsado la formación, la tecnología, la capacidad financiera y la creación de un modelo eficaz y de calidad que ha colocado a España en la vanguardia de los países desarrollados. Esto ha permitido que las empresas españolas ocupen los primeros puestos del ránking mundial en proyectos de gran envergadura, financiación, construcción y explotación de infraestructuras de transporte.
  17. La inversión en Obra Pública en España demuestra ser eficaz y eficiente gracias a una acertada visión de su importante contribución al desarrollo económico, a la generación de empleo y al bienestar social.
  18. La mejora de las dotaciones que ha impulsado la Obra Pública ha sido clave para fomentar la competitividad y ha favorecido pilares fundamentales para la economía del país, como por ejemplo el turismo y las exportaciones.
  19. Nada ha contribuido tanto a la industrialización de España, al progreso y a su cohesión territorial como la mejora de sus redes de Obra Pública en distintos sectores, factor siempre determinante para el desarrollo económico de un país, al facilitar el acceso a los mercados, reducir los costes de transporte, impulsar el intercambio de bienes y servicios y aumentar la productividad.
  20. Como se propuso en la primera edición del Foro, es preciso abordar un gran acuerdo nacional construido sobre el consenso alcanzado entre las administraciones, las empresas y las fuerzas sindicales y patronales para desarrollar un gran plan a 10 años que impulse la Obra Pública como motor económico a favor de la sociedad, el urbanismo y las dotaciones sociales.
  21. Los ingenieros de Caminos están al servicio de los ciudadanos y se adaptan a los cambios y evolución de la sociedad.
  22. Los ingenieros de Caminos, como técnicos vinculados a criterios de racionalidad, desarrollan el pensamiento crítico y cumplen con su deber de aportar a la sociedad su análisis de la realidad, que contribuirá a la modernización del país.
  23. Es necesario hacer compatible la idea de modernización material para garantizar el estado de bienestar a todos los ciudadanos, con especial énfasis en unos servicios públicos de calidad en educación y sanidad.
  24. Creemos que el desarrollo debe ajustarse a criterios de sostenibilidad en todos los sentidos, con particular cuidado en la preservación del medio ambiente.
  25. La contratación pública debe incentivar en las concesiones y en los sectores de agua, energía, transportes y servicios, la calidad sobre el precio. Especialmente en la fase de selección, en la que la decisión recaiga en la experiencia, idoneidad y capacidad del ofertante; mientras en la fase de adjudicación se debe basar fundamentalmente en la calidad de la oferta técnica.
  26. La inversión es flexible; los gastos en conservación de las infraestructuras existentes son perentorios porque está en juego la preservación del patrimonio común y la seguridad de los ciudadanos.
  27. Los ingenieros de Caminos participamos activamente en la proyección exterior de España a través de las empresas de ingeniería y construcción, por lo que nos sentimos corresponsables de la imagen de marca de nuestro país.
  28. Los ingenieros de Caminos nos sentimos comprometidos con la investigación y la innovación tecnológica, no solo como usuarios sino también como promotores directos de los avances en dicha dirección, que ha de proporcionarnos la competitividad necesaria.
  29. Los ingenieros de Caminos hemos sido históricamente adelantados de la preocupación política, intelectual y social. Nos preceden personalidades de la talla de Sagasta, Echegaray o Calvo-Sotelo y queremos involucrarnos en la tarea colectiva a través de la participación política y social.
  30. Los ingenieros de Caminos somos convencidos europeístas. Estamos a favor de la plena integración continental en los terrenos político, económico y social.
Iberia Navidad
analytiks

“En ingeniería, competir por precio es muy negativo”

Entrada anterior

Una presidenta que mira al futuro

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Informes