Motor

Nuevo Porsche 911 Cabriolet

0
Porsche 911 Cabriolet

Apenas unas semanas después del lanzamiento del nuevo modelo Coupe, la marca germana ha presentado la nueva versión del Porsche 911 Cabriolet.

El Porsche 911 descapotable continúa con una tradición que dura casi cuatro décadas, establecida cuando Porsche presentó el prototipo del primer Cabriolet 911 en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Fráncfort en septiembre de 1981. Desde entonces los clientes y los fanáticos de la marca han quedado siempre cautivados por este modelo. La primera serie descapotable del Porsche 911 salió de la línea de producción en el año 1982, y ha sido una característica constante en la gama de modelos desde entonces.

Una de las características más avanzadas del nuevo Porsche 911 Cabriolet es el sistema hidráulico que abre y cierra el techo más rápidamente. El nuevo modelo tiene un diseño con las líneas modernas del Coupé. La cubierta del techo es flexible y totalmente automática, tiene una ventana trasera de vidrio integrada, mientras que la estructura de la parte superior blanda contiene elementos de magnesio como arcos, que previenen el inflado del techo a altas velocidades. La capota puede abrirse o cerrarse a velocidades de hasta 50 km/h. El nuevo sistema hidráulico del techo reduce el tiempo de apertura a aproximadamente doce segundos, mientras que un deflector de viento extensible eléctricamente garantiza que los cuellos de los ocupantes del deportivo estén protegidos del viento.

Dos designaciones de modelo

El 911 Cabriolet está disponible al inicio de esta nueva serie con dos designaciones de modelo; el Carrera S con tracción trasera y el Carrera 4S con tracción total. Ambos tienen el motor Boxer de seis cilindros y 2.981 cm³ con una potencia de 331 kW (450 CV) a 6.500 rpm y un par de 530 Nm entre 2.300 y 5.000 rpm. Sobre todo, el motor se ha mejorado en su eficiencia de funcionamiento, y en la reducción de sus emisiones de gases con un retocado sistema de inyección, también se han rediseñado los turbocompresores y el sistema de enfriamiento del aire de carga. Para transmitir toda la potencia del motor al asfalto, los dos modelos disponen de una caja de cambios de doble embrague y ocho velocidades de nuevo desarrollo. 

El Carrera S acelera de cero a 100 km/h en 3.9 segundos (con el paquete opcional Sport Chrono lo hace en 3.7 segundos) y puede alcanzar hasta los 306 km/h. El Carrera 4S alcanza una velocidad máxima de 304 km/h y hace los 0-100 km/h en 3.8 segundos (con el paquete opcional Sport Chrono: 3.6 segundos). Con lo que la aceleración de los dos modelos es similar. 

La nueva posición de montaje del motor hace que el Cabriolet sea aún más torsionalmente rígido que su predecesor. Por primera vez, el chasis deportivo Porsche Active Suspension Management (PASM) está disponible para el 911 Cabriolet. Los resortes utilizados para ello son más duros y más cortos, las barras estabilizadoras delanteras y traseras son más rígidas, y el chasis en general se ha reducido en diez milímetros. Estos ajustes le dan al 911 una sensación más neutra en carretera, con una mejor distribución del peso del vehículo.

Un diseño exterior recordando siempre al 911

El nuevo 911 Cabriolet se ve más amplio, más seguro de sí mismo y más musculoso que su predecesor. Las alas más anchas se arquean sobre las ruedas grandes de 20 pulgadas en la parte delantera y las ruedas de 21 pulgadas en la parte trasera. El eje trasero es 44 milímetros más grande. El extremo delantero, generalmente 45 mm más ancho, revive una característica tradicional de las generaciones anteriores del 911: un capó extendido hacia adelante con un receso distintivo frente al parabrisas. Ambos elementos alargan la parte delantera del vehículo y le dan un aspecto dinámico.

La parte trasera de este Porsche 911 Cabriolet está dominada por el spoiler de posición variable significativamente más ancho y la barra de luz led continua, sin fisuras y de aspecto elegante. Con la excepción de las secciones delantera y trasera, toda la cubierta exterior está hecha de aluminio.

Interior rediseñado con líneas muy claras

El interior del Porsche 911 Cabriolet ha ido evolucionando con el paso del tiempo, ahora su salpicadero tiene unas líneas más claras y rectas que definen la imagen del tablero de instrumentos. Como lo hace en el 911 original, el nuevo tablero cubre todo el ancho entre dos niveles de alas horizontales. Junto con el contador de revoluciones posicionado centralmente, dos pantallas delgadas de forma libre sin marco ofrecen toda la información al conductor. Ahora, la pantalla central de 10,9 pulgadas de Porsche Communication Management (PCM) se puede operar de forma rápida y sin causar ninguna distracción.

Sofisticados sistemas de asistencia para mayor seguridad y confort

Por primera vez en el mundo del automóvil, la marca ha desarrollado un nuevo sistema de conducción para mayor seguridad, se trata del denominado modo “húmedo”, que se incluye de serie. Esta función tiene la prioridad de detectar el agua en la carretera, y pre condicionar a los sistemas de control del riesgo, advirtiendo al conductor de las condiciones del asfalto, simplemente presionando un botón o utilizando otro interruptor situado en el volante con el paquete Sport Chrono.

El sistema de asistencia de frenado y advertencia está basado en una cámara, también equipado de serie, y detecta el riesgo de colisión con otros vehículos, peatones y ciclistas, e inicia un procedimiento de advertencia o frenado de emergencia si es necesario. Un sistema de asistente de aparcamiento que incluye una cámara de marcha atrás completa el equipamiento estándar del Cabriolet. También se puede elegir opcionalmente, la asistencia de visión nocturna con cámara de imagen térmica, así como el control de crucero adaptativo con control automático de distancia, función de detención, avance y protección para los ocupantes.

Los nuevos modelos ya están disponibles para su pedido, con precios para el 911 Carrera S Cabriolet desde los 134,405 euros en Alemania y para el Carrera 4S Cabriolet desde 142,259 euros, incluido el IVA y con el equipo específico para cada país.

Volkswagen T-Cros, un SUV muy práctico
Antonio Montañés
Colaborador de Analytiks. Especialista en Motor.

Política y redes sociales

Entrada anterior

Los Presupuestos, la fiscalidad y el tamaño del Estado

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Motor