Oriente PróximoGlobal

Disputar la Supercopa en Arabia Saudí: un disparate para blanquear una dictadura

0
Supercopa y arabia Saudí

La Supercopa de España 2019 se disputará en Yeda, Arabia Saudí. Esta será la edición que más dinero moverá de todas las que se han celebrado hasta la fecha: los finalistas se embolsarán unos diez millones de euros; los semifinalistas, nueve; y la Real Federación Española de Fútbol, 30. La idea es tan tentadora como disparatada, pues se priva al aficionado español de disfrutar de una competición nacional, y se blanquea de paso a una dictadura cruel y sanguinaria.

Trasladar la celebración de la Supercopa de España por tres temporadas —así está estipulado en el acuerdo firmado con la Federación de Arabia Saudí— supone arropar a un régimen corrupto y autoritario, cuyo heredero ha sido considerado por la ONU y por la comunidad internacional autor intelectual del asesinato de Jamal Khashoggi, crítico con el régimen, torturado y desmembrado antes de que hicieran desaparecer sus restos.

La Supercopa, en un país que posterga a las mujeres

Es necesario recordar la situación del reino wahabí. Las mujeres están intelectual y jurídicamente postergadas, los homosexuales son condenados a muerte por la sharia, poseer perros en las casas se castiga con la pena capital (solo se aceptan los canes para funciones de caza o de vigilancia en algunas residencias); y, por otra parte, en Arabia Saudí son ajusticiados unos 150 reos al año, muchos de ellos simplemente por disidencia política.

Aseguran los organizadores de la Supercopa, única competición española que puede disputarse fuera del país, que han conseguido que las mujeres puedan acudir a los partidos, sentarse donde quieran y no tener que portar velo. Vero Boquete, la futbolista española del Utah Royals estadounidense, asegura que Arabia Saudí “es uno de los países donde no hay ningún tipo de libertad. Si en el fútbol hablamos de valores, tenemos que ser coherentes con ello”.

La aportación de los deportistas a la defensa de los derechos humanos saudíes roza el ridículo, puesto que se admite que en una ocasión excepcional se deje de vejar y humillar a las mujeres, sin que nada ni nadie garantice que al terminar la competición no se volverá a las andadas.

La Federación Española de Fútbol debería exigir también al reino saudí que, mientras se celebre la Supercopa, cesen los ahorcamientos. Pues, como hemos dicho unas líneas más arriba, el moderno país árabe es uno de los que más penas de muerte ejecuta al año en todo el mundo.

La Supercopa puede disputarse en el extranjero

La Supercopa de España es la única competición nacional que puede disputarse en otro país, según las directrices de la FIFA. Desde la RFEF aseguran que “era una competición obsoleta, generaba pérdidas y se había convertido en un problema. Era esto o que desaparecieran”, cuenta La Vanguardia.

Las mismas fuentes aseguran al diario que “la UEFA insistió en que si se iba a un país con limitaciones se usara el fútbol como integración. Desde Arabia Saudí se nos da la posibilidad de participar en una transformación social”. Ambas organizaciones han comenzado a dialogar para la celebración de una competición íntegramente femenina.

Iberia Alexa
analytiks

Una época de transición

Entrada anterior

Audi R8 V10 RWD un deportivo más puro

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.