Otros temas

Los recortes debidos a la crisis han devastado la igualdad de oportunidades

0
Los recortes debidos a la crisis han devastado la igualdad de oportunidades 1
Exams. Cropped view of students writing a test in their exercise books

La campaña electoral del 20D versó en buena medida sobre la recuperación de este país, golpeado por la crisis. El partido del Gobierno restaba importancia a los recortes realizados, en tanto los partidos de oposición hablaban, más o menos enfáticamente, de la necesidad de revertir la situación creada por las políticas de austeridad, de restaurar los servicios públicos, de reconstruir el estado de bienestar.

Pues bien: acaba de publicarse el informe “Cuentas de la Educación en España 2000-2013. Recursos, gastos y resultados”, elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie). Y según dicho trabajo, el gasto público total en educación creció en España de 2000 a 2009 un 36%, pero con la crisis económica comienza una senda continuada de descenso hasta acumular una caída del 15% desde 2009 hasta 2014, año en que experimenta un ligero repunte. Mientras tanto, el dinero que aportan las familias aumenta un 28% en el mismo periodo y crece sin parar en lo que llevamos de siglo. En cifras, esto se traduce en que el gasto público para educación en España se redujo 7.000 millones entre 2009 y 2014 y ha repuntado en 2015 hasta situarse en 41.164 millones de euros, según las estimaciones provisionales que ofrece el informe. Las familias desembolsaron un total de 12.766 millones de euros en 2013 (último dato oficial disponible), con un aumento de 2.716 millones en los años más duros de la crisis.

Y el propio informe obtiene la conclusión más obvia: “Una mayor dependencia de la educación del gasto de las familias condiciona la igualdad de oportunidades educativas porque los hogares con ingresos elevados y mayor nivel de estudios de los padres gastan porcentajes muy superiores en formación”. Dicho en otras palabras, los pudientes han contrarrestado con sus propias aportaciones el déficit de financiación debido a la reducción de las aportaciones públicas. En cambio, quienes no disponían de recursos habrán visto mermado el rendimiento de los escolares.

La necesidad de un fondo de reserva

Los autores del trabajo, coordinado por Francisco Pérez, director de investigación del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia, y Ezequiel Uriel, profesor investigador del Ivie y catedrático de la misma universidad, han efectuado una propuesta inteligente para impedir que se reproduzca este fenómeno en futuras crisis: habría que crear un fondo de reserva semejante al de la Seguridad Social para que el sistema educativo pueda disponer de él en momentos de recesión -y de baja financiación pública-, debiendo comprometerse a reponer lo gastado cuando llegue la fase ascendente del ciclo.

De momento, los partidos políticos, actualmente en fase creativa, no se han comprometido a ello.

Iberia 350

¿Quién conoce las encuestas secretas de Albert Rivera?

Entrada anterior

Congreso Internacional de Ingeniería Civil: ‘Caminos que unen el mundo’

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Otros temas