Estados UnidosGlobal

No, Trump no está en sus horas más bajas (a pesar de todo)

2
Donald Trump

Lo dice la televisión. Aparece en la portada de la revista Time. En la prensa que leemos a diario también se nos bombardea con la misma idea: Trump tiene los días contados. Lleva ‘sufriendo’ sus últimos días prácticamente desde que le dieron las llaves de la Casa Blanca. Pero la realidad no es esa, y las conocidas como midterms, las elecciones de mitad de mandato, muy probablemente no terminen con la carrera política de Donald Trump.

El exabogado personal del presidente estadounidense, inculpado en delitos de financiación de campaña. Insultos a la prensa, insultos en Twitter y continuas salidas de tono. Niños inmigrantes alejados de sus padres, inmigrantes también. La realidad que nos llega es la de un Trump al que le encanta meterse en jardines y que gobierna en la cuerda floja. Las ganas de la prensa y parte de la sociedad de que el magnate termine su mandato provocan que a muchos de nosotros nos llegue una imagen de la situación estadounidense que no se corresponde con una realidad que tenemos que afrontar. Y contar. Como escribe Ricardo Mir de Francia, corresponsal en Washington para El Periódico, “Trump está ganando”.

Los datos le sonríen

Todo parecía ir mal desde el principio. Entre sus propias filas crecían como hongos las voces críticas con el trumpismo. A lo largo de 2018, 33 congresistas conservadores, de los cuales solo dos le apoyaron durante la campaña electoral, abandonaron sus cargos. Ahora, las voces discordantes buscan una nueva sombra que les cobije, huérfanos de opciones para ser reelegidos. Y, además, como apunta Mir, los que se van por los que llegan: “De los 37 candidatos al Congreso o al cargo de gobernador que el presidente ha apoyado durante este último ciclo de primarias, 35 han sido elegidos”. A las bases republicanas les gusta Trump, cuyo respaldo entre sus filas roza el 85 %.

Pero ¿cómo es posible que sea tan popular, al menos entre los suyos? Entre otras cosas, porque cumple sus promesas y porque los datos que importan a la ciudadanía son positivos. El paro en EE. UU. ha bajado al 3,8 %, el mínimo alcanzado en 2000 y 1969. Además, el país sigue creciendo firmemente: durante el segundo trimestre, la economía se expandió a una tasa anualizada del 4,1 %. Y mientras, Trump mantiene una guerra arancelaria con China para debilitar al gigante asiático y transferirse así riqueza a sus arcas. El conservador está haciendo realidad su “Make America Great Again”.

El futuro de Trump

El mayor peligro para Trump es el proceso de destitución tras una posible derrota en las elecciones de medio mandato, las conocidas como midterms, en noviembre, y quedarse sin la mayoría republicana en la Cámara de Representantes. Pero para que el impeachment prospere, además de esta derrota, los demócratas deberían sumar mayoría en el Senado, y los partidarios de echar al presidente deberían sumar dos tercios de la Cámara, es decir, 66 votos. Esta es la parte más complicada, ya que Trump conserva una gran popularidad entre su base. Es más: hay expertos que apuntan que es más probable que los republicanos aumenten su mayoría.

Las elecciones de medio mandato, explican desde Politikon, son cuatro comicios en uno, ya que: a) se someten a las urnas todos los miembros de la Cámara de Representantes en el Congreso de EE. UU, cuyo mandato es de solo dos años; b) un tercio de los senadores federales se somete a las urnas, ya que su mandato es de seis años; c) hay elecciones a gobernador en 36 estados, casi todos sirviendo un mandato de cuatro años; y d) hay elecciones para renovar total o parcialmente 87 de las 99 cámaras legislativas estatales de todo el país.

En la actualidad, los republicanos tienen una mayoría medianamente cómoda en la Cámara de Representantes. 236 contra 193. Los demócratas necesitarían recuperar 24 escaños para recuperar la mayoría, y la experiencia dice que el partido presidencial pierde media unos 25 representantes. Si las matemáticas no fallan, los demócratas lo tienen fácil, pero no se pueden confiar, ya que la participación suele ser muy baja. En definitiva, Trump salvará este escollo, salvo milagro o tragedia (según quien lo vea) y seguirá siendo presidente hasta 2021. Luego, veremos.

La última ‘sorpresa’

Editamos este texto para añadir unas líneas más sobre los últimos acontecimientos. Justo al terminar de escribir el artículo el New York Times (aquí lo puedes leer en español) publicó un artículo escrito -pero no firmado- por un alto funcionario del Ejecutivo de Donald Trump. “Muchos de los funcionarios de alto rango de su propio gobierno trabajan diligentemente desde adentro para frustrar partes de su agenda y sus peores inclinaciones. Yo sé que es así. Yo soy uno de ellos”, dice el artículo. “Muchos funcionarios designados por Trump nos hemos comprometido a hacer lo que esté a nuestro alcance para preservar nuestras instituciones democráticas y, al mismo tiempo, frustrar los impulsos más erróneos de Trump hasta que deje el cargo”. El presidente estadounidense ha dudado de la veracidad de la fuente del diario, pero ha pedido, en caso de que exista, que se difunda su nombre por “razones de seguridad nacional”.

 

El artículo anónimo habla de los pocos ideales republicanos de Trump, de los escasos principios que guían su toma de decisiones y de su conflictivo, mezquino e ineficaz estilo de liderazgo. El autor no pertenece a la popular resistencia de la izquierda, en palabras suyas, pero pertenece a una resistencia dentro del propio Gobierno. Este ataque, según el periódico estadounidense, proviene de una fuente fiable (según Karen Tumulty, del Washington Post, el NYT no dejaría publicar algo sin firma si no fuese importante e imprescindible). Según The Atlantic, es un golpe “cobarde, que puede aumentar la paranoia del presidente Trump y poner en peligro la seguridad del país”.

Iberia Alexa
Sergio García M.
Periodista. Redactor jefe de Analytiks.

El “Green Monster” de Opel en el Rømø Motor Festival 2018

Entrada anterior

Un referéndum para Cataluña

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *