Otros temas

¿QUÉ SABEMOS DE LOS PACTOS?

0
¿QUÉ SABEMOS DE LOS PACTOS? 1

Joven, la suya es una buena pregunta, pero la respuesta es al mismo tiempo, por paradójico que pueda parecer, fácil e indescifrable. Desde el pasado 20-D, incluso desde antes, no se ha hablado de otra cosa en este país, eso sí, sin encontrar una solución que permitiera formar un gobierno mínimamente estable.

Podría pensarse que, en el fondo, ninguno de los aspirantes desea cumplir el objetivo último que se plantea cuando una formación se presenta a unas elecciones: esto es, gobernar.

La nueva convocatoria del 26-J se plantea para salir del impase, pero si el resultado vuelve a ser parecido entraremos en otra ronda de pactos conducentes de nuevo a la nada.

Los líderes saben que se dan nuevas cartas y que, por tanto, es necesaria otra estrategia. El primero en posicionarse ha sido Albert Rivera que se ha apresurado a enfriar su pacto con Pedro Sánchez para, en la nueva situación, acercarse al PP.

La estrategia de Ciudadanos es diáfana, presentarse como un partido que tiende la mano a la izquierda y la derecha, es decir, situarse de lleno en la posición de centro que tanto gusta a Rivera, tratando de emular una vez más la figura de Adolfo Suárez. Hasta Sánchez reivindica a Suárez para ampliar su oferta al centro afirmando “Puedo prometer y prometo decencia; puedo prometer y prometo diálogo. Y puedo prometer y prometo dedicación”.

El eslogan del PSOE en la campaña electoral será “Un sí por el cambio”, pero su mensaje ya no llega nítido al electorado, ahora con un nuevo actor que disputa ser el protagonista del renovado escenario. Por ello, Pablo Iglesias se viste de cordero, y con corbata, cuando afirma ante los empresarios “donde gobernamos se atraen inversiones”.

Lo que pretende Ciudadanos es sentar juntos a PP y PSOE. El objetivo de Podemos es adelantar al PSOE. Los planes de Rajoy se centran en seguir en La Moncloa.

Al todavía presidente del gobierno en funciones y a su equipo de campaña les gusta el enfrentamiento derecha izquierda, razón por la que se acepta el debate televisión a cuatro. El juego bipolar derecha izquierda que empezó obedeciendo tan solo a la ubicación en las sesiones de la Asamblea Nacional francesa de 1789, se ha acabado convirtiendo en la pugna dialéctica y, a veces, no solo eso de dos formas de ver y entender el mundo que conocemos como ideologías.

A un mes de las elecciones, las encuestas hierven, y nunca mejor dicho, porque la cocina demoscópica echa humo para descifrar el sesgo no previsto, el voto oculto, la intención no anunciada o el recuerdo olvidado. Sobre los pactos, un estudio indica que el tripartito PP-PSOE-Ciudadanos es el preferido por los españoles.

El otro pacto posible, el de izquierda, se presenta más complicado y dependerá de que partido lo pueda encabezar. En el PSOE no han visto con buenos ojos un acuerdo con el partido de Iglesias, razón por la que Susana Díaz afirma que su partido se la juega, señalando que Sánchez está obligado a ganar, aunque no se pronuncia sobre si propondría la abstención en el caso de que el PP sea la primera fuerza para anunciar que el debate interno se hará tras el 26-J.

Es decir, si Podemos se sitúa como segunda fuerza, los días de Sánchez al frente del PSOE estarán contados, lo que facilita el apoyo de los socialistas para que gobierne la lista más votada. Tal vez por ello, el equipo de Moncloa se muestra exultante, no solo ante la posibilidad de que el PP supere el 30% de los votos, sino sobre todo porque los socialistas no alcancen el 20%.

Pero la realidad es que el cansancio del electorado puede provocar un aumento de la abstención que, en teoría, acabará generando un reparto de escaños diferente que podría favorecer a los populares, aunque nadie tiene la plena seguridad de esta tesis alcance la categoría de axioma.

Pero la pregunta del titular sigue abierta y la verdad es que sabemos poco de los pactos. Solo sabemos que durante meses no se ha alcanzado ningún pacto valioso y, a la vez, imaginamos que muy poco o nada se ha avanzado para que haya acuerdos viables. Quiere esto decir que estamos condenados a otro período de negociación estéril provocando la ausencia de reformas que necesita con urgencia nuestro país para consolidar la recuperación económica.

El 27-J abrirá una etapa nueva en la que será urgente formar un gobierno que se ponga las pilas y recupere el terreno perdido, ajuste el déficit tal como exigen las autoridades de la UE y emprenda las reformas profundas que hagan posible la creación de empleo y, en consecuencia, la mejora en las perspectivas de los jóvenes.

Son muchas las reformas que precisa nuestro país para que nuestra economía sea competitiva, el único camino posible para crecer y reducir las tasas de paro alarmantes. Son reformas fundamentales que permitirán que España sea de una vez un país moderno. La reforma de la administración que tiene que hacer viable un servicio público transparente, ágil y no mastodóntico. El cambio en las relaciones laborales para garantizar las oportunidades de empleo de jóvenes que buscan su primer trabajo para llevar a cabo su proyecto vital. La transformación de nuestras universidades para que se sitúen en los primeros puestos del ranking mundial, lo que requiere previamente que todo el sistema educativo sea capaz de crear estudiantes de excelencia. Además, una reforma fiscal profunda que impulse el mercado laboral y la creación de empleo, garantizando los ingresos del Estado y evitando el desfase vivido durante los peores años de la crisis.

Todo ello, como cuestión primordial, impulsando un gran consenso a favor de la unidad nacional que cierre de una vez la sangría independentista que ha tenido unos efectos letales. Falta citar otras reformas sustancias, como el impulso de la cultura y la agenda digital, pero lo importante es ponerse en marcha, salir de la inacción.

Iberia Navidad

La crisis de las pensiones

Entrada anterior

CANTOS VALPIEDRA 2012

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Otros temas