Otros temas

¿Quién aceptará el encargo del Rey para ser investido presidente?

0
¿Quién aceptará el encargo del Rey para ser investido presidente? 1

Esta es la pregunta que todo el mundo se hace después de conocer el resultado de las urnas el pasado 20 de diciembre y cuya respuesta, lejos de despejarse, se complica por momentos, en especial desde la última jornada de consultas del monarca.

Tras arrogarse la vicepresidencia del nuevo gobierno de izquierdas y presentarse con sus ministros, Pablo Iglesias provoca un vuelco inesperado que molesta y humilla a los históricos líderes socialistas y, a la vez, precipita la retirada “por el momento” del presidente en funciones y candidato del partido más votado.

Aunque Pedro Sánchez acepta en principio el órdago de Iglesias y se compromete a negociar, el PSOE rectifica al día siguiente a través de un comunicado calificando de chantajista la propuesta de Iglesias, para añadir que tomará la iniciativa además de pedir que de nuevo sea el al líder del PP quien acuda en primer lugar a solicitar la investidura.

Parece como si nadie quisiera acudir al Congreso en primer lugar hasta que alguien acepte someterse a una sangrante y segura derrota que vaya eliminando adversarios.

Como en una obra del absurdo, ante unos atónitos ciudadanos, este es el escenario que se vislumbra al subir el telón. Iglesias se ve vicepresidente, Sánchez ambiciona la presidencia y Rajoy desearía quedarse como está, mientras a Rivera lo que de verdad le gustaría es que le pidan ser la solución.

Pero la realidad es tozuda e intentar formar gobierno estable partiendo de un exiguo bagaje de 90 escaños, como pretende Pedro Sánchez, se antoja arto complicado. Así las cosas, Rajoy sigue ofreciendo la gran coalición y recuerda que su mayoría en el Senado impide otras alternativas de alcance. Entre tanto, mientras no se produzca la primera sesión de investidura, no comenzará la cuenta atrás para los plazos que marca la Constitución.

La cuestión de fondo no es solo aritmética, sino de imagen. Es decir, todos seguirán buscando la mejor manera de culpar a sus diversos adversarios de negarse al dialogo y de no asumir sus responsabilidades. Esta es la clave, en especial para los que compiten por un electorado similar. Rajoy declina el ofrecimiento del Rey y Sánchez intenta devolver otra vez la pelota sin querer jugarla. Tal vez los nuevos actores, deseosos de animar a sus seguidores, acepten el reto y acudan al Congreso.

En resumen, acudiremos de nuevo a votar como única alternativa, pero que nadie desespere, todavía nos quedan jornadas memorables, como la del pasado viernes.

¿Quién intentará la investidura en primer lugar?

Entrada anterior

La España Constitucional apuesta por la estabilidad

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Otros temas