Otros temas

¿Quién intentará la investidura en primer lugar?

0
salario de los políticos

La respuesta parecía fácil hace solo unos días, pero la evolución de los pactos o, mejor dicho, la ausencia de propuestas del partido que ha obtenido más votos y más escaños puede alterar la primera sesión parlamentaria de investidura, según lo que hasta ahora se consideraba habitual.

El candidato del PSOE está lanzado y decidido a intentarlo. Para ello, ya cuenta con algunos apoyos adicionales a los de su propio grupo, no todos los suficientes, pero sí necesarios para completar una mayoría que aunque minoritaria pueda orquestar un nuevo gobierno. Entre tanto, el presidente en funciones se ha limitado a ofrecer en público una gran coalición que ha sido rechazada de plano.

Es decir, mientras Sánchez está deseando, Rajoy parece agotado antes incluso de empezar. Al menos esto es lo que muestra el lenguaje corporal de ambos líderes, pero alguien dijo aquello de que la política hace extraños compañeros de cama.

La llave de la gobernabilidad no tiene dueño único conocido, en especial con la llegada de los nuevos partidos, cuyos líderes muestran sus mejores gestos, con la pretensión vana de ganar la confianza de un electorado atónito ante la ausencia de conversaciones de fondo sobre lo que de verdad importa, los programas.

Rivera e Iglesias juegan otra liga, pero intentarán rentabilizar su protagonismo a cambio solo de no perder influencia que se produciría con una repetición de las elecciones.

Aunque algunas voces del PP muestran su desacuerdo con el intento de investidura para perderla, contrasta el escaso ruido del PP con el frenesí socialista y enfado de sus barones por las concesiones en el Senado de su secretario general a los independentistas catalanes.

Al subir el telón, las luces tratan desesperadamente de enfocar a los protagonistas, pero la táctica política se ha situado con el centro mismo del escenario sin permitir que el apuntador dé el píe ni a los figurantes.

Del patio de butacas o de los camerinos llegan rumores sobre divos de lujo o suplentes de otro tiempo, dispuestos a protagonizar papeles estelares al rememorar aventuras apasionantes ya olvidadas.

Lo cierto es que la función tiene que empezar porque el público ha pagado la entrada. Lo que nadie sabe es que la obra aún no está escrita, pero ya se sabe, todo buen libreto debe ser efectivo teatralmente y a la vez adaptarse a los requerimientos de la música.

Iberia Alexa

La imposible hoja de ruta de Puigdemont

Entrada anterior

¿Quién aceptará el encargo del Rey para ser investido presidente?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Otros temas