Política

Ciudadanos debería votar sí a Pedro Sánchez si no quiere que se recurra al independentismo

0
Ciudadanos debería votar sí a Pedro Sánchez si no quiere que se recurra al independentismo 1

La debacle de Ciudadanos en las pasadas elecciones, en las que ha pasado de 57 escaños a 10, dejan más que tocada a la formación. Los naranjas han perdido más de 2,5 millones de apoyos, han desaparecido de once comunidades autónomas y se han sumido en una irrelevancia política a la que hay que sumar una situación económica delicada, pues recibirá algo más de un millón de euros, cuatro menos de los que recibió en abril. Si la formación quiere salir del hoyo, debe mostrar su utilidad apoyando a Pedro Sánchez.

El responsable de haber arrancado la esencia ideológica a Ciudadanos hasta dejarla en los huesos, Albert Rivera, ha dimitido. Ahora se abre el melón de la sucesión, pero poco cambiará el horizonte si la estrategia sigue siendo la misma. El partido naranja tiene que abandonar la senda autodestructiva, repensar su estrategia y aprovechar sus escasos asientos en el Congreso para influir positivamente. El primer paso es apoyar al gobierno de Pedro Sánchez. “España necesita un partido capaz de alcanzar acuerdos a izquierda y a derecha para evitar el chantaje nacionalista y construir puentes”, ha dicho Francisco Igea, líder de Ciudadanos en Castilla y León, en El Confidencial. Volver a las esencias.

Ciudadanos y las cuentas

Gobernar es negociar y negociar es ceder. Las concesiones se realizan para ganar algo mañana. En el caso de Ciudadanos, lo que está en juego es su supervivencia. Tienen que tragar con este sapo y aceptar que, tras sus vetos a Sánchez y al PSOE, el socialista es el único candidato con opciones reales de formar gobierno. Además, podría influir en el Ejecutivo y recuperar los motivos por los que nació la formación: para llegar a acuerdos a izquierda y derecha e impedir que los partidos hegemónicos, PP y PSOE, tuviesen que recurrir a las formaciones nacionalistas para configurar una mayoría a cambio de competencias y dádivas desequilibrantes para el régimen de las autonomías.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias solo suman 155 escaños. Necesitan los 13 de Gabriel Rufián para que salgan las cuentas. Para no depender de Junqueras, en la cárcel, y para equilibrar un pacto plagado de intereses regionales, el sí de Ciudadanos y el apoyo del PNV sacaría de esta ecuación a ERC y permitiría un acuerdo más limpio y sin el miedo a caer en el chantaje independentista.

Si a los 158 escaños del bloque progresista (hemos sumado los 3 de Más País) se le añaden los 10 de Ciudadanos, los 6 del PNV, el del Partido Regionalista Cántabro y el de Teruel Existe, Sánchez saldría investido presidente en primera votación: 176 síes contra 169 noes y las 5 abstenciones de EH Bildu. En el escenario más pesimista para Sánchez, con más formaciones votando en su contra, los síes de Ciudadanos y del PNV facilitaría la investidura.

Pactos gobierno pedro sánchez si ciudadanos

Pactómetro. Vía ‘El Mundo’

¿La última oportunidad?

La estrategia llevada a cabo por Ciudadanos –anquilosarse en la derecha, querer encabezar el bloque conservador, colocar un cordón sanitario en el cuello de Pedro Sánchez…– los ha empujado hasta ser la quinta fuerza parlamentaria. El partido, otrora liberal y progresista, debe buscar un líder y tomar una estrategia que marque distancias con el pasado reciente. De nada sirve perseguir el voto conservador y adoptar sus posiciones, pues se ha visto que los más templados han optado por abrazarse a Pablo Casado mientras que los más inflamados se han unido al discurso ultra de Vox.

Ciudadanos tiene que alejarse de Vox y dejar de dar bandazos. El electorado no entiende que un día la foto sea en Colón, al siguiente la negativa a llegar a algún tipo de acuerdo con el PSOE y a los dos días, cuando ya expiraba el tiempo para investir a Sánchez, se levante el veto a Sánchez. Los votantes han tomado nota y así se lo han hecho saber en las urnas. Toca ceder hoy para ganar algo mañana. O para no desaparecer.

Iberia Alexa

Ciudadanos y el futuro: ¿hay vida después de Albert Rivera?

Entrada anterior

ERC, pieza clave de la gobernabilidad

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Política