Política

El pueblo responde

0
Sistema electoral a dos vueltas

Mañana domingo se celebran las elecciones en Castilla y León, que fueron convocadas no para  beneficiar a la comunidad autónoma —que ha estrenado la competencia presidencial de disolver el Parlamento regional cuando el jefe del ejecutivo lo considere oportuno— sino parea servir a los intereses del partido gobernante, cuyo líder nacional, eclipsado por algunos de sus barones y baronesas,  no consigue descollar, y aspira a que Castilla y León, primero, y Andalucía, después, sean sus salvavidas mediante sendas victorias populares que a su entender le proporcionaría fama y autoridad.

Las campaña del PP (que perdió las elecciones autonómicas pasadas de 2019, aunque gobernó gracias al apoyo de Ciudadanos) ha sido una descalificación constante y sin argumentos del adversario principal, con exabruptos y hasta insultos a la mayoría gubernamental española y a sus socios, en un tono que ha ido volviéndose cada vez más hosco y barriobajero a medida que avanzaba la campaña y las encuestas confirmaban que la tendencia era justamente la inversa de la que esperaban los populares de Mañueco: baja el PP faltón, que no enuncia una sola idea programática y que no sabe qué hacer con Vox (todo indica que, en el mejor de los casos, solo conseguiría superar a la izquierda mediante la alianza con la ultraderecha) y sube el PSOE, que propone cambios y enuncia mejoras del estado de bienestar, necesarias después de 35 años de gobiernos conservadores.

Si quienes han gobernado CyL durante tres décadas y media han puesto las urnas en su exclusivo beneficio (el argumento de que C’s podría traicionarles es inconsistente), y es lógico que el pueblo les pague con la misma moneda. No puede haber lealtad con quien actúa cínicamente, ni benevolencia hacia quien antepone su interés particular al general de todos los castellanoleoneses.

analytiks

España baja a segunda división

Entrada anterior

La descomposición de CyL

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Política