PolíticaEn Portada

ERC decide: independencia tranquila o un nuevo choque contra el Estado

0
Torra ERC

El president Quim Torra se va, pero no sabemos cuándo. La conexión con ERC ha saltado por los aires y todos se preparan para las nuevas elecciones. Esta legislatura terminará en cuanto se aprueben los presupuestos –unos dos meses–, tiempo suficiente para que Junts per Catalunya encuentre un candidato capaz de enfrentarse a los republicanos. Sin embargo, las últimas encuestas publicadas pronostican una fuerte subida de JxCat, que alcanza a ERC y dejan a estos últimos ante la tesitura de seguir por la senda del radicalismo u optar por la moderación y el sosiego ante la falta de una mayoría social independentista.

El portal Electomanía ha publicado una encuesta electoral sobre unas elecciones al Parlament en la que prevén que JxCat sube tanto que prácticamente iguala a ERC (ambos con 31 escaños), en comparación con lo que pronosticó el mes de noviembre. Así, los de Junqueras son los que más retroceden de todo el Parlament, mientras JxCat son los que más recuperan terreno.

El PSC, al alza; Ciudadanos, a la baja

Por detrás de las dos formaciones independentistas se encuentra el PSC, que avanza dos escaños desde noviembre y alcanza los 27 diputados. A continuación, quedaría el PP con 11 asientos (uno más que en noviembre), seguido de En Comú Podem (10, igual que en noviembre) y la CUP (10 asientos, pierden tres). Ciudadanos se quedaría con 9 y Vox entraría en el Parlament con 6 escaños. Desde Electomanía señalan que casi todo el sondeo es “anterior a la comparecencia” de Torra y que “por lo tanto se desconoce qué impacto puede tener”.

El desplome que vivió Ciudadanos en las elecciones generales de noviembre, cuando pasó de 57 diputados a 10, se trasladaría a Cataluña. Según Electomanía y una  encuesta interna de En Comú Podem a la que ha tenido acceso El Periódico, C’s, que se impuso hace dos años capitalizando el voto antiindependentista, viviría un desplome parecido al de las últimas generales, perdiendo casi la mitad de sus apoyos.

El dilema de ERC

Con estos resultados sería posible tanto una mayoría independentista (72 diputados, los que da la suma de CUP–ERC–JxCat) como un tripartito formado por ERC–PSC–Comuns (68, el mínimo para conseguir mayoría absoluta). En ningún escenario las derechas consiguen gobernar. En cualquier escenario la presencia de ERC es fundamental.

Cuando Torra dijo que “esta legislatura ya no tiene recorrido político” porque “ningún Gobierno puede funcionar sin unidad, sin una estrategia común y compartida, sin lealtad entre los socios”, en la sede de ERC se escucharon suspiros de alivio. Para ellos, la legislatura catalana murió hace tiempo, aunque no se habían atrevido a romper el noviazgo. Ahora, los republicanos pueden trazar su plan para atraer al independentismo tranquilo, que prefiere acaparar fuerzas antes que volverse a estrellar contra el Estado por falta de una mayoría social independentista

Con la convocatoria sin fecha que anunció el miércoles, Torra busca ganar tiempo para que Junts per Catalunya se reorganice y encuentre un candidato distinto a él si el TS finalmente ratifica su inhabilitación por el caso de los lazos amarillos. Los neoconvergentes, escribe Miquel Noguer en El País, “tienen que ver ahora si echan mano de Puigdemont, huido a Bélgica y que también está pendiente del suplicatorio en el Parlamento Europeo para ser juzgado en España, o si optan por una cara de la nueva generación convergente forjada alrededor del expresidente”.

La elección de candidato parece más sencilla en ERC, donde su principal obsesión es aprobar las cuentas y ganar el relato de gran gestor. Oriol Junqueras, en prisión e inhabilitado por el Tribunal Supremo, ha apostado públicamente por Pere Aragonès. Roger Torrent también quiere competir por la carrera para ser presidenciable, pero sus oportunidades han menguado. La mayor crisis política de España cierra un nuevo capítulo a la espera de tener fecha para abrir otro. Las cartas están sobre la mesa, pero ¿de quién serán las manos?

Iberia Navidad
Sergio García M.

La gran coalición: los apoyos de los sublevados contra la Segunda República española

Entrada anterior

‘Brexit day’: ¿adiós, Reino Unido… o hasta pronto?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Política