Política

Experimentemos con la renta básica universal

0
Experimentemos con la renta básica universal 1

Cuando hablamos de progreso social siempre miramos a los países escandinavos con cierta envidia por lo que han conseguido. En esta ocasión, tenemos que fijarnos en Finlandia, donde un grupo de 2000 ciudadanos desempleados han sido elegidos mediante un muestreo aleatorio para ser los ‘conejillos de indias’ de un experimento económico que acaparará la atención de medio mundo. La Seguridad Social finlandesa pretende evaluar los efectos de la implantación de una renta básica para estos elegidos, que cobrarán 560 euros libres de impuestos a partir de enero.

El Gobierno finlandés, conservador, hace este experimento para adelantarse a ese futuro que nos espera a la vuelta de la esquina y que viene acompañado de un perverso adelanto: la automatización de la fuerza laboral. La progresiva implantación de robots provocará una profunda pérdida de puestos de trabajo tradicionales. Josep María Ganyet, que firma sus artículos como ‘etnógrafo digital’, señaló en La Vanguardia que el gigante de las compras online, Amazon, ha diseñado en Seattle un supermercado en el que ya no hay que pasar por caja para pagar: diversos sensores anotan lo que hemos adquirido y lo cargan directamente en la cuenta de cada cliente.

[pullquote]Los trabajadores de carne y hueso, paradójicamente, van a quedarse obsoletos[/pullquote]

Desde la cuna de la comida basura se trabaja en una idea similar. McDonald’s estudia desde hace tiempo un sistema de cajas robotizadas que sustituirán los ‘procesos sin valor añadido’, un eufemismo que, en la práctica, supone que cuando el salario mínimo suba por encima del coste de mantenimiento de un robot, los trabajadores de carne y hueso se habrán quedado obsoletos. Algo similar puede suceder con los taxistas y demás conductores que presten un servicio público con la llegada de los vehículos automáticos de Google; con los transportistas, que serán reemplazados por los drones de Amazon; o con los soldados, sustituidos por robots, etc.

Elon Musk, CEO de Tesla y Solar City, ya alertó de las consecuencias de la automatización del trabajo y dijo que, como las personas seguirán teniendo las mismas (si no más) necesidades, pero habrá menos puesto de trabajo, “hay una buena posibilidad de que se instale una renta básica”. El concepto de pleno empleo, en unos años, se verá como una realidad difusa, imposible, no tendrá sentido porque, simplemente, no habrá puestos de trabajo para todos. Los gobiernos deberían avanzar y probar recetas nuevas para organizar las sociedades del futuro, tal y como ha hecho nuestro vecino del norte.

Roope Monka, cofundador de Demos Helsinki, el primer think tank independiente de los países nórdicos, señala, según recoge El País, que en un país como Finlandia, en el que la cultura de la responsabilidad se respira en cada esquina, esta remuneración adicional es vista por gran parte de la sociedad –políticos y expertos también– como una oportunidad para engrasar la economía y animar a la población a iniciar negocios.

[pullquote]Tendremos que esperar cinco años para comprobar el impacto de esta medida[/pullquote]

La renta básica propiciada desde Helsinki, cuyos informes fiables tardarán en llegar unos cinco años, será de 560 euros y no se verá reducida por ningún otro ingreso que los beneficiarios pudiesen obtener. Es más, en caso de encontrar empleo, los participantes continuarán cobrando esta paga, aunque una cantidad equivalente se les deduciría del cobro de determinados beneficios sociales. Sin embargo, sí existen algunas limitaciones: iniciar el servicio militar, empezar a cobrar una pensión o mudarse fuera del país son algunos impedimentos para cobrar esa prestación.

 

Iberia Alexa
Sergio García M.
Periodista. Redactor jefe de Analytiks.

Netanyahu inicia la ‘era Trump’ tras el divorcio con Obama

Entrada anterior

La recuperación del bipartidismo y la decadencia de la izquierda

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Política