Política

¿Indultará Sánchez a los condenados por el ‘procés’?

0
Pedro Sánchez nuevas elecciones

Es como un juego de niños: los partidos de la derecha quieren que Pedro Sánchez conteste a toda costa a la pregunta del millón: «¿Indultará el presidente del Gobierno a los condenados del procés, una vez que le Tribunal Supremo haya hecho su trabajo?» Ha sido conmovedor ver a Pablo Casado y a Albert Rivera repitiendo incansablemente la pregunta con ojos inyectados en sangre y gesticulación reprobatoria, dando ya por supuesto que el “felón Sánchez” (el insulto es de Casado) es en realidad un traidor a la patria, dispuesto a ponerla en manos de sus enemigos, que la romperán  irremisiblemente, con tal de conservar un minuto más el sillón de la Moncloa y de seguir disfrutando del Falcon en el que gusta de solazarse y viajar para colmar su ego inagotable. La inquisición a que se ha visto sometido Sánchez se parecía a las bíblicas ‘trampas saduceas’ que contaban antaño los profesores de Religión al explicar el Antiguo Testamento  y que hacían referencia a aquellas disyuntivas en que tanto el “sí” como el “no” resultaba indecente.

Es insólito que en un régimen democrático medianamente maduro la oposición pulse estas teclas, que presuponen que la audiencia está formada por ciudadanos incultos, incapaces de entender lo que ocurre. Pero en todo caso, la respuesta que dio Sánchez fue la única que cabía en una ocasión tan excéntrica: sería inaceptable, además de insólito, que el jefe del Ejecutivo interfiriera en la actividad del Poder Judicial adelantándose a sus sentencias y anunciando su disposición a indultar o no a los condenados en una causa que se está juzgando.

Naturalmente, quienes ya tuvieron el arrojo necesario para formular la pregunta, no se conformaron con la respuesta: a su entender, la contestación era una simple evasiva, que al serlo demuestra sin lugar a dudas que la felonía (Casado, de nuevo) está en marcha. Es muy probable que quien se haya parado a observar todo este proceso, reiterado desde hace días y representado también en los debates, se haya convencido definitivamente de que quienes juegan ese juego de niños con el propósito, vano por lo demás, de desgastar a un adversario, no tienen altura intelectual suficiente par aspirar a casi nada en política.

Quien se haya parado a observar todo este proceso se habrá convencido de que quienes juegan ese juego de niños con el propósito de desgastar a un adversario, no tienen altura intelectual suficiente par aspirar a casi nada en política.

La cuestión

Pero vayamos, si me lo permite el lector, al fondo del asunto, que Sánchez no puede resolver taxativamente pero nosotros sí: ¿Indultará Sánchez, o cualquiera de sus epígonos en el gobierno de España, a los que puedan resultar condenados por el ‘procés’?

La respuesta es sencilla: si el conflicto catalán desemboca mediante arduo e intenso debate en una solución negociada, que se plasme en una reforma estatutaria, con o sin reforma constitucional, es evidente que el indulto podría coronar el acuerdo, ya que no tendría sentido que, una vez zanjado el diferendo, se mantuviera innecesariamente el castigo a quienes infligieron un daño ya reparado al Estado de Derecho. Y al mismo tiempo, ha de decirse que ni Sánchez ni quien le suceda al frente del Gobierno se avendrá a situar los indultos en la balanza de una negociación. Pablo Iglesias sugirió estas evidencias al decir en el debate del lunes en TVE que todos los presentes sabían que el conflicto catalán sólo se resolvería mediante el diálogo y la negociación. En ese mismo sobreentendido están inclusos los indultos. Y traerlos a colación por separado es directamente una estupidez.

Antonio Papell
Director de Analytiks

Casado y Rivera, por un antinacionalismo agresivo

Entrada anterior

Cómo mirar a la muerte

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Política