En PortadaEuropaPolítica

Maniobras de distracción

0
Abascal

Alguno ha recordado que mientras todos estamos lógicamente absortos en la guerra de Ucrania, un nuevo e incomprensible genocidio a manos del autoritarismo populista de Putin, el líder del PP de Castilla y León se dispone a firmar un pacto de gobierno con VOX. Mientras los medios consumen todas sus energías en el conflicto y pasan de puntillas sobre las cuestiones domésticas, obviamente secundarias si las se las compara con la tragedia que nos embarga.

A VOX le viene estupendamente que sus críticos nos tengamos que ocupar de otras cosas, pero no sería sensato que el estreno de Feijóo como líder de la derecha popular, se supone que más consciente que la anterior, tan superficial y vociferante, fuera la digestión de un inmoral acuerdo con la extrema derecha, que sigue manifestando un racismo estremecedor, que niega la violencia de género, que detesta el pluralismo territorial que emana de nuestra Constitución.

Sin embargo, nadie debería dejar de ver que, precisamente en estos momentos angustiosos, el sátrapa Putin ha ordenado a un banco estatal ruso que, con vistas a las elecciones presidenciales próximas, conceda nueve millones de euros a Rassemblement National, el partido de ultraderecha de Marine Le Pen, muy semejante a VOX y al que los bancos franceses no ayudan, para respetar el cordón sanitario que las fuerzas democráticas tienen establecido frente a la ultraderecha.

Aunque nadie quiera ahora mostrar cercanía con respecto al genocida Putin, es obvio que las simpatías de la ultraderecha europea siguen estando dirigidas al sátrapa.

De hecho, el único artículo que he leído elogiando a Putin estaba publicado hace unos días, en el diario conservador español ABC. No puede, pues, el PP simplificar su renovación, que ha de verse con claridad y sin pretextos, pase lo que pase en Ucrania.

Macron: una desglobalización controlada

Entrada anterior

Matthias Sindelar, el Fred Astaire del fútbol

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en En Portada