DebatePolítica

Niños en el Congreso

0
Niños en el Congreso 1

El bebé de la diputada de Podemos Carolina Bescansa fue la estrella de la ceremonia de constitución del Congreso de los Diputados el pasado miércoles. La presencia ostensible del pequeño causó sensación y hubo división de opiniones entre quienes denunciaron una operación de simple y recriminable postureo y quienes vieron el gesto como una legítima llamada a la causa de la conciliación.

Para gustos, los colores, pero la realidad es que, aunque en el Congreso de los Diputados haya guardería no sólo para los hijos de los diputados sino también para los de los demás trabajadores de la institución, el problema de la conciliación no está ni mucho resuelto en este país, con lo que se mantiene una flagrante discriminación entre sexos. Y ni siquiera la igualdad teórica formalizada en las leyes se traslada a la práctica, como lo demuestra el hecho de que en este Congreso del cambio, donde ha entrado la modernidad a raudales, la mujer represente sólo –todavía- el 40% del colectivo.

Fuera cual fuese, en fin, la intención de Bescansa, es oportuna la llamada de atención. La mujer que quiera ser madre tiene todavía frente a sí un calvario laboral inaceptable, y en muchos casos su vida profesional se resentirá irremediablemente. Cuanto se haga para corregir esta situación debe ser saludado con júbilo.

El Rey no viaja a Riad

Entrada anterior

El adanismo de Podemos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Debate