DebatePolítica

¿Es tiempo de pactos? Una estrategia audaz, innovadora… y a la altura de Europa

0
Espadas y Moreno PSOE PP Andalucía

Cuando se trata de frenar a la ultraderecha, el deseo de realizar un gran pacto se hace fuerte en el ideario de socialdemócratas, conservadores tradicionales y liberales moderados. Francia es una buena escuela de pactos. A comienzos del milenio, allá por 2002, los socialistas franceses pidieron apoyar a Jacques Chirac para bloquear a Jean-Marie Le Pen, a quien consideraban “un peligro para la República”. Más recientemente, en 2017, socialistas y conservadores salieron en tromba a apoyar a Macron para frenar a la heredera de la ultraderecha gala, Marine Le Pen.

A escala nacional, tender un puente entre el PSOE de Sánchez y el PP de Casado parece una misión imposible dados los precedentes. Ambos líderes se evitaron durante el desfile de la Hispanidad, tanto en público como en privado. Sin embargo, un movimiento innovador y valiente parece estar cociéndose en Andalucía entre Juan Espadas, secretario general del PSOE andaluz, y Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta y líder del PP de Andalucía. Como ya contamos en Analytiks, Espadas, que ha llegado a acuerdos con la oposición en varias ocasiones, ha tendido la mano a Moreno para aprobar los presupuestos, dar estabilidad a la región y aislar a Vox.

Únete al debate y opina sobre el posible acuerdo sobre Presupuestos entre PSOE y PP Andalucía: https://www.facebook.com/groups/687857674975168/permalink/1252187951875468/

Alrededor de Vox se tejería un cordón sanitario entre las dos principales formaciones políticas del país, algo que ya ha ocurrido en otros lugares de Europa. Ya hemos mencionado el caso de Francia, pero este gesto no tiene denominación de origen. En Suecia se aisló a los populistas antiinmigración y eurófobos Demócratas Suecos de Jimmie Akesson (en 2018, cuando contaban con 62 diputados); en Alemania es bien conocido el pacto entre democristianos y socialdemócratas para aislar a los ultras; y en los años 70, en plena Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill y el laborista Clement Attlee pactaron un acuerdo de coalición.

Los tiempos difíciles necesitan movimientos valientes. Lo que Espadas intenta hacer en Andalucía es arriesgado y complicado porque se rema a favor del principal partido de la oposición. Pero quizá esto sea lo mejor para España. Hay muchos sectores de la población que consideran que hay que poner sobre la mesa los principales problemas del país —la pobreza, el paro juvenil, la planificación de los casi 20.000 millones de euros que nos llegan desde Europa y un largo etcétera— y guiar al PP para que no se desvíe del centro y termine en los brazos de la ultraderecha para llegar al poder. Si todo esto es una estrategia del PP de Andalucía quedará patente que lo que pretenden los populares es una unión con Vox y un adelanto electoral.

Si todo esto es una estrategia del PP de Andalucía quedará patente que lo que pretenden los populares es una unión con Vox y un adelanto electoral.

Aquí no está solo en juego el futuro de la formación conservadora o el de la socialdemócrata, sino el del país. Si nos ponemos frente al espejo, ¿quién queremos ser? ¿Como Alemania o Suecia? ¿Como Polonia o Hungría? Estos dos últimos países tienen una crisis abierta con la UE por sus políticas autoritarias y homófobas. España no merece retroceder a ese tiempo en blanco y negro, por lo que cualquier sacrificio que conduzca a un aislamiento de Vox debe ser bienvenido.

 

analytiks

El problema social de la vivienda

Entrada anterior

Pérez-Reverte y los héroes: El italiano, 2021

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Debate