Tech

La imparable decadencia de la TDT

0
La TDT pierde terreno

La TDT comienza a cavar su propia tumba. Según las cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) los españoles cada vez la ven menos. Un informe realizado por el organismo regulador asegura que la cifra es la peor de la historia de la televisión digital terrestre. La forma de consumir contenidos ha cambiado, y mucho, debido a Internet y sus consecuencias (YouTube, Netflix, etc.).

El porcentaje de consumo para la TDT es el dato histórico más bajo debido al aumento de las suscripciones de televisión de pago en España, según los datos arrojados por el portal de Efe, CNMCData. En nuestro país consumimos unas 4 horas de televisión al día. La mayoría de este tiempo conectamos con la TDT, aunque el porcentaje va perdiendo terreno a favor de la tele de pago. Es más, el primer trimestre de 2018 marcó su dato más bajo: 76,6 % para la TDT, el 2,8 % para la televisión por satélite y el 20,6 % para las plataformas de TV por cable.

La tele de pago, la niña mimada

Nos gusta la televisión de pago y cada vez menos la TDT. La mayoría de las veces que contratamos estos servicios lo hacemos con uno de esos ‘packs’ en los que nos incluyen el servicio de telefonía fija y móvil, la banda ancha, etc.

A final del primer trimestre de 2018 había 6,72 millones de abonados a la televisión de pago; el 89 % de ellos tenía contratada alguna modalidad de servicios en ‘pack’.

La IPTV

Pero a los españoles también nos empieza a gustar la Televisión por Protocolo de Internet, también conocida como IPTV. Este tipo de tv utiliza sistemas de distribución por suscripción de señales de televisión de pago mediante conexiones de banda ancha a través de fibra o de XDSL, utilizando un protocolo IP. Esto último es clave para diferenciar a la IPTV de la televisión online. Dado que se reserva un determinado ancho de banda para prestar el servicio de la televisión, se garantiza una cierta calidad del servicio. Algunos ejemplos de esta tecnología son Movistar +, Vodafone y Orange, según Efe.

La televisión online es, en cambio, aquella que se distribuye a través de Internet, pero sin que el proveedor de Internet tenga el control de la transmisión final. Es decir, es como si tienes una televisión inteligente con Netfilx ya instalado. Nos dijeron que la TDT era el futuro. En breve, será el pasado.

Leer más: ¿Por qué algunos gurúes de Silicon Valley no quieren que sus hijos accedan a la tecnología que ellos mismos crean?

analytiks

La ola demócrata y sus implicaciones en el nuevo mapa estadounidense

Entrada anterior

7 consideraciones tras las ‘midterms’ de 2018

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tech