Tecnología

Un futuro sobre ruedas: los cambios que propiciará la llegada del vehículo autónomo (III)

0
Un futuro sobre ruedas: los cambios que propiciará la llegada del vehículo autónomo (III) 1

Con este artículo ponemos fin a la serie que hemos realizado sobre el futuro de los vehículos gracias al estudio realizado por el ThinkHub de la Fundación Caminos. (Aquí puedes leer el primer artículo y aquí el segundo). Los coches autónomos cambiarán muchos aspectos de nuestras vidas, y también propiciarán cambios en el viario, tanto en equipamientos como en sus condiciones de uso y regulación, que serán de distinta naturaleza según sea urbano o interurbano. “Se deberá acometer la nueva evaluación de la capacidad viaria y de su gestión y muy probablemente el establecimiento de carriles gestionados segregados, especialmente durante el periodo de transición o de coexistencia de vehículos autónomos y tradicionales”, dice el estudio.

Las ciudades también verán modificadas su morfología, ya que se deberán reasignar nuevos espacios de aparcamiento en lugares urbanísticamente adecuados para el almacenamiento de flotas. “La distribución de mercancías en las ciudades es también otra actividad que se transformará y producirá cambios en las ciudades. Debido a la agilidad en los procesos económicos de decisión empresarial, el automatismo llegará antes al transporte colectivo, incluso al transporte pesado por carretera”, explica el estudio.

También modificará el mercado laboral y la competitividad. Por un lado, se reducirán los costes del transporte y la ya comentada posibilidad de emplear el tiempo para otras actividades mientras se viaja; por otro, se producirán implicaciones en el empleo por la reducción de conductores de flotas empresariales y de taxis, y en autoescuelas, a cambio de nuevos empleos en la creación de redes y centros de control y en la gestión de los mismos y de las flotas.

“La mayor conciencia medioambiental está llevando a que la investigación en el ámbito de la automoción se dirija hacia la búsqueda de nuevos mecanismos de propulsión que contaminen lo menos posible. De ellos, el que más importancia ha adquirido es el vehículo eléctrico, cuya comercialización y venta se está extendiendo en los últimos años en los países desarrollados. Con todo, el resultado final del consumo energético total es incierto, ya que dependerá del equilibrio de dos fuerzas contrapuestas: el previsible incremento de la movilidad que hará crecer el consumo de energía; y la mayor eficiencia energética de la conducción inteligente desde varios puntos de vista”, explica el informe.

El transporte, como ya hemos dicho en el artículo anterior, será más barato, lo que redundará en una mayor competitividad de las regiones periféricas y una mayor actividad del sector turístico. El vehículo autónomo generará también “una importante actividad de investigación y desarrollo en múltiples aspectos, como protocolos de comunicación, software de control, sensorización, etc.”, añade la investigación.

Todos estos cambios que venimos contando en estos artículos no se realizarán bruscamente, será un proceso transitorio durante el cual los vehículos con automatismo creciente coexistirán con otros vehículos convencionales y sistemas de comunicaciones incompletos. Pero llegará.

analytiks

Catar: un horizonte de esperanza en Oriente Próximo

Entrada anterior

Podemos-PSOE: una relación gélida

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tecnología