Tecnología

Facebook financia experimentos para crear un dispositivo capaz de leer la mente

0
Facebook quiere leer tu mente, así que si estás leyendo esto Zuckerberg lo sabría

Facebook es una de esas compañías tecnológicas que más sabe de nosotros. Gracias a los datos que recopila de los usuarios, Mark Zuckerberg ha creado un poderoso imperio. Y ahora quiere ir más allá. Su próxima frontera: crear un dispositivo capaz de leer la mente humana. ¿Estamos preparados para asumir las consecuencias de lo que esto supondría?

Un artículo publicado por el MIT Technology Review asegura que, en 2017, la firma anunció que quería crear un dispositivo en forma de diadema que permitiera a la gente escribir a una velocidad de cien palabras por minutos, simplemente pensando. Dos años después, Facebook revela que ha estado financiando una importante investigación en la Universidad de California para desarrollar decodificadores del habla capaces de determinar lo que la gente está tratando de decir mediante el análisis de sus señales cerebrales.

Contenidos_

Facebook, más allá del dato

La investigación, sigue el artículo, es importante por dos motivos: por un lado, ayudaría a determinar si es posible la creación de un dispositivo cerebral portátil; por otro, porque estamos ante el primer gigante tecnológico involucrado en la obtención de datos directamente de las mentes de las personas. Si se da este paso –es decir, si son capaces de diseñar un aparato que lea la mente–, los gobiernos tendrán que diseñar una normativa acerca de la recolección, el almacenamiento y el uso de los datos cerebrales.

Facebook asegura que la investigación está en curso y que ahora está financiando un proyecto en la Universidad de California para tratar de restaurar la capacidad de comunicarse de una persona discapacitada con un impedimento en el habla.

Controlar la música mentalmente

Por otro lado, la publicación del MIT destaca que Facebook quiere crear una especie de auriculares que permitan a los usuarios controlar la música o interactuar en la realidad virtual utilizando sus pensamientos. Para ello, la empresa de Zuckerberg también quiere diseñar unos auriculares que permitan a los usuarios controlar la música o interactuar en la realidad virtual utilizando simplemente sus pensamientos.

Para este fin, Facebook ha financiado el diseño de sistemas que escuchan el cerebro desde fuera del cráneo utilizando fibra óptica o láser para medir los cambios de flujo sanguíneo, similar a una máquina de resonancia magnética. Los patrones de flujo sanguíneo representan solo una pequeña parte de lo que sucede en el cerebro, pero podrían ser suficientes para distinguir entre un conjunto limitado de órdenes.

La compañía tecnológica ha escrito un post en el que asegura que “ser capaz de reconocer solo unos pocos comandos imaginados, como ‘Inicio’, ‘Seleccionar’ y ‘Borrar’ proporcionaría formas totalmente nuevas de interactuar con los sistemas de realidad virtual y con las gafas de realidad aumentada del mañana”.

¿Y la privacidad?

Los usuarios tienen motivos más que fundamentados para dudar de que se pueda confiar en Facebook. Nita Farahany, profesora de la Universidad de Duke especializada en neurociencia, sostiene que “el cerebro es el único lugar seguro para la libertad de pensamiento, fantasía y disidencia. Estamos a punto de cruzar la última frontera de la privacidad en ausencia de cualquier tipo de protección”.

El reportaje del MIT TEchnology Review asegura que se desconoce cuánto dinero aporta Facebook a la universidad ni cuánto saben los voluntarios sobre el papel de la empresa porque en los formularios de consentimiento incluyen varios patrocinadores potenciales de la investigación. Por cierto, los empleados de Facebook pueden acudir a las instalaciones de la universidad para estudiar los datos en cualquier momento.

Un lector del cerebro podría ser una forma muy cómoda de controlar los dispositivos que nos rodean, pero también significaría que Facebook estaría escuchando señales cerebrales que, en teoría, podrían darle mucha más información, como la forma en que la gente está reaccionando a sus mensajes y actualizaciones.

Pedro Luis de Gálvez, un poeta bohemio represaliado por el franquismo

Entrada anterior

El retraso de la investidura: la parálisis política deteriora el Estado autonómico

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Dejar un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Tecnología